*

Bitcoin (24h)
-2.83% Ars
130578.25
Bitcoin (24h)
-2.83% USA
7472.08
Bitcoin (24h)
-2.83% Eur
$6337.10

Los nuevos dominios de Internet, en detalle

La ICANN permitió el registro de nuevas direcciones. Cómo fue su desarrollo.  Por Esteban Lafuente - 31 de Julio 2015
icann




Además de los clásicos .com, .net o .org, hace un tiempo es posible elegir entre más de 1300 dominios para registrar un sitio en Internet. Opciones como .travel, .rest o .avianca son algunas de las denominaciones creadas a partir del programa global de Dominios Genéricos de Alto Nivel (gTLD) que impulsó la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN), el organismo que se encarga de gestionar los dominios y asignar las direcciones del protocolo IP.

En diálogo con Infotechnology.com, Rodrigo de la Parra, vicepresidente del organismo para América latina y el Caribe, analizó la actualidad de esta iniciativa y comentó que ya se asignaron más de 700 dominios a empresas que desembolsaron US$ 185.000 para ser responsables de su gestión.
 



-¿De qué se trata este nuevo esquema de dominios genéricos?

-Hablamos de la raíz, no códigos territoriales o de países sino de genéricos. Antes solo había 22 dominios genéricos de primer nivel, como .com, .net o .org, y ahora se abrió la convocatoria y llegaron cerca de 2000 solicitudes, de las cuales alrededor de 500 fueron descartadas. No es sencillo ser registro, tienes una responsabilidad técnica importante porque más allá del tema comercial (la solicitud tenía un costo de US$ 185.000) cada solicitante está a cargo de administrar la raíz de Internet, y hubo que demostrar que tenían capacidad técnica y financiera.

-¿Cómo se desarrolló el proceso desde la convocatoria hasta hoy?

-De los pedidos que llegaron, 700 ya fueron delegados por ICANN a cada compañía y estas las pusieron en el raíz, como .lat, que la organización que lo lleva adelante es eCOM-LAC. Estas ya fueron dadas de alta y están en la red. Algunos presentaron propuestas tradicionales, en los que su intención es vender o co-comercializar los dominios bajo su denominación y otros lo hicieron para hacer marketing.

-¿Cuál fue la dinámica en América latina?

-Es difícil segmentarlo, pero hay oportunidades de negocio. Hoy América latina tiene un balance negativo en cuanto a su participación en esta industria, estamos un poco por debajo del 10 por ciento de los dominios registrados. Ahora se ingresaron 24 solicitudes de la región, que se compara desfavorablemente con los 1500 que hubo en todo el mundo. Algunos son .rio para Rio de Janeiro, .lat, .avianca o .itau no existían y ahora van a poder usarse, pero por ahora sigue siendo algo modesto.

-¿Cómo estiman que desarrollará el uso de dominios por parte de empresas?

-En el caso de Avianca, ellos no quieren vender dominios .avianca sino utilizarlo ellos. Estamos a la expectativa, porque antes tenían presencia con su .com, pero ahora con ese dominio tienen el control técnico de su infraestructura y no dependen de que los administradores de .com hagan bien las cosas. El caso de los bancos es interesante también, porque tal vez tener un sitio así te da más certezas, con el fenómeno del phishing. Si revisás la dirección y es .tubanco, te asegurás de que es válido. Otro tipo de dominios son los de comunidades, como .catholic, .rest o .bar. Estos dominios se entregan a empresas nuevas que quieren ser registros. Ellos son los encargados de administrarlos y comercializar los dominios y firmar los contratos con los registradores para ofrecer no solo .com, sino también otras alternativas.

-¿Cómo puede impactar esta ampliación de los dominios en el posicionamiento de sitios y las búsquedas de los usuarios? Es habitual no memorizar la dirección, sino ingresar a través de buscadores…

-Es algo que mucha gente se cuestiona, de cuál es la necesidad si cada vez menos gente escribe las direcciones o se busca con motores de búsqueda. Pero a pesar de este fenómeno, se siguen creando y registrando dominios. Es la forma de tener presencia en la red. En la tarjeta de presentación, está el teléfono, la dirección de correo y el sitio web. Para muchos tener un dominio así se está convirtiendo en una herramienta de posicionamiento o presencia. Quizá estos dominios ayudarán a identificar a comunidades más específicas o grupos de actividades. Entre las 24 que existían anteriormente, estuvo el caso de .cat, que no tuvo impacto global, pero sí en la comunidad de Cataluña, donde preferían ese dominio. Otros a lo mejor no serán exitosos. El .shop, por ejemplo, es interesante para identificar a firmas de comercio electrónico.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas