También Microsoft quiere reinventar el código de barras

Serviría para unir las ediciones impresas con material digital, a través de un software que se decarga en los celulares. Por el momento, lo utilizan diarios y revistas en Estados Unidos y Europa. El servicio es gratuito...por ahora. 01 de Febrero 2010
También Microsoft quiere reinventar el código de barras
No es el primero en pensar una forma de redefinir la función que cumple el tradicional código de barras. Sólo cabe recordar la llegada de la identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) que usan hoy grandes comercios o empresas logísticas. Otra alternativa fue CuteCat, un proyecto de códigos que pretendía unir material impreso con contenido digital hace algunos años. Microsoft podría llevar ahora la sustitución a un nuevo nivel: la empresa fundada por Bill Gates cree que la integración con un celular es la vía más efectiva para poder completar el proceso. Para funcionar, la herramienta sólo necesitará descargar un simple software al celular. Su nombre: Microsoft Tag.

Se trata de un código de barra que puede ser leído a través de las cámaras de los celulares e, inmediatamente, se linkea el contenido digital en el mismo dispositivo. El producto puede linkear al usuario a un sitio Web, un brochure online o una tarjeta electrónica. Por eso, durante el año pasado, Microsoft Tag comenzó a mostrarse en revistas y diarios internacionales. De esta forma, los códigos de barras podrían incluirse en tarjetas personales, productos o incluso en carteles en la vía pública. “Es el hiperlink del mundo físico”, resumió Marja Koopmans, jefa de Marketing de Microsoft para la unidad de Start-ups durante una reciente presentación.

Por el momento, el servicio es gratuito para el usuario aunque, según dicen los expertos, es difícil entender el modelo de negocios que se plantean con el lanzamiento. La compañía liderada por Steve Ballmer, dice que más adelante agregará nuevos servicios, para los cuales los usuarios deberán pagar. “No somos una institución filantrópica”, disparó Koopmans.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar