*

Tarde en el TEDx

Ciudades sostenibles, pensamiento científico, creatividad y justicia internacional, los puntos destacados. Las experiencias de la Corte Penal Internacional de La Haya y de Curitiba, la ciudad más "ecológica" del mundo. 08 de Abril 2010
Tarde en el TEDx

El tercer bloque del TEDx Buenos Aires arrancó con una tarea complicada: cómo reiniciar el reloj biológico y retrasar la vejez. “Es muy poco lo que se conoce sobre la vejez”, disparó el científico José Cebrelli. “El envejecimiento se estudia en seres de vida muy corta, a través de la división celular”, resumió el científico. El objetivo final de la ciencia: entender el comportamiento de las células y ver, llegado el caso, si se puede parar o retrasar el reloj biológico.

Luego fue el turno de uno de los oradores más esperados: Luis Moreno Ocampo, Fiscal General de la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya. “Investigamos por qué alguien puede decidir matar a miles de personas”, resumió la tarea. La disertación giró en torno a la necesidad de instituciones para impartir justicia. “No reducen el crimen a cero, pero sí evitan que se multiplique”, fue la conclusión. La crítica a la Argentina llegó de la mano del descreimiento por las autoridades imparciales, que sí se explican con éxito en otros países. “Desde 1998, los más de 100 países miembro del sistema se comprometen a juzgar los crímenes que prometimos que nunca más iban a suceder. Somos una institución del siglo XXI para contribuir a la paz permanente. Los problemas sociales más graves requieren soluciones globales con instituciones globales”, sintetizó.
 
El pensamiento científico y cómo ejercitarlo fue el eje de la exposición de Gabriel Gellon. “A pensar científicamente te tienen que enseñar. Y el sistema educativo no está en condiciones de hacerlo”, comenzó. Así, desarrolló el concepto de Expedición Ciencia, un campamento para jóvenes donde se relacionan con científicos. Allí encuentran la oportunidad de hacer ciencia y adquieren las herramientas del pensamiento científico. El cierre: “Pasan cosas extrañas y maravillosas si uno deja que pasen”.

La segunda pata internacional del TED vino con la autora estadounidense Elizabeth Gilbert y estuvo orientada hacia el proceso de creatividad. “Tenemos la idea de que creatividad y sufrimiento están alineados. ¿Por qué tiene que ser así?”, reflexionó. Destacó, además, la importancia de no creer que toda la inspiración y creatividad vienen sólo del hombre, sino que apoya la teoría de que también se recibe influencia de fuerzas externas, lo que los romanos, por caso, llamaban genios.

El cierre estuvo a cargo de Jaime Lerner, con experiencia de gestión política como alcalde. Su tópico fue, justamente, “Cómo pensar una ciudad”. Destacó tres puntos fundamentales, no sólo para la ciudad, sino para la humanidad: movilidad, sustentabilidad y socio-diversidad. Para la movilidad, presentó ejemplos concretos ya aplicados, como el bus-metro y autos del tamaño del Smart. Teniendo en cuenta que las ciudades producen el 75 por ciento de las emisiones de carbono, la sustentabilidad pasa a ser un punto a tener en cuenta. ¿Las claves? “Usar menos el coche, separar la basura y vivir más cerca del trabajo”, la simpleza del consejo de Lerner. El cierre, con aplausos, vino de la mano de Lerer cantando acompañado de bandoneón.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar