Jackie Yeaney de Red Hat: “La agilidad nos diferenciará”

La ejecutiva de la compañía de open source, comenta el proceso de reorganización interna que lleva adelante en la empresa. El futuro entre el código abierto, el storage y el cloud. Además, la importancia de las estrategias guerrilla.

15 de Enero 2013
Jackie Yeaney de Red Hat: “La agilidad nos diferenciará”




Jackie Yeaney tiene una experiencia tangible en conflictos bélicos. Sabe ordenar la avalancha de mensajes que los campos de batalla generan para, con ellos, armar un panorama de acción. Fue su función, durante la primera Guerra del Golfo 1991, cuando, como oficial de Inteligencia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Por entonces, esta ingeniera en Sistemas, debía desarrollar códigos, que guiarán a los pilotos de combate hacia sus destinos y de vuelta. Será por esas habilidades, que, luego de trabajar, entre otros, para la Boston Consulting Group o Delta Airlines, Jim Whitehurst, CEO de Red Hat, la eligió para liderar otro reto: reordenar por completo el mensaje de la empresa de open source. En diálogo exclusivo con este medio, la hoy vicepresidente para Estrategia y Marketing global de Red Hat cuenta cómo afrontó ese desafío, cómo se implica en ello a más de 5.000 empleados y por qué las estrategias de guerrilla están, hoy, entre las más indicadas para el marketing de una empresa.

Hace unos meses realizó una reorganización para el Marketing de Red Hat. ¿Cuán grande fue esa reorganización?
Para mí fue la mayor reorganización de mi carrera, ya que, literalmente, redistribuí todas las unidades. La razón es simple: como Red Hat creció tan rápido en los últimos años, no había una estructura de organización de Marketing diseñada para un empresa de u$s 1.000 millones, mucho menos para una de u$s 3.000 millones, a la que apuntamos ahora. Había funciones que ni teníamos. Recordemos la empresa creció a 5.000 empleados. Cuando me hice cargo del desafío había muchísima gente divulgando y presentando nuestra marca, cada uno a su manera. Ahí era donde yo vi la mayor necesidad de unificar el mensaje para que refleje sin lugar a dudas cuál es lo que representa Red Hat. Había muchas historias diferentes que ilustraban cómo se nos percibía. El reto era encontrar aquella la que definía por qué Red Hat existía, nuestra razón de ser. Porque, el estar compitiendo con nombres como Oracle o VMware, que tienen ingentes cantidades de dinero para presentarse, exige que seamos muy consistentes en nuestro mensaje, porque no vamos a jugar a través de precio.

Usted mismo dijo que el foco que pondrá estará en ordenar los procesos: ¿cuánto puede reducir o hacer perder la mística de Red Hat como empresa nacida desde la cultura open source?
Espero que no (ríe). Estoy trabajando muy duro para que ese espíritu se mantenga. Porque hoy hay muchas empresas que se venden como open source, pero no lo son, ya que eso requiere ser capaces de influenciar las comunidades correspondientes. Por ejemplo, si usted, como compañía decide abrir su código y se encuentra con start-ups que trabajan con este y lo editan, muy rápido se encontrará con que hay como 12 versiones del código, sin que nadie se esfuerce por centralizar su desarrollo. Y justamente eso es lo que hace a la magia y al éxito de Red Hat y una de las cosas que no van a cambiar. Por algo denominamos nuestra plataforma como “innovación impulsada por la comunidad”. Queremos ser el conector que trabaja con comunidades open source y que tiene la expertise para encontrar y descubrir las innovaciones más valiosas y, luego, para desarrollar prototipos y paquetes que sean realmente valiosas para las compañías. Además, Red Hat, hoy, tiene mucho más que su producto original Red Hat Enterprise Linux. Tenemos productos de middleware, virtualización, storage, cloud …

redhat

Están entrando a ese segmento, hoy no es el core del negocio.
(Ríe) Nos gustaría que, a medida que avanzamos, se vaya convirtiendo en eso. Pero, tiene razón, con la excepción del middleware, rubro en el que estamos desde hace seis años, el resto de las operaciones están aún en su fase inicial. Y es ahí donde veo mi principal tarea. Todos estos productos venían presentándose, cada uno con su propio mensaje y no tanto como el producto de una misma empresa. Eso quiero que pase a ser un solo mensaje. Por eso, también el beneficio de tener un concepto de “community powered innovation”.

¿Cuánta resistencia encuentra en la plantilla de Red Hat a la hora de querer llevar la empresa a este tipo de procesos más unificados que rompen el aura de una compañía descontracturada?
No tanto como uno quizás podría pensar. Y la razón es simple: los hicimos partícipes del proceso. Realizamos largas sesiones con todos los departamentos para que nos expresen su visión de lo que Red Hat puede representar y de ahí sacamos ideas. A eso le sumamos otras 150 entrevistas adicionales. Con esos contenidos, armé una pared de ideas (mirror gallery), volví a llamar a todos, para que participen en la interpretación de lo que habíamos escuchado. Una vez que lo habíamos bajado a dos o tres conceptos viables, ahí recién empezamos a hablar con socios y clientes, para ver cuál de estos era el más llamativo, el que mejor resonancia despertaba entre ellos.

Forbes la nombró n 2012, la cuarta empresa más innovativa del año. ¿Cuánto de su concepto de entender y reorganizar los procesos del mensaje tuvo que ver en ello?
Si esa distinción nos dio muchísima alegría. Porque Red Hat no es una empresa que se defina por sus jerarquías. Cualquiera puede tener una idea y presentarla. O sea, todos tienen una voz, que tiene un derecho a ser escuchada, y, por eso, las ideas no se pierden en el camino. Y por eso, Red Hat tampoco se vuelve condescendiente o se empantana, ya que hay muchísima gente pensando siempre hacia adelante.

Para un empresa open source como la define usted, cuán importante es hoy el Marketing, en su sentido tradicional, considerando que estamos en tiempos de redes sociales, la generación de los millennials y de sus valores?
Hace algunos años, el marketing tenía mucho que ver con un juego de poder y creatividad entre personas, especial en B2B. A través de los años, se convirtió en un juego dinero, quién podía gastar más. Pero, hoy, el juego ya no es cuánto dinero puede uno gastar, sino cuánto mejor que la competencia sabe uno entender su target. Cómo y en qué ocupan su día laboral y privado, cómo presentarles mensajes que resuenen en quiénes son y siendo muy elaborado y creativo en ello. O sea una vuelta a sus orígenes. Y lo mejor de todo, todas las actividades en las social media no cuestan, tampoco las actividades virales. Las que suelen tener más impacto son las actividades guerrilleras. Yo generé varios avisos televisivos para cuando trabajaba en Delta. Hoy, estoy casi segura que nunca más impulsaré uno. Para mí, el social media es tan importante, sino primordial, ya que capitaliza la idea y el concepto de la comunidad. Y en nuestro caso, la comunidad, tanto la interna, como la externa es igual de importante

Ahora, cómo, desde ahí, Red Hat puede posicionarse con una oferta competitiva en un entorno tan nuevo y, a la vez, ya tan poblado como lo es el cloud? ¿Será el precio, que históricamente fue una de los distintivos de Red Hat?
Si bien es correcto que la efectividad del costo era una de nuestras proposiciones de valor hacia los clientes en el principio, en este caso, lo que nos diferenciará será, la agilidad y la flexibilidad. O sea, los CIOs, hoy, están obligados a tomar decisiones de arquitectura en este sentido, cuando todo es todavía un tanto confuso. Muchos aún no saben muy bien qué se debe o puede poner en las nubes pública o híbrida, por ejemplo. Entonces, le ofrecemos por qué no trabajar con una empresa cuyas herramientas y soluciones trabajan con todas y cada una de estas nubes. Lo que decimos es: “Ustedes no están seguros de lo que traerá el futuro en ese sentido. Por eso, desarrollamos herramientas de gestión cloud, que les permitirán gestionar sus recursos sin importar qué tiene: on premise, un entorno híbrido o que ya esté en camino hacia la nube. Y aquí la proposición de valor estará puesta en poder decirles: “cualquier de las formas que tenga, nosotros lo ayudamos a gestionar sus recursos a través de los distintos tipos de cloud”.

Antes estos nuevos negocios, ¿dónde ve Red Hat en cinco, en 10 años?
Digámoslo así y en relación a lo mencionado recién: nuestra estrategia no es volcarnos al cloud, ya que lo nuestro trasciende todo el cloud. Nosotros nos queremos posicionar como la empresa que le ayuda a otras empresas a gestionar sus recursos a través del entorno e infraestructura que esta elija. CIOs hoy, si bien saben que estos es lo que viene, están inseguros en cuanto a cuánto apostar. Nosotros queremos ayudar en proceso para que se realice de la forma más segura posible.

¿Siempre sobre plataformas de open source?
Efectivamente. Yo no veo un futuro, en el cual Red Hat no sea open source.

En cuanto a la Sudamérica y la Argentina en particular, ¿qué planes puede anticipar?
Lo que le puedo adelantar es que Red Hat se hará escuchar mucho más fuerte de lo que era hasta ahora, con esta nueva estructura de Marketing. Pero también estoy trabajando en un nueva campaña corporativa, algo que la empresa no hay hecho en el pasado, aunque esta la tendremos que adaptar para cada mercado, porque, de otra forma, probablemente no funcione. Por eso, estamos también instalando todo un Centro de Demanda Regional para América latina.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas