Táctica de alto vuelo: Barry Vandervier, CIO de Sabre Holdings, responde

El responsable de Sistemas de la central de reservas detalla la estrategia tecnológica de la compañía y cuenta por qué eligieron a Buenos Aires para localizar su centro de desarrollo. Las claves de un sector que crece. 04 de Enero 2010
Táctica de alto vuelo: Barry Vandervier, CIO de Sabre Holdings, responde

Sabre Holdings, la firma norteamericana fundada hace 40 años que se inició como central de reservas de pasajes aéreos y luego se diversificó al desarrollo de diversos sistemas para el mercado turístico, hoy cuenta con tres divisiones de negocios: Sabre Airline Solutions, que se especializa en dar soluciones a las aerolíneas en relación con la organización de los vuelos, la tripulación y la reserva de pasajes; Travelocity, que surgió como un servicio de viajes para consumidores directos (tanto para los turistas como los viajeros de negocios), y Sabre Travel Networks, cuyo sistema de distribución permite que las agencias de viajes accedan a información sobre líneas aéreas, hoteles y alquiler de autos, entre otros proveedores de este segmento.

Barry Vandervier, CIO de Sabre Holdings, trabaja desde hace 13 años en esta compañía que tiene presencia en más de 59 países. Su interés por el turismo es más que meramente laboral: uno de sus hobbies es la aviación, por lo que está asistiendo a un curso de  piloto. A pesar de esto, para coordinar sus tareas sabe que debe mantener los pies sobre la tierra. Desde que asumió como CIO en 2006, Sabre fue reconocida, durante tres años seguidos, por la revista estadounidense InformationWeek como uno de los “100 usuarios más innovadores en tecnología”. 

El ejecutivo ingresó a la compañía como ingeniero industrial, dentro del área de Desarrollo, después trabajó en Travelocity durante cinco años. Actualmente, es el responsable de IT para las tres unidades de Sabre Holdings.

¿Cuál fue su mayor logro como gerente  de Sistemas?
Desde hace un tiempo venimos invirtiendo en la actualización de la plataforma para reserva de aerolíneas, protocolo, venta a los clientes y servicios. Entre los logros está la plataforma de atención a los clientes y la nueva generación de aplicaciones que hemos desarrollado, que nos permiten ejecutar miles de funciones por segundo y que los usuarios puedan hacer reservas en tiempo real.

¿Y los principales desafíos?
El mayor desafío se relaciona con las inversiones ligadas a los requerimientos de cada una de las unidades de negocio. Nuestro foco son los clientes y el objetivo es asegurarnos de que les proveemos las tecnologías que satisfacen sus necesidades. En Sabre se corren alrededor de 32.000 transacciones por segundo a través del ambiente que está conformado por las distintas plataformas. Operamos los siete días de las semanas y  tenemos un volumen muy grande de información. Por eso, nuestras inversiones están enfocadas a mejorar todas esas habilidades y la infraestructura que nos permita dar un servicio de calidad y sin interrupciones. 

¿En qué tecnologías enfocan sus inversiones y en cuáles ven más futuro?
Trabajamos para aumentar la flexibilidad de nuestros sistemas. Allí juegan un rol clave desde las workstations hasta los data centers, la virtualización y cloud computing. Respecto del último, nosotros ofrecimos este servicio desde el inicio de la compañía, pero estamos invirtiendo en hardware para poder operar bajo este modelo de manera más formal. El beneficio de moverse hacia cloud computing tiene que ver con la automatización en los data centers y en los ahorros que provoca trabajar sobre demanda. En Travelocity, en particular, estamos haciendo una de las mayores inversiones en el desarrollo de paquetes de viajes. 

Usted se encarga de la coordinación del área de tecnología de tres unidades de negocio y de todas las oficinas del mundo. ¿Cómo se logra esa integración y trabajar en conjunto?
Mi responsabilidad es sobre los tres negocios, pero cada uno tiene sus propios recursos de tecnología, especializados en su área. Tenemos muchas formas de interactuar y de compartir. La misma infraestructura que sirve para los clientes es la que soporta todos los negocios y la que pone en contacto a todas las unidades. Es una combinación entre priorizar los elementos que compartimos, pero, al mismo tiempo, poder lograr que cada uno trabaje de forma especializada e independiente. 

Sabre Holdings fue reconocida en varias oportunidades como una de las empresas más innovadoras en el rubro viajes. Ahora existen otras empresas que tienen algunas plataformas similares. ¿Cómo describiría la estrategia que diferencia a la corporación?
Desde el punto de vista del negocio, en cualquiera de sus unidades diferentes, la idea es proveer soluciones de bajo costo, lo más estandarizadas posible y que sean útiles para los usuarios. 

¿Por qué Buenos Aires resultó elegida como una de las ciudades desde donde desarrollan software y brindan diversos tipos de soporte para el resto de las filiales de Sabre?
Buenos Aires tiene muchas ventajas para nosotros. El huso horario similar a Estados Unidos, el nivel de los profesionales… tenemos muchas inversiones aquí, pero también en otros lugares del mundo. En 2004, Sabre Holdings tenía el 85 por ciento de su fuerza de trabajo en los Estados Unidos. Hoy, representan sólo el 45 por ciento. Desde una perspectiva tecnológica, tenemos más de 300 empleados en la Argentina, 600 en Polonia y otros cientos más en la India. El tipo de trabajo que se hace en Buenos Aires depende de la unidad de negocio, pero básicamente se especializa en el soporte de Travelocity, desarrollo de interfaz con usuarios y negocios de Travel Networks. 

¿Cuáles son las diferencias entre los trabajos que se hacen, por ejemplo, en la India y las tareas de Buenos Aires?
En India encontramos recursos disponibles, por ejemplo, en base de datos. En Buenos Aires encontramos excelentes desarrolladores en Java y profesionales relacionados con el manejo del negocio online. Se armaron los grupos que necesitábamos, tecnológicamente hablando. Los equipos de desarrollo en Java y en C++ son excelentes. 

Muchos de los desarrollos y soluciones que brindan son estandarizados y podrían ser aplicables a otras industrias. ¿Pensaron alguna vez en diversificar su clientela?
Sabemos de la utilidad de las herramientas y las soluciones que ofrecemos. Pero desde el principio Sabre se especializó en la industria del turismo y, por el momento, no existen planes para ampliar la oferta a otros sectores.

¿Cómo afectó la crisis al mercado local y qué expectativas tienen para el futuro?
Creo que tenemos muchos productos para vender a agencias y aerolíneas. La Argentina fue golpeada en la industria del turismo como cualquier otro mercado: los presupuestos de las corporaciones se cortaron y las personas no se toman tantas vacaciones como hace un año y medio, pero creemos que el futuro será bueno y que se volverá a la situación anterior. La Argentina es un mercado crítico para Sabre en todas las unidades de negocios y en cuestiones como el nivel de adopción de nuevas tecnologías. Creo  que en los próximos 18 meses la Argentina y toda la región incrementarán rápidamente su adopción en todo lo relacionado con los viajes online, reservas y compras por Internet. Esperamos y estamos confiados en que todo esto va a pasar en un futuro inmediato.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar