Tecnología médica: más que una receta única

La industria farmacéutica local busca mejorar su eficiencia gracias a la tecnología para competir en el mercado interno y ganar presencia en el negocio de exportación. Cuáles son los principales proyectos y planes de inversión en IT de Temis Lostaló, Baliarda, Laboratorios Andrómaco y Bernabó. 16 de Julio 2010
Tecnología médica: más que una receta única
Durante 2009 la facturación de la industria farmacéutica se incrementó en un 21 por ciento con respecto al año anterior, con una cifra que alcanzó los $ 11.670 millones según el Indec. Datos de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) indican que los laboratorios nacionales tienen una participación del 58 por ciento de las ventas en el mercado interno —medido en facturación— y de más del 63 por ciento en unidades. 
Un informe de la consultora Abeceb.com detalla además que durante 2009 las exportaciones del sector farmacéutico superaron los U$S 658 millones, 5 por ciento más con respecto a 2008. La tasa de crecimiento de las ventas externas aumentó un 150 por ciento desde 2003 y en la actualidad las exportaciones se llevan el 21 por ciento de la producción total. 

Más allá de este clima de negocios favorable, los referentes de IT entrevistados por Information Technology coinciden en señalar que los laboratorios de capital nacional suelen ser bastante cautos a la hora de incorporar tecnologías de la información, con evoluciones paulatinas. 

Nacido en 1968, el laboratorio Temis Lostaló, emplea a unas 500 personas (140 de ellos son visitadores médicos, también conocidos como agentes de propaganda médica o APMs) y se especializa en áreas terapéuticas como reumatología, traumatología, urología, ginecología, cardiometabolismo, gastroenterología, neuropsiquiatría y radiología. Entre sus productos se incluyen Total Magnesiano, Vapresan, Aseptobron, Virobron, Equilibrane, Lostam, Findol Plus, Fosfovita y Urotem. El grueso de las ventas de este laboratorio tiene como destino el mercado interno; al exterior destina una cuota menor, básicamente hacia América latina. 

Temis Lostaló —cuyo presupuesto de IT en 2009 fue de U$S 250.000, neto de salarios— opera actualmente bajo una plataforma Windows y Linux, con productos de terceros complementados con desarrollos propios. 

Los procesos de manufactura (producción, abastecimiento, administración de depósito, piso de planta y demás) se soportan con Evolution, una aplicación de la consultora norteamericana SoftBrand; y la parte administrativo-contable se maneja con la solución Magma Tools, del proveedor uruguayo Magma. Para el equipo de APMs se utiliza una aplicación de la firma Close-Up (de control de tareas) que opera a través de smartphones bajo plataforma Windows Mobile; allí los visitadores médicos registran sus visitas diarias, lo que permite que el área de Marketing tenga un panorama más claro y al día de su actividad. 

Para este año, el proyecto principal del área de IT es “reemplazar todas las aplicaciones de negocio por una plataforma de ERP ‘world class’, más integrada y global —comenta Jorge Fernández, gerente de Sistemas de la empresa—. Estamos en plena etapa de evaluación y estimamos que el proceso total, desde la selección hasta la puesta en marcha, demandará unos 18 meses. La intención es dar respuesta a la modernización tecnológica que necesitamos realizar para estar a tono con las necesidades del negocio”.

La expectativa es iniciar la implementación durante este año. Según Fernández, “dependiendo de cuál sea el ERP que finalmente nos satisfaga en los aspectos tecnológicos, funcionales y económicos, tal vez tengamos que complementarlo con desarrollos propios o de terceros. La idea es acompañar con los cambios necesarios en el equipamiento —servidores de aplicaciones, por ejemplo— y también tenemos en la mira algún software colaborativo de tipo workflow, que hasta ahora no lo hemos visto en un ERP, pero que sería parte de este proyecto de renovación de la aplicación de negocios”. 

 Foco en la contingencia
Baliarda es otro laboratorio de capitales nacionales que opera desde hace unos 39 años en áreas terapéuticas como psiquiatría, neurología, gastroenterología, traumatología, reumatología y cardiología, entre otras. Entre sus principales productos cuentan Clonagin, Pantus, Neuroplus, Blavin y Tensium. Vende fundamentalmente al mercado interno (aproximadamente un 70 por ciento del total), pero también al exterior (Uruguay, Ecuador, Chile y Asia).  

Durante 2009, el eje de la actividad de Sistemas de Baliarda fue crear un sitio de contingencia y back up. Esto se resolvió mediante la instalación de un centro de cómputos más pequeño en otra locación, lo que incluyó la adquisición de una solución LTO4 de IBM para backup. El laboratorio tiene tres locaciones en Capital Federal (correspondientes a la planta, depósito y administración). “En la administración tenemos uno de los centros de cómputos, y en la planta otro”, cuenta Fernando Zanelli, jefe de Sistemas de Baliarda.  Este año la empresa está terminando de implementar una solución de recursos humanos (del proveedor Meta4), y está arrancando con tareas de virtualización, a efectos de tener una mayor contingencia operativa: “Estamos virtualizando todos los servidores de la empresa, tarea que será nuestro foco hasta la mitad de este año. En el pasado, cuando se caía un servidor, tardábamos por ahí entre cuatro y seis horas hasta que lográbamos repararlo; con esta iniciativa reduciremos ese lapso, ya que si se cae una máquina virtual o una hoja de servidor, la podemos recuperar rápidamente en otro lado. A tal fin ya adquirimos un storage de red de IBM (DS3200), un disco SAS que va acompañado de una solución IBM Blade Center con cinco hojas; este último equipo consolidará el trabajo de unos 15 servidores actualmente en funcionamiento”, dice Zanelli. El proyecto de virtualización de los servidores de la compañía implicará una inversión de U$S 80.000 (incluye hardware, software y configuración). 

Otra prioridad para este año será la migración a una nueva versión de SAP: “Actualmente tenemos la 5.0, con la cual manejamos todo lo que es la administración, producción y almacenes; pero como se queda sin soporte iremos hacia la versión 6.0”, comenta Zanelli.  La gente de Sistemas de Baliarda desarrolla aplicaciones web para distintas áreas (por ejemplo diversos sistemas de control de gastos mínimos) en tecnología .Net. Para los APMs cuenta con la aplicación CallMed (de Software Pro Data), un módulo que brinda información a las áreas de ventas y marketing; esta solución corre sobre los dispositivos móviles (HP iPAQs) de los 250 visitadores médicos del laboratorio que se encuentran esparcidos por todo el país. 

Actualización, divino tesoro
Laboratorios Andrómaco es una empresa farmacéutica argentina de propiedad familiar, con buena presencia en el segmento de dermatología y un total de 540 empleados. Nacido en 1926, sus productos —tanto de venta bajo receta como de venta libre— pertenecen a diversas áreas terapéuticas como dermatología, pediatría, ginecología y clínica médica. Algunos de los principales son Dermaglós, Hipoglós y Macril. Sus ventas se centran en el mercado interno y en menor medida en el externo (comercializa sus productos en Uruguay, Paraguay y Brasil a través de empresas independientes y distribuidores).

Desde hace unos años, el laboratorio (en el año fiscal julio 2008-junio 2009 facturó $ 241 millones, según IMS) cuenta con una infraestructura estable a la cual se le realizan dos tipos de cambios: actualizaciones puntuales (en hardware y en software, para acompañar los estándares del mercado), y una cuota de innovación que aporta soluciones a planteos de crecimiento o mejoras de los procesos de negocio. “Estamos trabajando en la actualización de SAP —migrarán a la 6— con el objetivo de mantener la plataforma de negocios al día. Y además venimos profundizando la inclusión de SharePoint Server como concentrador de la colaboración entre los procesos de la compañía”, revela Edgardo Morelli, CIO de Laboratorios Andrómaco. 

Las prioridades para este año también pasan por “ampliar la explotación de datos desde nuestro data warehouse, con el fin de optimizar la calidad de los datos sobre el negocio y avanzar con la adopción de ITIL (Information Technology Infrastructure Library, o Biblioteca de Infraestructura de Tecnologías de Información), para los procesos internos del área”, destaca Martín Dalceggio, gerente de Tecnología del laboratorio. Otro foco para el corto plazo será la renovación tecnológica de la fuerza de ventas; en este sentido las aplicaciones ya existen (cuenta con una herramienta como Sales Force Net, del proveedor Close-Up, y soluciones desarrolladas ‘in house’), y además incorporará netbooks Lenovo para parte de los 129 visitadores que tiene la compañía. 

 Reingeniería a la carta
También conformado por capitales nacionales, el laboratorio Bernabó inició sus actividades en 1934. Actualmente dirige sus rumbos la tercera generación de accionistas, una camada “que le ha dado un fuerte impulso al laboratorio y al área de IT en particular”, asegura Eduardo Jansen, gerente de Sistemas y Comunicaciones de la firma.
Con un total de 600 empleados, Bernabó concentra sus ventas en el mercado interno. Las principales áreas que aborda son gastroenterología, cardiología, urología, odontología y reumatología; también productos analgésicos, antiinflamatorios, antiinfecciosos, anticonceptivos, antiosteoporóticos e insumos odontológicos. Sus productos centrales son Miopropan, Gastec, Vorst, Qura, Sinalgico, Arteriosan, y la línea femenina Kala y Ovufem. “Contamos con sistemas desarrollados internamente y para recursos humanos una herramienta de Sieben Soft, todo en tecnología AS/400 (IBM i), más la gestión contable soportada con la solución BAS (Buenos Aires Software) en plataforma Microsoft, que en su conjunto manejan históricamente la gestión integral. Hoy estamos abocados a un proceso de reingeniería —comenta Jansen— para darle al laboratorio una gestión más dinámica.”  Así, ya se actualizó el circuito de Proveedores y Órdenes de Pago y se continuará con el resto de los procesos que hacen al core de administración, que seguirán en plataforma IBM i. “En áreas específicas con circuitos más especializados y de alta complejidad, como Logística, Recursos Humanos y Producción estamos terminando de evaluar productos de terceros que correrán sobre Windows, con interfaces dinámicas contra el sistema central en IBM i”, apunta Jansen.
El laboratorio destinará U$S 40.000 a la implementación de un paquete de software para la gestión de Almacenes.  
Bernabó cuenta con 10 delegaciones comerciales en las provincias y su planta está ubicada en Capital Federal; estas dependencias aún no se hallan comunicadas online. Para solucionar esta encrucijada, el departamento de IT “está en proceso de armado de una red VPN con tecnología MPLS, de manera de poder integrar los nodos y transmitir datos y voz en forma conjunta. Las locaciones conservarán la telefonía tradicional —se convertirá vía gateways—, ya que aún no se tomó la decisión de hacer el cambio a unidades de telefonía IP”, explica Jansen, que dedicará U$S 19.000 a esta integración. 

En lo que refiere a hardware, incorporó una librería de back up LTO4 (IBM TS2900) y está adquiriendo un servidor con alta escalabilidad (IBM X3850) y una solución de storage (IBM DS3200 SAS) que correrán bajo Windows Server 2008 R2 Data Center y SQL Server 2008 R2, consolidando el trabajo de otros equipos. Por ambos, la empresa invirtió U$S  39.000. 

“Hoy tenemos nueve servidores  Linux y Windows, más el IBM i de producción y otro de contingencia —completa Jansen—. La idea es concentrar la gestión mayormente en una sola tecnología (Windows). Este sistema operativo ofrece funcionalidades de análisis y reporting, lo cual además lo convierte en una herramienta de BI en sí misma, otro de los recursos que precisamos incorporar.”



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar