The Economist: la Argentina pierde en competitividad IT

Lo dice un estudio que evalúa las capacidades de innovación en IT de los distintos países. A pesar de las buenas perspectivas locales, en números y crecimientos del sector, el país retrocedió 4 lugares. 11 de Octubre 2011
The Economist: la Argentina pierde en competitividad IT

Si bien, en los últimos meses, las novedades de la industria IT no dejaron de aparecer, como la prolongación de la Ley de Software hasta el año 2019 o la inauguración del Polo Tecnológico en las ex bodegas Giol, en la Ciudad de Buenos Aires, desde el exterior, la mirada es otra. Según el “Índice de Competitividad de la Industria IT”, elaborado por Economist Intelligence Unit (EIU), la unidad de investigación del prestigioso medio británico The Economist, que es difundido por Business Software Alliance (BSA), la Argentina bajó cuatro posiciones con respecto a 2009 (última edición) y se ubicó en el puesto 45 sobre 66 países.

Para la muestra, se analizaron indicadores que cubren las áreas críticas de la innovación en IT, como el entorno comercial general, la infraestructura, el capital humano, la investigación y desarrollo, el entorno legal y el apoyo público para el desarrollo industrial.

Inseguridad jurídica
En 2009, el país había quedado en el puesto 41 y tercero en América latina, por encima de México (que este año ocupó el tercer lugar regional), detrás de Chile y Brasil. “Es necesario que la industria desarrolle productos con valor agregado y que no se quede sólo en ser exportadora de servicios de outsourcing. Iniciativas como la Ley de Software van en ese dirección pero se debe tener una perspectiva a largo plazo”, amplió a IT Business María Monserrat Guitart Piguillém, vocera de BSA.

La especialista destacó que el fundamento por el que el país cayó cuatro posiciones tiene que ver con el nivel de percepción de las empresas extrajeras a la hora de buscar instalarse en el país. Sobre todo en lo relacionado con la inseguridad jurídica, la falta de confianza en los índices y la inflación. “Más allá de las regulaciones específicas, el tema de la propiedad intelectual y el alto nivel de piratería también es un tema que preocupa”, destacó Guitart. De hecho, según el último informe de BSA, la Argentina ocupa uno de los puestos más altos de piratería de software con un 73%.

Más allá de esto, el sector de software creció en los últimos seis meses 278% en ventas, 329% en exportaciones y 240% en recursos humanos contratados y su aporte al PBI alcanzó unos u$s 730 millones en 2010, según datos del Ministerio de Industria. “Una de las claves es seguir apostando al sector. A esto ayuda la promulgación de la Ley de Software, el desarrollo de polos tecnológicos y la buena sinergia que se está dando entre lo público y lo privado”, sostiene la especialista.

Los países de mayor movimiento en el índice de EIU fueron Malasia, que saltó 11 lugares debido al incremento en la actividad de Investigación y Desarrollo (I+D), e India, que subió 10 lugares por la fuerza de su entorno de I+D y capital humano. No obstante, el ranking siguió liderado por los Estados Unidos, Finlandia, Singapur, Suecia y Reino Unido.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar