Berners-Lee: "Si un estado puede controlar el acceso en la red destruye su valor"

El creador de la World Wide Web analizó cuáles son las grandes oportunidades que le esperan a la Red para los próximos años y dónde se esconden sus principales retos.

Por Flavio Cannilla, desde Mónaco - 29 de Octubre 2013
Berners-Lee: "Si un estado puede controlar el acceso en la red destruye su valor"

 


La luz de las primeras horas de la mañana inundaba con el brillo que solo el Mediterráneo puede darle a un día de junio. Pero, ajeno a todo ese esplendor de un incipiente verano en la Costa Azul francesa, Sir Timothy "Tim" Berners-Lee respondía a una pregunta de este medio: “"Si una organización o Estado puede controlar el acceso o el flujo de la información en la red, destruye su valor”".

bernerslee

El creador de la Web participaba como speaker invitado del Premio al Emprendedor del Año 2013, que organiza, anualmente, EY (Ernst&Young), en Monaco. En ese marco, recibió este medio junto a un selecto número de pares internacionales, para analizar el futuro de la Web. Cuatro fueron los ámbitos que Berners-Lee reconoció como definitorios para la plataforma que, en 1989, trabajando en el CERN, creo la World Wide Web, al unir Internet y el hipertexto (HTTP y HTML).

HTML5: la próxima gran cosa
"“Este promete ser el HTML5 o la open web technology promete ser muy potente, especialmente en materia de sistemas informáticos, ya que no importa el tamaño que tenga un dispositivo o pantalla; incluso puede funcionar en nanodispositivos en el cuerpo humano", indicó el científico británico. Destacó que, a través del HTML5, el mismo esfuerzo de programación, que hoy, lleva la información a tablets o smartphones, permitirá llevarla a autos o mobiliario.

El control: la mayor amenaza
"“En todo el mundo, más o menos, compañías y / o gobiernos están tratando de tomar control de Internet y de la Web. Ya sea por el bloqueo de accesos que una empresa genera para preservarse el uso de la información sobre los usuarios, hasta por la acción de un Gobierno para evitar que un usuario pueda ver la información. Todo eso, está amenazando el principio de la neutralidad de la red”, advirtió.

Como ejemplo de qué puede significar el impacto de una sociedad web abierta, el padre del ‘www’, señaló a la revolución digital basada en dispositivos móviles que se inició en partes de África y que ya evidencia resultados en cuanto a la creación de riqueza e ingreso. Para graficarlo, el científico recordó que, hoy, sólo un 20% a un 30% de la humanidad accede al beneficio que genera las dinámicas en la Web. "“El salto evolutivo que generará que, de ese 20% pasemos a un 70 o 80% de la humanidad pueda aprovechar estos contenidos permitirá generar una hermosa explosión de participación", comentó. Como los principales obstáculos que frenan tal evolución identificó a la falta de infraestructura, educación o, incluso, de contenido en un idioma nativo.

Los monopolios
Berners-Lee diferenció el control del funcionamiento de la Web contra el monopolio de mercado que puedan tener algunos players en la actualidad. “Evidentemente frenan y dificultan la velocidad de la innovación, eliminan la competencia y, en general. Pasó con AT&T, en el sector de telefonía. Con la llegada de la Web, se esperaba más apertura hasta que Microsoft le ganó a Napster. Hoy, la discusión con las redes sociales y quién se queda con su información. Pero, los monopolios vienen y se van”, anticipó. En cualquier caso, el inglés nacido en 1955, resaltó la necesidad de cuidar la objetividad y diversidad a través de la Web. “"Toda sociedad democrática se basa en la información que le transmiten medios independientes. Porque, cuando se le permite a un gobierno controlar el flujo de información, se corre el peligro de eternizarlo en el poder”, resumió.

La importancia de los datos
El creador de la Web cerró su diálogo respondiendo a este medio sobre el poder de la iniciativa Open Data, que lanzó en 2009. “No creo que llegue a superar la Web. Será parte de ella. Cuando lancé el concepto lo hice porque vi que había un potencial que no era aprovechado en la Web. Había muchísima información y archivos colgados o escondidos en los sitios”, indicó y celebró los avances en países, como los Estados Unidos, Australia, y también Argentina, donde los usuarios activaron, e incluso presionaron para hacer pública la información en bases de datos online. "The Guardian es quizás uno de los mejores ejemplos de lo que se puede ganar con este tipo de cosas para la salud de un país", comentó. Cabe recordar que el medio británico se encuentra en el centro de las relevaciones del espionaje cibernético a cargo del Gobierno estadounidense.
 

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el suplemento IT Business de El Cronista Comercial (29 de octubre de 2013).

Crédito foto: Archivo Infotechnology.com



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas