TV digital: Caja de sorpresas

A nivel local, la TDT cambiará la forma y el contenido del negocio audiovisual. Qué prometen las nuevas tecnologías interactivas. La novena entrega de las 10 tecnologías Hot que transformarán el mercado en los próximos años, según la revista Information Technology. 30 de Marzo 2011
TV digital: Caja de sorpresas

Nuevos formatos y modelos de negocios para la industria audiovisual; mayor calidad de trasmisión y cantidad de audiencia; impacto económico e inversión son algunos de los rasgos que configurarán el escenario de la Televisión Digital Terrestre (TDT). 

Con la resolución 327/2010 —a finales del mes pasado— de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual que asigna las bandas 33, 34, 35 y 36 de la frecuencia UHF a los canales de aire 13, 11, 9 y 2 para realizar transmisiones experimentales de TDT, “están dadas las condiciones para que en 2011 haya un boom en cuanto a TV digital porque estaban faltando las frecuencias de los canales privados”, expresa Luis Valle, director del posgrado en TV Digital de la Universidad de Palermo. “El Estado ya tiene ocho señales en varias ciudades y está avanzando muy rápido porque están instalando estaciones de transmisión —agrega—. Ahora el sector privado tiene la posibilidad de empezar a experimentar, lo que es muy importante porque los canales 13 y 11, que son los de mayor audiencia.” 

Según el especialista, hasta hoy el Estado venía impulsando la TDT como una cuestión de inclusión social, “pero con el ingreso de los canales abiertos comerciales privados, que en total suman unos 44, surge la posibilidad de que se desplieguen servicios rentables y se podrá ver todo el potencial de esta tecnología, como la TV móvil, las señales de alta definición y la TV interactiva”. 

Y agrega: “Los canales de aire privados, cuyo negocio así se redefine, van a tener que encontrar modelos rentables; podrán tomar los que existen en Brasil, Japón, Estados Unidos o Europa, o bien desarrollar los propios. El resto de los países de América latina mira de cerca la experiencia en la Argentina.”   

Además de la mejor calidad de la transmisión y la irrupción de nuevos formatos, con la TDT la oferta de TV ganará en cantidad, “ya que en la ciudad de Buenos Aires se sumarán nuevas señales”, expresa.  

A nivel local, la TDT dinamizará las industrias que deberán abastecerla, como la de producción de contenidos, la electrónica y la de aplicaciones de software para TV interactiva, a lo que se agregan las inversiones en infraestructura de los canales privados y del Estado con la iniciativa Argentina Conectada. “Con la TV móvil existe la posibilidad de que los fabricantes ofrezcan equipos con capacidad de recibir señales de TV”, enfatiza Valle. 

En el exterior se están desarrollando innovaciones para lo que se denomina TV Social. Marie-José Montpetit, científica invitada del Research Lab for Electronics de MIT, desde hace años trabaja en este concepto que —según define un artículo de MIT Technology Review— es “una forma de combinar, de manera transparente, las redes sociales que están impulsando los ratings de TV con la experiencia pasiva de ver la pantalla chica en forma tradicional. Su objetivo es conseguir que mirar televisión sea algo que muchos usuarios en diferentes lugares puedan compartir y discutir, y que al mismo tiempo también puedan elegir más fácil qué mirar”. 

Muchos desarrolladores están trabajando en nuevas formas para que los televidentes puedan compartir la experiencia de mirar TV a través de conexiones de banda ancha o los conversores de señal. Según el artículo del MIT, “la mayoría de los sistemas eran incluso más burdos que la combinación de una laptop y una gran pantalla de televisión que algunos usuarios han adoptado como precaria solución. Montpetit, en cambio, quiere unir diferentes sistemas de comunicación —particularmente el celular y los servicios de banda ancha— para crear una experiencia más elegante para el público”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar