*

Software de gestión para pymes: un negocio con potencial

La IT sigue siendo para las pequeñas y medianas empresas nacionales uno de los puentes más efectivos al futuro. Su principal problema es su falta de capital y recursos humanos. Su principal fortaleza, su flexibilidad y poder de adaptación. 18 de Mayo 2010

El mundo pyme se informatiza. El potencial está a la vista: en la Argentina, existen más de 550.000 pequeñas y medianas empresas, según fuentes oficiales. En términos de informatización, este tipo de empresa tendió -durante los últimos años- a incorporar tecnología a sus negocios, tratando de emular a las grandes empresas.

Para poder aprovechar los avances informáticos, todavía deben superar algunas dificultades que no siempre son advertidas. Estas pueden ser de carácter externo como interno. Una es su espectro: para muchos proveedores, una pyme puede facturar de $ 3 hasta $ 120 millones anuales. Al mismo tiempo, varía y mucho tanto el nivel de madurez tecnológica como los procesos de negocios.

Como primer paso, en el mercado coinciden en definir que las pymes están tendiendo principalmente a incorporar sistemas de gestión en formato ERP (software para la gestión de recursos empresariales). Para hacerlo y ante la habitual falta de un área de Sistemas en una firma de apenas 50 empleados, recurren a los servicios de los consultores para elegir qué tipo de desarrollo adoptar y cómo ponerlo en funcionamiento de la manera más simple.

Sin embargo, una de las dificultades de estas empresas es la falta de presupuesto para encarar proyectos de tecnología. En otros casos, como en los proyectos de software y consultoría, se suma otra variable. Como las pymes también se definen por la cantidad de empleados y por su estructura en general, muchas pequeñas y medianas empresas forman parte de un entorno familiar, con ejecutivos de todas las generaciones. Eso se siente en la diferente cultura informática. Las soluciones informáticas pueden transformarse así desde un potencial hasta una carga si no son gerenciadas de forma efectiva. La falta de personal idóneo y la cantidad de empleados disponibles, hace que el proyecto de IT sea realizado casi por completo por el proveedor, interactuando con los dueños de la compañía.

Pero, a pesar de estas limitaciones financieras, ya no parece haber duda de que la tecnología representa cada vez más una solución no sólo más económica sino más efectiva. Siguiendo la ley de Moore, el abaratamiento de la tecnología es una realidad. También la reducción de los tiempos de habilitación. Más de una solución bajó en los últimos años su tiempo de implementación de un año a seis meses. Gran amplitud existe entre los costos por su contratación. Si hasta hace pocos años una solución ERP rondaba cerca de u$s 50.000, hoy puede estar en u$s 20.000. Destaca que algunos sectores están más adelantados en cuanto a su innovación: servicios, turismo, diseño y logística y distribución. Ayuda que las pymes tienen cada vez más información sobre las tecnologías que necesitan. La visión para el futuro de las pymes en cuanto a la IT de gestión resulta así más que positiva.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar