*

Bitcoin (24h)
1.35% Ars
100036.05
Bitcoin (24h)
1.35% USA
5774.09
Bitcoin (24h)
1.35% Eur
$4896.52

Cómo utiliza Facebook los datos de los usuarios para sus investigaciones

La red social fundada por Mark Zuckerberg realiza pruebas y ajustes en sus algoritmos a partir de la información que generan los usuarios. Los Términos y Condiciones lo notifican, pero para algunos académicos esa práctica viola la intimidad de los usuarios.

Por John Gapper - 04 de Julio 2014
Cómo utiliza Facebook los datos de los usuarios para sus investigaciones

 

Obligar a todos los usuarios a aceptar una lista general no cumple con el estándar de consentimiento.

Existe cierto argumento de que el más reciente escándalo de Facebook es un alboroto por nada. Un experimento psicológico realizado con 690.000 usuarios durante una semana en 2012, que no hizo daño alguno y que tuvo un efecto casi imperceptible, apenas se puede incluir en la lista de abusos de investigación a través de los años.

Como tampoco se incluye el esconder unos cuantos comentarios positivos y negativos de una pequeña fracción de los 1300 millones de usuarios de Facebook para monitorear cómo el "contagio emocional" se compara con el daño al cual otras compañías a veces exponen a sus usuarios. Los conductores de autos defectuosos y los consumidores de alimentos procesados rellenos de grasa y sal corren riesgos mucho mayores para su salud.

facebookargfoursquareMundial. Facebok tiene más de 1280 millones de usuarios a nivel global.

Facebook no ha ocultado el hecho de que su servicio de noticias es una versión manipulada de la realidad. Selecciona los mensajes y enlaces más atractivos para sus usuarios según los resultados arrojados por sus investigaciones y anima a sus usuarios a responder y a compartirlos. Estas pruebas no son experimentos siniestros, sino desarrollo de productos.

Todo lo anterior es cierto, pero hay una gran diferencia: nosotros somos el producto que Facebook ha estado probando. Quizás deberíamos madurar y aceptar que así funciona el mundo cuando utilizamos una red social financiada por publicidad, la cual está repleta de detalles de nuestras vidas y las de nuestros familiares y amigos. Pero si nos parece espeluznante, eso es lo que demuestra el experimento.

Con este error, los científicos de datos de Facebook han llamado la atención a dos temas que muchos habíamos contemplado vagamente, pero sobre los que no habíamos reflexionado mucho. En primer lugar, Facebook no siente la necesidad de pedir permiso antes de realizar sus pruebas. Sus condiciones de uso, ese discurso largo y aburrido que la mayoría de nosotros pasamos rápidamente para hacer clic en el "sí" al final y seguir adelante, incluye una referencia a la utilización de datos para "mejorar" el producto. Desde 2012 se ha incluido también la palabra "investigación". Eso es todo.

Su trabajo de investigación, publicado en “Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America”, afirma que cuenta con el "consentimiento informado" de los usuarios de Facebook, lo cual es evidentemente falso. Hacer que todos los usuarios acepten una lista general que no proporciona una descripción clara y específica de un estudio no pasa la prueba de consentimiento de 1979 para la investigación académica en los Estados Unidos.

Edward Felten, profesor de Ciencias de la Computación y de Asuntos Públicos de la Universidad de Princeton, describe las condiciones de uso como "una ficción legal de consentimiento" en términos académicos. Incluso comercialmente, Facebook está en una posición privilegiada. Muchas compañías como Unilever y Procter & Gamble realizan estudios psicológicos, pero reclutan a los sujetos: no hay que firmar un consentimiento de investigación para comprar un helado.

facebooklikeAnálisis. Facebook ha realizado estudios internos que utilizaron bases de datos de más de 253 usuarios.  

Además de ser grande, Facebook tiene información más íntima sobre sus usuarios que otras compañías de Internet. El algoritmo que controla el servicio de noticias es similar al que utiliza el posicionamiento de búsqueda de Google: ambos listan el contenido según su relevancia, utilizando una matriz de datos. Lo que muestra Google también está influenciado por los intereses y las respuestas de los usuarios.

En segundo lugar, Facebook tiene un poder increíble sobre el comportamiento de los usuarios. Esto es en parte debido a su gran tamaño. Otro estudio de investigación realizado por científicos de Facebook sobre cómo la información se transmite por las redes de amigos, señala que "nuestra muestra consta de aproximadamente 253 millones" de usuarios. En otras palabras, experimentaron con el equivalente de cuatro veces la población de Francia.

El informe sobre el contagio emocional concluye que "dada la escala masiva de las redes sociales como Facebook, los efectos pequeños pueden tener grandes consecuencias colectivas". Este experimento de alterar los servicios de noticias de los usuarios sólo tuvo un pequeño impacto en sus comportamientos, pero incluso así "habría resultado en cientos de miles de expresiones de emoción en las actualizaciones de estado diarias".

Google, sin embargo, analiza materiales en toda la Web, mientras que Facebook centra su criterio en el material personal. Un algoritmo que selecciona entre cientos de enlaces sobre, por ejemplo, el Palacio de Buckingham, se toma como un servicio; uno que elimina mensajes de amigos y familiares se toma como un guardián moral.

Facebook ha demostrado que puede alterar el comportamiento – de eso se tratan sus experimentos. "Realizamos pruebas regularmente para ver cómo podemos mejorar la experiencia. A través de pruebas, hemos descubierto que mientras más actualizaciones de estado en Facebook ven las personas, más actualizaciones de estado escriben", escribió un director en enero.

facebookmarkzuckerbergConsentimiento. Facebook esgrime que el uso de información de los usuarios para sus estudios está notificado en los Términos y Condiciones, que en 2012 incluyó el término 'investigaciones'.

De vez en cuando, Facebook usa sus poderes con un propósito específico, como en 2012, cuando su fundador Mark Zuckerberg animó a los usuarios a ser donantes de órganos al permitirles a los donantes existentes mostrar ese estado y animar a sus amigos a seguir el ejemplo (tuvo muy buena aceptación). Principalmente, juega con el algoritmo con el único propósito de estimular el crecimiento y las actividades de los usuarios.

Zuckerberg y otros ejecutivos de Facebook comparten la filosofía panglossiana que lo que es bueno para sus usuarios – como compartir el material con sus amigos – es bueno para Facebook, y cualquier cosa que lo fomente es beneficioso para todos. "El objetivo del servicio de noticias es entregar el contenido adecuado a las personas adecuadas en el momento adecuado" es la panacea a menudo repetida y engañosamente simple del servicio.

Esto explica el tono de sorpresiva inocencia de la disculpa ofrecida esta semana por Adam Kramer, el científico de datos de Facebook que diseñó el polémico estudio sobre contagio emocional. "El objetivo de toda nuestra investigación en Facebook es aprender cómo proporcionar un mejor servicio... Les puedo decir que no teníamos la intención de molestar a nadie", escribió.

Por supuesto que no. Pero las directrices de investigación académica de los Estados Unidos fueron elaboradas hace mucho tiempo para evitar que aquellos que creían tener el bien común en mente se comportaran como quisieran. Es hora de que Facebook las lea.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas