*

Bitcoin (24h)
-.31% Ars
104556.34
Bitcoin (24h)
-.31% USA
5966.44
Bitcoin (24h)
-.31% Eur
$5075.78

Por qué Satoshi Nakamoto, el creador del bitcoin, sería un emprendedor australiano

La revista Wired publicó un artículo en el que revela una serie de evidencias que conectan a Craig Steven Wright con la figura anónima detrás del origen de la criptomoneda. En qué consisten esas pruebas.

09 de Diciembre 2015
Por qué Satoshi Nakamoto, el creador del bitcoin, sería un emprendedor australiano

En marzo de 2014, la revista Newsweek aseguraba que el mito estaba resuelto. El origen del bitcoin –una criptomoneda que a nivel local el Banco Central se encargó de deslegitimar– se escondía detrás de un japonés-estadounidense de 64 años que vivía en Temple City, California, y contaba con una gran colección de trenes a escala. Más de un año después, y luego de que esa teoría se viniera abajo, otras publicaciones norteamericanas dicen tener evidencias que permitirían dilucidar quién está detrás de Satoshi Nakamoto, la figura anónima que en 2009 se atribuía la invención de la minería bitcoin.

Después de que Wired y Gizmodo publicarán artículos sobre los nexos que unen al australiano Craig Steven Wright con Nakamoto, la policía federal de Australia registró su casa y lo detuvo. De 44 años y con residencia en Sidney, para Wired las posibilidades sobre Wright son dos: “O se trata del inventor del sistema Bitcoin o de un bromista que realmente quiere hacerle creer a todo el mundo que lo es”. Aunque la publicación admite que no puede decir que con absoluta certeza que el misterio haya sido resuelto, estas son las pistas que llevaron a la revista a señalar a Wright como el cerebro detrás del sistema de pagos valuado hoy en U$S 5 mil millones:

  • Un post publicado en un blog perteneciente a Wright en agosto de 2008, tres meses antes de que un conocido documento sobre el origen del bitcoin comenzará a circular. En la publicación, el sospechoso mencionaba su intención de lanzar una criptomoneda y hacía referencia a un sistema contable de triple entrada.
  • Un post del mismo blog en noviembre de 2008, en el que Wright decía que quienes quisieran comunicarse con él debían hacerlo a través de un código PGP asociado a Satoshi Nakamoto, ya que mientras que el código PGP de Wright estaba enlazado a la cuenta satoshin@vistomail.com, muy similar a la dirección satoshi@vistomail.com, que Nakamoto usó para enviar el documento mencionado en el punto anterior a una lista de mails cifrada.
  • Una imagen de archivo de un post publicado el 10 de enero del 2009, hoy eliminado. En él, Wright anunciaba el lanzamiento de la versión beta de bitcoin.org. Aunque su publicación data de un día posterior al lanzamiento oficial del sistema Bitcoin, la residencia de Wright en el Este de Australia permitiría atribuir la diferencia de fechas a la diferencia horaria entre ese país y los de Occidente.

Esas evidencias fueron enviadas a Wired por Gwern Branwen, pseudónimo de un investigador en seguridad independiente y analista web, quien habría recibido esa información de una fuente anónima cercana a Wright. Además de ese material, la revista estadounidense recibió un cache con emails filtrados. Entre ellos se encuentran un mensaje del australiano a su abogado en el que imagina un sistema contable similar a aquel en el que se basa la existencia del bitcoin, y otro a David Kleiman, analista de informática forense fallecido en 2013 que trabajó con Wright y controlaba “Tulip Trust”, un fondo de 1,1 millones de bitcoins. Esa suma es del mismo tamaño que otra visible en el sistema Bitcoin y atribuida ampliamente a Satoshi Nakamoto.

bitcoin2

 

Otra pista a la que Wired le presta importancia es a un reporte de liquidación publicado por la forma McGrathNicol y relativo a Hotwire, una compañía fundada por Wright que tenía como objetivo crear un banco basado en el sistema Bitcoin. Ese reporte demuestra que el proyecto de Hotwire había sido respaldado por una inversión de U$S 23 millones en bitcoins pertenecientes al australiano y valuados hoy en más de U$S 60 millones.

La publicación menciona aún más evidencias, como un email de Wright a uno de sus socios en enero de 2014 sobre un problema fiscal con el gobierno australiano, en el que introduce a Satoshi Nakamoto en la conversación para ejercer influencia sobre un senador de New South Wales, y una transcripción filtraba de una conversación que tuvo lugar durante una reunión entre Wright, sus abogados, y funcionarios fiscales de Australia un mes después. “Hice mi mayor esfuerzo por tratar de seconder que fui yo quien estuvo manejando el bitcoin desde el 2009”, decía Wright, exasperado; y agregaba: “Al final de todo esto creo que la mitad del mundo lo sabrá”.

Wired intercambió correos con una cuenta atribuida a Wright en la que quien respondía se mostraba preocupado por la cantidad de información acumulada por la revista. Sin embargo, los documentos filtrados no han sido verificados y un análisis de los posts cuya autoría corresponde a Wright demuestra que todos ellos fueron editados. Luego de su detención, será cuestión de la justicia australiana descifrar si el gran misterio detrás de Satoshi Nakamoto esta vez sí fue relevado.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas