¿Un BlackBerry con logo de Samsung?

En su búsqueda de encontrar una salida, tras un annus horribilis, RIM estaría en negociaciones para ser adquirida por Samsung. Por su parte, la empresa coreana cifró el martes su plan de inversiones para 2012 en US$ 41.400 millones, que contemplan también “fusiones y adquisiciones”. Las acciones de RIM ganaron un 10 por ciento. 17 de Enero 2012
¿Un BlackBerry con logo de Samsung?

Los usuarios de BlackBerry en la Argentina y el mundo quizás deban empezar a acostumbrarse a la idea de tener en sus manos pronto un equipo de Samsung. Hace pocos días se supo que Research In Motion (RIM), la empresa que fabrica el BlackBerry contrató al banco Goldman Sachs para que explore posibles compradores. La meta: poder dejar atrás la sequía de ingresos y perspectivas que acechan a la empresa que ayudó a redefinir la telefonía celular empresarial.

Ahora, los planes parecen estar encontrando su cauce: según informaciones del blog The Boy Genius, RIM estaría en negociaciones con varias empresas del sector interesadas tanto en adquirir su software o comprar parte sino la entera empresa. Entre los interesados, el principal sería nada menos que Samsung, uno de sus principales competidores. La bolsa convalidó la móvida con un salto de un 10 por ciento para las acciones de RIM.

Consultado por la agencia de Reuters, el analista Peter Misek, del fondo de inversión Jeffries, estima que Samsung podrían evaluar pagarle hasta US$ 10 por la licencia por equipo y aprovechar la última versión del sistema operativo de RIM. Ello les daría acceso a un parque de 75 millones de terminales hoy en uso en el mundo bajo la marca BlackBerry. De esta forma limitaría también su dependencia del sistema operativo Android, hoy el principal entre sus equipos. Para el analista, el acuerdo de compra, podría ser anunciado en tres meses, previa partida de la salida de su cúpula directiva.

RIM viene sufriendo desde el año pasado de una creciente caída en sus ingresos: en el tercer trimestre las ganancias alcanzaron US$ 265 millones. Un año antes habían sido US$ 911 millones. Su valor bursátil se encuentra en mínimos históricos.

Entre las razones figura también su fallida apuesta por ampliar su ecosistema con el lanzamiento de su tablet PlayBook. El equipo, desarrollado para el segmento empresarial, fracasó a raíz de problemas de software y una equivocada estrategia de precios.

Tan delicado resultó ser la situación de la empresa que, en el marco de su última presentación de resultados, los dos coceos, Mike Laridis y Jim Balsillie  anunciaron que reducían su sueldo a US$ 1 anual.

La sequía generó ya a fines de 2011 especulaciones de posibles acercamientos entre RIM y Microsoft. Sin embargo, l
as especulaciones alrededor de que Samsung podría ser el elegido cobran peso tras informar la propia empresa coreana, el martes, que elevará su inversión en 2012 a un récord de US$ 41.400 millones.

Conocido por hacer inversiones masivas en nuevas tecnologias por delante de sus rivales, Samsung apostará ahora por chips de lógica y pantallas de OLED con las que repetir su éxito en chips flash, chips de memoria y pantallas planas LCD, informó la empresa en un comunicado.

La apuesta se hará incluso aunque las sombrías perspectivas económicas mundiales y las previsiones de gasto en tecnología hayan forzado a sus colegas a ser conservadores en el gasto. “Samsung tiene un flujo de caja que le permite hacer apuestas audaces en las nuevas tecnologías”, dijo Lee Sun-tae, analista en NH Investment & Securities.  “Ninguna otra firma de tecnología de la información puede derrotarla en términos de inversión y así es cómo Samsung encuentra nuevas fuentes de ingresos por delante de sus rivales y amplía la diferencia”, agregó, según Reuters.

El grupo dijo también el martes que añadiría un récord de 26.000 empleados este año, por encima de los 25.000 del año pasado, en un momento en el que se están recortando decenas de miles de puestos de trabajo de la industria financiera por la agitación de los mercados. Samsung cuenta en la actualidad con unos 350.000 empleados en todo el mundo.  Las inversiones se harán en todo, desde construir fábricas a actividades de investigación y desarrollo para hacer fusiones y adquisiciones. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar