*

Un antiaging que cumple 20 años

Photoshop ha crecido de la mano de Adobe y tiene seguidores en todo el mundo. Diseñadores y fotógrafos reflexionan sobre sus utilidades. Los consejos para usuarios que desean perfeccionarse. 06 de Abril 2010
Un antiaging que cumple 20 años

A 20 años de su cumpleaños, el programa de edición de gráficos Adobe Photoshop se ha convertido en una aplicación popular con más de 10 millones de usuarios en todo el mundo. Un éxito que no sorprende tanto, considerando que uno de sus padres, John Knoll, hermano de los otros dos creadores, Thomas y Glen, sería más tarde supervisor de efectos visuales de una película considerada fantasiosa por la crítica: Star Wars.

Hoy, más allá de lograr que bellezas del jet set internacional -y local- no sufran de las inclemencias de la vejez, el Photoshop es el software elegido por profesionales del diseño, la publicidad y las artes visuales, así también como ingenieros y arquitectos en todo el mundo.

Desde sus comienzos, el programa, llamado originalmente “Display” pasó por 13 versiones, hasta ser comprado, en 1990, por Adobe y terminar en la CS4 actual que cuenta, entre otras, con funciones como Panel de Ajustes (mejorar color y tono de la imágenes) y Panel de Máscaras (editables basadas en vectores y en píxeles).

La opinión de los usuarios
Mariano Armagno, fotógrafo de riverplate.com, usuario de la versión CS4, comenta: “Algunas funciones renovadas presentan cambios interesantes. En los retoques, existe un preview para ver como quedará la imagen antes de procesarla. Aunque, los grandes cambios de la nueva versión vienen de la mano de las herramientas 3D”.

A diferencia de Armagno, otros profesionales optan por la anteúltima versión. Es el caso de las diseñadoras gráficas Verónica Vrtovec y Carolina Más, socias y directoras del estudio Mediatika. Vrtovec explica por qué: “En general, los estudios e imprentas cuentan con la anteúltima versión. La razón es simple: la versión CS4 podría tener fallas que no han sido descubiertas aún”.

Por su parte, Lobo Velar, fotógrafo del estudio Lobographia, elige usar la versión CS2. Asimismo considera al Photoshop el mejor programa para trabajar las fotos. “Hoy, es la parte de laboratorio de la fotografía”, explica.

Herramienta indispensable
Respecto del uso de Photoshop en gráfica, Velar, quien trabaja para diseñadores y marcas como Cora Groppo, Complot y Fila, manifiesta: “El Photoshop es una herramienta prácticamente indispensable. No podría juzgar si hay abuso de su uso o si se lo utiliza mucho, además de que, a veces, las imágenes que circulan en los medios están muy manipuladas, ya que son un collage y no una foto”.

Armagno también se muestra contento con el Photoshop y lo considera el mejor programa para trabajar las imágenes. “Tiene un avanzadísimo sistema de uso de cálculos de logaritmos matemáticos, que calculan los píxeles faltantes, los promedia con los más próximos y genera la información que no existe en los lugares retocados, mejorando la foto. De todas formas, lo más importante siempre es una buena toma”. Continúa: “El programa no salva todas las fotos, sólo las que tienen faltas leves de información (como luz, brillo o contraste) o falta de enfoque, por ejemplo”.

Respecto de las ventajas del Photoshop por sobre otros programas, la diseñadora, Más expresa: “Una de las facilidades está en las capas o layers. Es la base de este software. Al abrir un archivo de imagen automáticamente se crea una capa. Podemos abrir otra imagen y arrastrarla a la que estamos usando y ya vamos a tener dos capas. Este modo de trabajo con capas va a permitirnos crear, por ejemplo, una sola imagen con varias imágenes, o poder ponerle efectos y manejar opacidad de las capas por separado. Podremos ajustar la opacidad tanto en las capas o en los pinceles, o al borrar, regulando su porcentaje”.

Los trucos para usuarios comunes
A continuación los especialistas brindan recomendaciones y consejos útiles para hacer un buen uso del Photoshop.

DESHACER: “Una particularidad del programa es que sólo tiene una opción para borrar nuestros errores, con ‘ctrl x’. Si queremos ir más atrás sobre nuestros pasos, debemos ir a la solapa ‘Historia’ (también es limitado el número de ‘deshacer’ que tenemos)", explica Carolina Más, de la empresa Mediatika.

MANCHAS: “Para borrar marcas o manchas en la foto, al igual que para eliminar manchas en la piel, lo hacemos con la herramienta ‘Tampón de Clonar’, ubicado en la barra de herramientas. Como su nombre lo indica, esta herramienta copia exacto lo que le indiquemos que copie. En el caso de una mancha en la piel, para lograr un efecto más natural, una vez seleccionada esta herramienta, mantenemos presionada la tecla Alt y hacemos click en el sector que queremos clonar. Luego soltaremos e iremos al sector adonde está la mancha y clickearemos. También se utiliza mucho la herramienta ‘Desenfocar’ que es la que, por ejemplo, hace desaparecer los poros de la piel”, revela Vrtovec de Mediatika.

LUZ: “Es posible darle luminosidad a una imagen o contraste con los ‘niveles’. Es simple, hay que dirigirse a ‘Imagen’, ‘Niveles’, y aparecerá un cuadro con controles de tonos (claros, medios, oscuros). Entre los tres, se puede aclarar u oscurecer una foto según la imagen”, establece el fotógrafo Lobo Velar, de Lobographia.

OJOS ROJOS: Según Mariano Armagno, los ojos rojos siempre es mejor eliminarlos desde la cámara. “El ojo rojo se produce porque el flash sobreestimula una pupila dilatada por la falta de luz. En ese momento, la pupila, para estar abierta, estimulada y recibir luz, necesita de sangre. El flash hace que la sangre se vea detrás de la retina. La mayoría de las cámaras ahora vienen con la posibilidad de eliminar ojos rojos. El flash lanza un pre-destello para estimular antes la pupila y para que ésta se acostumbre a la luz antes de recibir el flash final”. Respecto de cómo eliminar este defecto en el Photoshop, el fotógrafo explica: “Hay una opción en la barra de herramientas. La séptima herramienta tiene como icono una ‘curita’. Si se clickea, se despliegan otras opciones. Allí está ‘Red Eye Removal Tool’”.


 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar