Según la Justicia argentina, subir una película a YouTube no es un delito penal

 La Sala V de la Cámara del Crimen sobreseyó a los diez denunciados, entre los que se encontraban los responsables de la empresa y los usuarios que cargaron el video en la plataforma.

26 de Noviembre 2013
Según la Justicia argentina, subir una película a YouTube no es un delito penal


La Cámara del Crimen sobreseyó a YouTube en una denuncia penal iniciada por la productora Pampa Films por los beneficios económicos que obtuvieron tanto la plataforma como el usuario que subió la película "Un cuento chino" completa.

youtube2
Crédito: Bloomberg

La Sala V de la Cámara consideró que no hubo delito penal y dejó abierta la posibilidad de iniciar acciones por daños y perjuicios sobre obras con derecho de autor, pero descartó una sanción penal, según informa DyN. Acorde con la productora la película estuvo disponible online en la plataforma durante nueve meses, fue vista por 196.966 personas y se benefició económicamente con las publicidades que muestra. Entre los denunciados se encontraban los administradores de YouTube, los responsables de Google (empresa dueña de la plataforma) y los usuarios que publicaron el video.

Los camaristas Gustavo Bruzzone, Rodolfo Pociello Argerich y Mirta López González confirmaron un fallo de primera instancia que había archivado la denuncia y ahora sobreseyeron por inexistencia de delito a los diez denunciados, dando por cerrada la causa. 

Los jueces explicaron que "la responsabilidad del sitio recién se hará presente, ex post, cuando el que invoca el carácter de titular de un derecho lo puso efectivamente en conocimiento", y agregaron que en este caso YouTube retiró la película cuando fue advertida.

El tribunal también hizo referencia al rol de los usuarios que publicaron la película y sostuvo que la acusación que les encuadra es la de estafa, un tipo penal que requiere un beneficio económico mediante un engaño que genere un perjuicio a la víctima, lo que no se da en este caso. Según sostienen los camaristas los usuarios no obtuvieron ningún beneficio y la película fue publicada conservando sus créditos y sin ninguna modificación.

"El sitio web cuya responsabilidad la querella pretende criminalizar, que reproduce videos on line, esto es, presta un servicio de intermediación para subir contenidos y su característica esencial para socializar información cultural a nivel mundial, le otorgan una condición destacada.‘Esto pone en evidencia que, si bien nos encontramos frente a una actividad riesgosa, por los beneficios mencionados precedentemente en la difusión y promoción de contenidos culturales, es aceptada como un riesgo permitido", sostuvieron los jueces.

Primera parte de la película Un cuento chino, subida a YouTube:



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas