*

Bitcoin (24h)
1.35% Ars
100036.05
Bitcoin (24h)
1.35% USA
5774.09
Bitcoin (24h)
1.35% Eur
$4896.52
Labs

El argentino que cree posible hacer exámenes médicos con una gotita de saliva

El emprendedor y científico Federico Marque, ganador del Impactec 2015, está en los estadíos finales que le permitirán tener un prototipo con el que saldrá a buscar financiación.

Por Sebastián de Toma - 04 de Julio 2016
El argentino que cree posible hacer exámenes médicos con una gotita de saliva

Infotechnology.com habló con Federico Marque, ganador del Impactec 2015, sobre el proyecto que está llevando a cabo actualmente: el desarrollo de un artilugio que permita detectar enfermedades crónicas a través de la saliva y, de esa manera, conseguir democratizar la salud. Además, nos contó cómo fue su experiencia en la Singularity University, la “universidad más innovadora del mundo”, situada en la NASA.

Marque estudió ingeniería industrial y si bien sus primeros pasos en el mundo laboral fueron en megaempresas, comenzó a volcarse hacia el mundo social: primero fundó las ONGs El Arranque y la Flecha y luego se sumo al equipo de la ONG Emprear.  Con científicos cofundó la empresa de investigación y desarrollo en biotecnología Bioimanay, en donde lograron “crear levaduras con genes de mamíferos para producir anticuerpos para salud y enzimas para procesos de la industria alimenticia”, según reza su perfil de TEDxUTN. Tras volver de Singularity, con tres compañeros crearon Morpheo, el emprendimiento en el que ahora están trabajando.

Estás trabajando en un aparato para detectar enfermedades crónicas a partir de fluidos. Contame un poco más. 

Las enfermedades crónicas son la principal causa de muerte, dos de cada tres personas mueren por una enfermedad crónica, principalmente problemas cardíacos, cáncer, Alzhéimer, Párkinson, que no son contagiosas y se producen a lo largo del tiempo. Si tu cuerpo está en condiciones poco saludables con el paso de los años, te empezás a enfermar de eso.  Entonces, cuanto antes lo detectes, mejor. En zonas de bajos recursos no tenés profesionales que estén capacitados para tomar muestras de sangre. En cambio, tomar una muestra de saliva es más simple, puede ir cualquier persona local y toma muestras, llevárselas a un laboratorio y tener los resultados. Ese es un impacto. El otro es apuntar a un dispositivo que no necesites llevarlo a un laboratorio, que tengas el resultado en el momento, en el celular y que lo tengas en tu casa, entonces ya no va a hacerte análisis una vez por año sino una vez por mes y que lo detectes a tiempo. Y lo siguiente es que si te haces análisis con mucha frecuencia, podés empezar a detectar patrones. Con las herramientas de inteligencia artificial, así como Google predice el tráfico, podés tomar todas las medidas y predecir hacia a dónde estás yendo. Conectado con los médicos, con científicos, tomando información de todos los usuarios. Eso le va a permitir a esta herramienta, atacar los problemas antes que ocurran, antes que te enfermes.

En términos de desarrollo ¿en qué estadío están, cuánto les falta?

Usamos varias tecnologías distintas, una es identificar qué sustancias tenés que medir en el cuerpo, que las pueda ver en la saliva, que tengan relación con enfermedades ahora y predecir enfermedades. Esa es una línea de investigación. El mes que viene vamos a hacer unas pruebas en Buenos Aires con proteína, para demostrar que en la saliva se puede medir, que no hace falta sangre, es una proteína relacionada con problemas cardíacos. Después tenemos que desarrollar unos sensores que sean capaces de detectar esa proteína en la saliva, tienen que ser muy sensibles que antes no existían. Hay un científico en Israel que está trabajando en esto que se llama ADN origami, que es usar lo que son las letras del ADN que se pegan entre sí, que lo podés usar para ver objetos en el espacio en objetos que tengan funcione, como un robot. Eso lo haces una computadora, lo simulás, lo terminas sintetizando. Esas moléculas son los sensores que van a detectar esa proteína en la saliva. La idea es tener a fin de año, un primer prototipo para levantar capital.

¿Recuperaron algo de inversión ya? ¿Cuánto tienen pensado levantar?

Por el momento estamos invirtiendo nosotros y ganamos el StartUp Chile que nos da fondos. Con eso estamos desarrollando la aplicación, el software, etcétera. Respecto al capital, estamos pensando en una primer ronda de un millón de dólares para este año y después van a hacer falta más millones, al menos 4 millones.

Para que esto tenga un uso comercial, ¿tienen idea de lo que puede llegar a tardar?

Es difícil calcularlo, esperamos que nos tome todo el 2017.  Es optimista igual.

Entonces, con el aparato que quieren están buscando desarrollar, se va a poder sacar el patrón de una sola persona y además vas a poder ver hacia dónde va la humanidad como especie…

Y eso también lo podés relacionar con el ADN, porque los resultados dependen de cómo es tú genética y todo eso es mucha estadística en mucha población y todo en tiempo real que ya está pasando. En los Estados Unidos nos regalaron un kit que se llama Twenty three and me: mandas una muestra de saliva por correo y te hacen un estudio de ADN de varias enfermedades y después de temas de dónde venís, te relacionan con parientes, cosas que parecen pavadas, como color de ojos, color de pelo y cuestiones así. Lo groso es que un montón de reportes de posibles enfermedades. Y mi médico de cabecera no tenía idea, me dijo que podemos buscar un genetista que conozca del tema. En realidad es información que va a ser fundamental, porque del ADN dependen un montón de cosas y los médicos no lo saben. Cuesta alrededor de 150 dólares y se hace una vez nada más porque el ADN no cambia.

Cambiemos de tema: fuiste a Singularity el año pasado ¿Qué tal te resultó la experiencia?

Increíble, te vuela la cabeza, mal. Por un lado lo más famoso de Singularity es ver todas las últimas tecnologías de todo, es decir de biotecnología, nanotecnología, robótica, inteligencia artificial, realidad virtual, todo como está cambiando el mundo y como crece a un ritmo exponencial; es el crecimiento de la computación, que hoy hace que tengamos en un celular una súpercomputadora, que antes no existía en ningún lugar del mundo, que era de la NASA y ahora millones de personas tenemos eso. Eso mismo está pasando con el resto de las tecnologías que usan poder de computación, eso es genial. En uno de los rubros que conozco, la biotecnología, el costo de secuenciar un genoma, que es leer todas las letritas de tu ADN, bajó de miles de millones a cientos de dólares. Es algo que pasó con el celular, con esto vas a poder analizar un ADN…
Surgieron herramientas en todos estos años sobre como modificar esas letras y justo,  esta semana hicieron por primera vez el tratamiento de modificar un ADN a un chico con una enfermedad genética. Eso bueno, es un tratamiento médico, pero estamos hablando que podés modificar el ADN de seres vivos, humanos, animales.

¿A un ser vivo ya “funcionando”?

En nuestra empresa ya hicimos algo que es insertar un gen humano a una levadura, a un hongo, entonces esa levadura fabrica una sustancia humana. Eso que ya se conoce hace años, cada vez es más fácil. Lo que antes lo hacía solo un científico, en breve lo va a poder hacer cualquiera, como antes, las computadoras que eran solo para el científico, que ahora lo hace un programador en su casa sin siquiera ser ingeniero, eso mismo va a pasar con el ADN con robótica, con todo. Ese es uno de los ejes que tiene Singularity que te deja ver los avances de la tecnología.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas