*

Labs

Alumnos del ITBA quieren salvar el medioambiente y ahorrar US$ 29.000 millones por año

Un equipo del ITBA ganó una competencia del MIT con una propuesta que llevaría a ahorra más del 10% del consumo energético residencial a escala global. El proyecto fue seleccionado sobre un total de 60 propuestas y 500 participantes de todo el mundo. Por Sebastián De Toma - 29 de Agosto 2016
Alumnos del ITBA quieren salvar el medioambiente y ahorrar US$ 29.000 millones por año

El equipo “Kiri”, del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA), ganó la competencia internacional “Climate Colab”, organizada por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Los integrantes de “Kiri”, coordinados por el ingeniero Eduardo Fracassi, presentaron un proyecto en el que proponen que los aires acondicionados gasten menos energía y, por ende, emitan menos gases contaminantes. ¿Cómo? Estos equipos deberían tener como temperatura mínima posible los 25º cuando operan en modo de enfriamiento, en lugar de los 18º que tienen en la actualidad. Este mínimo debería venir configurado de fábrica.

A los equipos que ya están en el mercado se les incorporaría un controlador intermedio inteligente que permitiría que el equipo gaste menos y brinde más confort. A su vez, estaría conectado con el teléfono celular o con la computadora. Para ello, el equipo “Kiri” pensó una App a través de la cual los usuarios recibirían consejos y el recuento de cuánta energía se ahorró. Una posibilidad adicional es que los gobiernos podrían recibir datos sobre cuánta energía se gasta y premiar así a los que ahorran.

Leer más: Smart energy: ¿cómo la tecnología resolverá nuestra falta de electricidad?

“Nuestro trabajo básico es concientización en cambio climático, hacer que la gente tome conciencia de la urgencia de revertir el cambio climático para asegurar una calidad de vida para toda la población del planeta”, dice Fracassi en diálogo con Infotechnology.com. “Esto es una tarea de todos y la tarea de concientización es muy importante.”

El proyecto ganador

Esta propuesta, que suena simple, si se implementará a escala global significaría un ahorro de 327 TWh de energía eléctrica, que equivalen al consumo anual de países como Inglaterra o Italia. Y las emisiones de dióxido de carbono que no llegarían a la atmosfera producto del ahorro energético son equivalente a las emisiones de un país como la Argentina o Venezuela. Lo que es más: el mundo se ahorraría US$ 29.500 millones, o el Producto Bruto Interno de países como Paraguay, Camerún o Bolivia.

Todo esto cobra especial significación cuando se sabe que la idea la tuvo una alumna del ITBA de sólo 19 años. “Hicimos una tormenta de ideas y esta alumna dijo ‘mi papá y mi mamá duermen con el aire acondicionado a 18 grados pero como tienen frío, se abrigan’ y era justo lo que estábamos buscando, una idea tan sencilla que la gente la tuviera en la punta de la nariz pero no se diera cuenta”, relata el ingeniero coordinador.

Leer más: El plan global para terminar con la contaminación del aire

Para mensurar la propuesta realizada, Fracassi explica que “con sólo cambiar el seteo del aire acondicionado de 23 a 25 grados, el ahorro de energía pasa de 4% al 14%, es decir aumenta en un 350%”. Además, agrega, “las empresas de distribución y generación de energía también se ven beneficiadas porque al disminuir el consumo de energía se evitarían los cortes”, tan habituales durante los últimos veranos. El proyecto completo está disponible online: http://climatecolab.org/contests/2016/industry/c/proposal/1329804.

“Salimos de once candidatos en la categoría industria. Se presentaron 500 propuestas y hubo 60 finalistas y nosotros estamos dentro de los 60 finalistas y en nuestra categoría ganamos los dos premios, premio a la elección de los jueces y el premio al proyecto más votado. Fuimos el segundo proyecto más votado en toda la competencia considerando las 14 categorías”, relata, visiblemente orgulloso.

Repercusiones

Estos chicos, junto con el coordinador, recibieron la felicitación del presidente Mauricio Macri en la residencia de Olivos el pasado 19 de agosto. “Fíjate la metáfora –puntualiza el coordinador-, la chica de 19 años le está diciendo al papá lo que tiene que hacer. Ella no toma conciencia de todo eso. A los 19 años te llama el Presidente para verte ¿cuántas veces te pasa eso en la vida?”

El nombre del equipo, “Kiri”, fue sugerido por una de sus integrantes, Aylin Vázquez Chenlo, estudiante de Bioingeniería. Kiri es un árbol frondoso de China, que crece en suelos infértiles y absorbe diez veces más cantidad de dióxido de carbono que otras plantas.

Los estudiantes del ITBA que participan del equipo son: Aylin Vázquez Chenlo (Bioingeniería), Marina Fuster (Bioingeniería), Lucía Montoya (Ingeniería química), Victoria Hyde Lord (Ingeniería industrial), Melina Piacen (Bioingeniería), Marco Esposito, (Bioingeniería), Mariano Redel (Bioingeniería), Martina Rotondo (Ingeniería industrial), Lucía Osimani (Bioingeniería).  Además, forman parte de “Kiri” una red de ingenieros, varios de ellos graduados del ITBA, e interesados en la temática que colaboraron con sugerencias e información de valor.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Luis Imodo Reportar Responder

Se me ocurre otra genial idea. Que los automoviles vengan limitados de fabrica a un maximo de 40KM/h. Con eso se evitarian miles de muertes en accidentes de transito

Notas Relacionadas