Un tsunami de spams por Japón

Symantec detectó más de 50 dominios relacionados a la tragedia que impactó a Japón la semana pasada. El phishing se expande a través de e-mails y redes sociales. Las recomendaciones para no ser víctima. 16 de Marzo 2011
Un tsunami de spams por Japón

De los grandes acontecimientos, ya sean catástrofes, eventos políticos o deportivos, los spammers se aprovechan para dejar su marca. Ya sucedió con el Mundial de fútbol en Sudáfrica el año pasado o con el terremoto en Chile, también en 2010.

La tragedia que impactó a Japón la semana pasada, y que todavía no termina, motivó a los criminales cibernéticos a hacerse pasar por instituciones de caridad u organizaciones gubernamentales, con motivos “urgentes” como “ayuda de prevención” o solicitando que realice una donación para los afectados. Dentro de las primeras horas posteriores al tsunami, Symantec observó más de 50 dominios con los nombres “Tsunami en Japón” o “Terremoto en Japón”, los cuales advierte que pueden usarse para ataques de phishing y spam.

Para evitar ser víctima de correos electrónicos Symantec recomienda no abrir correos no solicitados, ser precavidos al abrir mensajes reenviados relacionados con esta catástrofe o cualquier evento que cause conmoción internacional, ya que los atacantes pueden estar enviando Java scripts y otras amenazas contras los datos personales.

En cuanto a las redes sociales, no hacer click en enlaces a videos provenientes de fuentes desconocidas, no ingresar información personal para visualizar un video, ingresar manualmente las direcciones de sitios de intercambio de videos o medios informativos.

Por su parte, recomienda que a quienes deseen ofrecer apoyo real online que utilicen canales legítimos y seguros: evitar hacer clicks en enlaces sospechosos en emails o mensajería instantánea; ingresar direcciones web de instituciones en el navegador y no clickear enlaces; no llenar formularios en mensajes que soliciten información o contraseñas personales o de índole financiera; chequear por teléfono u otra vía confiable.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar