*

Sodimac: construyendo el futuro también en clave IT

Con dos años de trayectoria en la Argentina y cinco tiendas abiertas, la empresa implementó un nuevo sistema de data warehouse y una herramienta de Business Intelligence para consolidar los datos y usarlos en análisis y predicción. 21 de Mayo 2010
Sodimac: construyendo el futuro también en clave IT

Tornillos, artefactos de iluminación, piletas de cocina, ladrillos, objetos de decoración… El universo de productos que se pueden adquirir en Sodimac es sumamente amplio.Parte del grupo chileno Falabella, abrió su primera tienda en la Argentina en febrero de 2008 y hoy ya cuenta con cinco, ubicadas en el Gran Buenos Aires. Con presencia en cuatro países, su facturación en 2009 fue de U$S 3.000 millones entre las 102 tiendas. A mediados de 2009, los locales se encontraron con la necesidad de implementar una herramienta de BI, pero no podían hacerlo si antes no ordenaban la información. “Los datos estaban dispersos en distintas bases y necesitábamos tener una única fuente para todos ellos”, recuerda Sergio Cristaldo, jefe de Sistemas de Sodimac Argentina. “Y debíamos convertir a esos datos en información”, completa Ignacio Rafael Román Moreno, jefe de Control de Gestión de la empresa. 

Esa dispersión de los datos en distintas bases los llevó a buscar una solución capaz de consolidarlos. Por entonces, Sodimac era usuario de Microsoft SQL —de hecho, sigue manteniendo esa base de datos—, pero las pruebas que hicieron no les resultaron satisfactorias. Sybase acercó una propuesta y lo que los convenció de ésta fue ver, con sus propios datos, una demo del funcionamiento de Sybase IQ. “Nos dejaron probar en vivo la potencialidad de la herramienta y no dudamos ni un segundo de que ese era el camino”, dice Cristaldo.

Por su parte, consultados por esta revista, en Microsoft no efectuaron declaraciones sobre este proceso. El proyecto comenzó en agosto de 2009 y fue el primero realizado en la Argentina tras la alianza entre Sybase y MicroStrategy, por la cual lanzaron al mercado un paquete de soluciones formado por el servidor analítico Sybase IQ y diversos productos de MicroStrategy. La inversión en el proyecto fue de $ 500.000 (15 por ciento, aproximadamente, en consultoría y el resto entre licencias, software y hardware).  

Cuestión de volumen
Por Sodimac trabajaron tres personas lideradas por Cristaldo y otras tres por parte de Sybase. Ezequiel Fernández de Barrena, líder de Proyecto por Sybase, admite que el desafío estaba en el volumen de datos y su heterogeneidad. “Generalmente, una implementación de IQ es más rápida —llevó siete meses en total—; pero todo tiene que ver con la cantidad de datos que se fueron agregando y con la cantidad de fuentes que se sumaron progresivamente con respecto a las bases originales”, detalla. Los datos de bases como Oracle, MS SQL, más alguna otra propietaria y los datos desestructurados correspondían a ambos lados de la Cordillera de los Andes.

“Lo que utilizamos para las pruebas de concepto y la implementación final del producto es nuestra herramienta de modelado PowerDesigner, que permite visualizar, analizar y manipular metadatos más fácilmente, a fin de lograr una arquitectura de información empresarial efectiva”, explica Barrena. Lo que hace PowerDesigner es la ingeniería reversa de todas las bases de datos transaccionales, lo que sería el origen de datos. “Luego, a partir de estos modelos físicos obtenidos, generamos los ‘scripts’ y creamos la base en Sybase IQ. Por último, comenzamos la migración de los datos, en este caso, con las mismas características que tiene Sybase IQ”, detalla Barrena.

Entre agosto y diciembre de 2009 trabajaron en la recolección y ordenamiento de los datos. El siguiente paso fue la explotación de los mismos. Ya con los datos en orden, se inició la implementación de MicroStrategy versión 9. En esa etapa se sumó el integrador Soluciones. “El negocio definió qué datos se querían explotar: qué querían ver y cómo querían hacerlo”, explica el jefe de Sistemas. “Empezamos con el área de Ventas, porque es la primera línea en lo que hace a resultados”, añade Román Moreno. “Definimos qué era lo más relevante, como por ejemplo la rentabilidad por medio de pago”, continúa.  Adrián Scardillo, gerente de BI de Soluciones, explica el proceso que se llevó a cabo: “Se construyó un modelo de datos para analizar la evolución de los principales indicadores de ventas y costos para poder medir el margen de ganancia de cada producto. El modelo contempla, por un lado, la información de la composición, los tickets y demás comprobantes de venta; y por el otro, la información de cómo se pagaron los mismos, con sus costos y recargos financieros, como en el caso de las tarjetas; y por último, todos los cargos y descuentos asociados a cada uno de ellos”. Así se obtiene el margen de ganancia de cada ítem vendido, lo que permite promocionar aquellos que más convenga según su margen.

Precisamente, las promociones son clave para Sodimac en la Argentina, ya que en Chile no es tan usual que se realicen constantemente estrategias con los bancos, por ejemplo. “Esto nos permite evaluar qué promocionar en determinada sucursal, o con qué tarjeta la campaña no tuvo buen resultado”, asevera Román Moreno. “Buscamos oportunidades que en Chile no se tienen en cuenta y estamos exportando este modelo”, agrega. 

Hoy, la herramienta tiene 13 usuarios en las distintas áreas del negocio. “Aunque nos queda mucho por hacer, finalizamos la primera etapa del proyecto, mejorando nuestra visibilidad del negocio”, cierra Cristaldo.  Victoria Pellegrinelli



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar