*

Bitcoin (24h)
-3.04% Ars
323751.97
Bitcoin (24h)
-3.04% USA
18506.46
Bitcoin (24h)
-3.04% Eur
$15741.52

Properati y el desafío de la venta de departamentos por celular

La empresa de negocios inmobiliarios online apuesta por el segmento móvil y cuenta su estrategia. 

Por Felix Ramallo - 29 de Julio 2014
Properati y el desafío de la venta de departamentos por celular


 


No sólo los diarios pasaron del papel a Internet. También los avisos clasificados encontraron su lugar en la Web. Tanto las inmobiliarias como los principales medios de comunicación ya tienen su propio sitio en donde muestran y venden departamentos. Para competir con las principales marcas establecidas del sector, en 2012 nació Properati: una empresa creada por Gabriel Gruber y Martín Sarsale, como un spin off de la empresa Sumavisos.

gabrielgruberproperati
Crédito: Gustavo Fernández

Invirtieron US$ 200.000 de su propio bolsillo y luego realizaron una ronda de inversores para recaudar la misma suma. “Con Properati buscamos competirles a todos los grandes. Hoy vemos que la oportunidad más grande que tenemos es en mobile”, sostiene Gruber.

Según el emprendedor, todas las empresas del sector cuentan con su propia app pero no tienen volumen de descargas ni de usuarios. Hoy, un 20 por ciento del tráfico de Properati proviene de la versión móvil de su sitio, mientras que su app de Android cuenta con 10.000 descargas. “Queremos darle más foco a lo móvil. Crear nuestra app para iOS y mejorar la que ya tenemos”, señala.





A diferencia del modelo clásico de avisos inmobiliarios, la empresa vende contactos. “Vendemos potenciales compradores, no cobramos para publicar un aviso o un banner. Tenemos un sistema de análisis en donde el cliente de Properati ve los mensajes que recibió, su perfil, si tiene Facebook o Twitter, entre otras opciones. Para el usuario es gratuito y a nuestro cliente le cobramos 30 pesos por contacto”, explicó. Actualmente el sitio cuenta con 250.000 visitas por mes y 3000 inmobiliarias en el servicio. 

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el número 202 de la revista Information Technology.  



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas