Cuba abre 118 cibercafés pero hay quejas por los precios para navegar

En toda la isla el gobierno inauguró salas para poder acceder a Internet. Sin embargo, los ciudadanos se quejaron de los valores. Qué dijo la bloguera disidente Yoani Sánchez. 

05 de Junio 2013
Cuba abre 118 cibercafés pero hay quejas por los precios para navegar

 

La posibilidad de que los cubanos puedan acceder a Internet dio otro paso, luego de que el gobierno abriera 118 salas de navegación en toda la isla. Sin embargo, los precios elevados para la mayoría de los ciudadanos resultaron una de las barreras de acceso a Internet.

En un país donde el salario medio mensual no llega a US$ 20, se puede desde navegar por Internet -y a una buena velocidad poco usual en la isla- en cualquiera de esos locales estatales, pero a un coste por hora de 4,5 pesos convertibles, la moneda fuerte de las dos que circulan en el país, que es equivalente al dólar. Por lo tanto, navegar cuesta US$ 4,5 la hora.

Según se supo, se puede leer en cada local un cartel oficial donde se advierte: "No usar servicio para acciones dañinas o perjudiciales para seguridad publica, integridad, economía, independencia y soberanía nacional".

Entre los cubanos que se animaron a probar las "nuevas facilidades" para Internet, muchos coincidieron en valorarlas como un avance positivo pero la queja recurrente fueron las tarifas, aún reconociendo que son más bajas que las que funcionan en los puntos de conexión de los hoteles. Entre los comentarios recogidos por la agencia Efe se escucharon: "Me parece que es un gran paso de avance aunque creo que es un poco caro para las posibilidades de los cubanos"; "Se navega bien, pero no es asequible"; o "el precio sigue siendo alto, espero que vaya bajando cuando pase un tiempo".

Cuba INTERNET
Navegando. Un ciudadano cubano entra al sitio de The New York Times, en una de las nuevas salas de Internet.

Ya sea por los precios o por la lluvia que desde hace días cae sobre La Habana, lo cierto es que la inauguración de los nuevos servicios de Internet no provocó una afluencia masiva ni largas colas para acceder a las salas de navegación, según constató Efe en cuatro de las doce habilitadas en la capital.

En ellas se oferta, a través del portal Nauta, el acceso a la red de forma temporal mediante la compra de tarjetas prepago que expiran a los 30 días o también de manera permanente contratando una cuenta que se puede ir recargando para mantenerla activa. Para realizar cualquiera de esos trámites es necesario presentar el documento de identidad. Además de Internet, se ofrecen a precios más baratos las posibilidades de contratar una dirección de correo electrónico internacional bajo el dominio @nauta.cu o navegar simplemente por la intranet cubana.

"No ha habido ningún problema, llegué, pedí mi cuenta, todo muy normal. He entrado a todas las páginas que he querido entrar, he chateado durante una hora con un amigo mío en Cabo Verde, pude revisar mi cuenta bancaria en ese país", comentó Noel Antúnez, un licenciado en economía y transporte de 53 años que acaba de regresar a Cuba tras trabajar durante varios años en ese país africano.

"Sin problemas: entré a Yahoo, Facebook y Gmail y no tuve ninguna limitación", corroboró Nery, una jubilada habanera al terminar su navegación por Internet en un locutorio en el barrio del Vedado. Efe comprobó en varias de esas salas que la navegación por Internet era más rápida de lo habitual y que se podía acceder sin trabas a web de medios como El Nuevo Herald de Miami, The Washington Post, el canal estadounidense CNN o los diarios españoles El País y El Mundo.

Tampoco presentaba problemas el acceso a la web ‘Generación Y‘, de la famosa bloguera crítica Yoani Sánchez, quien también probó los nuevos servicios de Internet, según relató en Twitter. "A pesar de altos precios, letra chica en el contrato e imposibilidad de acceso doméstico, hay que ocupar estas pequeñas grietas en el muro", escribió Yoani Sánchez en Twitter.


El Gobierno cubano, que privilegia el uso ‘"social" de Internet, tradicionalmente ha culpado de sus problemas de conexión al bloqueo que Estados Unidos aplica sobre la isla desde 1962, porque esa política obliga a acceder a la red mediante un enlace por satélite que hace la conexión lenta y cara. Los nuevos servicios inaugurados en Cuba son posibles por el cable submarino de fibra óptica tendido desde Venezuela en 2011.

Sin embargo, la gran mayoría de los cubanos sigue sin tener Internet en sus hogares, algo solo permitido a ciertos profesionales como médicos, periodistas, académicos, intelectuales o artistas. Según señalaron recientemente funcionarios del Ministerio de Comunicaciones, "está previsto que los cubanos puedan tener conexión en sus casas, pero la prioridad inicial, en las actuales circunstancias, la tendrán los puntos de acceso colectivos, para lograr con menos inversiones llegar a un mayor número de personas".  



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas