*

SaaS: servicios online y algo más

La Web también se presta para ofrecer o contratar servicios en software. Todo con tarifa plana y mensual. Los datos desde el mercado indican que la demanda de la modalidad explotará en los próximos dos años. La experiencia de quienes ya la usan. 25 de Enero 2010
SaaS: servicios online y algo más

El software como un servicio, conocido vulgarmente como SaaS (por sus siglas en inglés de “software as a service”), es visto, cada vez más, con buenos ojos por todos los participantes del mercado IT. Se trata de una modalidad de adquisición de tecnología como servicio y forma parte del paradigma que anticipa que hay vida en la nube virtual. A expensas de ello, nace una nueva relación de costos y escalabilidad que permitirá a pymes y emprendedores acceder a soluciones a las que hoy sólo llegan tras costosas inversiones. Los proveedores, por su parte, alcanzarán una capilaridad impensada de la mano de la red de redes. Todo, en el plazo de los próximos dos años.

Algunos proveedores de herramientas de gestión empresaria contable (ERP por su siglas en inglés) y de administración de la relación con los clientes (CRM), entre otros, ya ofrecen el nuevo modelo. Los números dan cuenta del por qué: los programas que hoy se comercializan tienen un costo por usuario inferior a los $ 100. Sin embargo, también es bueno recordar que todo cambio engendra temores. La seguridad de los datos es uno de ellos.

Cuando en el mundo de las TIC´s (Tecnología de la Información y las Comunicaciones) se dice nube o cloud computing, se está hablando de Internet y de recursos que están disponibles en la Web, alojados en redes públicas o privadas. Son tres los tipos de servicios que allí se encuentran disponibles como infraestructura como un servicio (IaaS), plataforma como un servicio (PaaS) y/o software como un servicio (SaaS).

Luz a las siglas
La lógica de estas alternativas es la del acceso remoto a una herramienta que un proveedor ofrece como servicio. Y, como a cualquier otro , se lo contrata aceptando una tarifa plana y mensual. Se puede pactar, por ejemplo, diez usuarios para un sistema de gestión contable que está en línea. Por caso, ya no es imprescindible realizar una inversión inicial para adquirir un ERP enlatado, ni preocuparse por el mantenimiento que, ahora, estará a cargo del proveedor. La garantía de calidad y los períodos de prueba garantizados son otros atributos a tener presente.

A fin de dimensionar la relación de costos y alternativas, Ricardo Serrats, gerente de la División SaaS de Grupo Calipso, ejemplifica que “una solución corporate para pymes de cinco usuarios concurrentes puede tener un valor de $ 2.000 mensuales por el uso de todo el servicio (servidores, licencias, mesa de ayuda, actualizaciones, data center, entre otros), mientras que la alternativa para profesionales y microemprendimientos, tiene un valor mensual (por usuario nominal) de $ 40 por puesto”. Otro ejemplo es el de Sistemas Bejerman que ofrece, por ejemplo, Estudio ONE Web, una plataforma de servicios de estudios contables que permite el intercambio de información de los sistemas de sueldos y jornales. Su precio de base es de $ 59 mensuales. Otra herramienta es eFlex Web, una suite que permite el intercambio de información entre empresas, clientes y proveedores por un valor de $ 800 mensuales.

Pero, como se mencionaba antes, cuando se habla de nuevos paradigmas y de modalidades de acceso, también es bueno recordar que los cambios siempre presuponen aspectos a tener en cuenta. La estabilidad, la seguridad de la información y la confiabilidad del servicio son algunos de los más citados. Los temores se fundan en que SaaS hace que toda la información se almacene en el centro de datos del proveedor y quede a expensas de la certeza de sus políticas de seguridad. Ante estos condicionantes, los analistas coinciden en que, para evitar sorpresas, siempre es bueno que cada una de las partes tome sus propias medidas de protección.

“Todos esos riesgos están aún latentes”, dice Enzo Puma, gerente de Marketing de Sistemas Bejerman. Sin embargo, el ejecutivo argumenta que “suele ser más seguro alojar la información en el centro de datos del proveedor (por su backup permanente, seguridad y disponibilidad, por la gran calidad de los equipos)”. Por su parte, Federico Aon, director de Tecnología y Consultoría para Chile y Argentina de Snoop Consulting, ejemplifica: “Ninguno de nuestros operadores tiene acceso a los datos del cliente porque instalamos un mecanismo de activación automática. Inclusive, si el cliente necesita soporte o mantenimiento, deberá darles permiso a los operadores para que accedan a esa información por el tiempo que considere necesario”.

Serrats, de Calipso, recomienda que, “para evitar sorpresas, es importante mirar el acuerdo de nivel de servicios (SLA) acordado con el proveedor. Allí se debe establecer que los datos son del usuario e indicar cuál será la política de backups; además de aspectos como el precio, la posibilidad de personalización, conectividad, lugar donde se alojarán los datos, entre otros detalles”.

En ese sentido, Aon, de Snoop Consulting, recomienda: “Siempre debe existir una manera de extraer todos los datos y relaciones en cualquier momento”. Pero, en materia de mercado y temores, Serrats, afirma que “el principal riesgo pasa por una correcta adaptación de los distintos players del sector a este nuevo modelo de negocios. Por lo tanto, es prudente esperar a que se reacomoden los proveedores”.

Pronóstico
Cielo parcialmente nublado, con probabilidad de software y de servicios en toda el área. Vientos moderados hacia el sector corporativo, rotando al pyme. Así puede resumirse la evolución futura de SaaS. Las prestaciones comienzan a subirse a la nube y, desde allí, llegarán a quien lo requiera. “La tendencia es ir trabajando cada vez mas en la nube”, anticipa Serrats. “Lo esencial será el acceso y su seguridad”, resume.

Enzo Puma, de Sistemas Bejerman, señala que “hay una predisposición creciente a adoptar soluciones de gestión bajo esta modalidad (como de pagos de viáticos a empleados) aunque la estrella del momento es el CRM; impulsado por las mejoras en la calidad de las conexiones a Internet” y vaticina que “los ERP para pequeñas empresas y las aplicaciones departamentales darán un gran salto en los próximos dos años”.

Por su parte, Ezequiel Glinsky, gerente del Grupo de Nuevas Tecnologías para Argentina y Uruguay de Microsoft amplía: “SaaS es una parte de la historia, la entrega de servicios, mientras que Software más Servicios (S+S) de Microsoft parte de la premisa de la capacidad combinada”. Y apunta a que “combinar software más servicios hace que sea tan relevante acceder a los servicios de Internet como garantizar la seguridad y la privacidad”.


Tipología SaaS

- Es una modalidad de distribución y de acceso al software a través de Internet.
- El servicio lo instala el proveedor de la prestación en su data center y ofrece el acceso directo al servicio.
-
Se dispone del servicio mediante la contratación y pago por su uso. No requiere del pago de licencias, ni procesos de compra.
-
Nace en la idea de acceder, usar y compartir soluciones.
-
El cliente se dedica a su negocio y se despreocupa de la tecnología.
-
Mejora el TCO (costo total de propiedad).
-
La empresa SILFAB ya lo aprovecha pero sufre Internet

El caso de SILFAB
Silvestrin Fabris (SILFAB) fabrica e importa productos para el cuidado de la salud como de electromedicina, material descartable y artículos de ortopedia, e incorporó la herramienta de gestión de Calipso bajo la modalidad SaaS.
El proyecto, que comenzó con la elección de una modalidad de servicio tradicional, se transformó en la alternativa del software como un servicio, Calipso365. La herramienta les permite contar con una alternativa. El único problema es no contar con una buena conexión de Internet.

Todo se inició, cuando la empresa decidió cambiar su sistema de gestión y salió al mercado a buscar alternativas. “Tuvimos una muy mala experiencia con Quilate, un sistema que usamos durante un año y medio, por la mala atención postventa y no haber conseguido extraer información para realizar indicadores. Por eso iniciamos una nueva búsqueda a comienzos de 2008”, dice Federico Silvestrin, gerente de Silvestrin Fabris. La prioridad era alcanzar la cobertura integral de las áreas de administración, comercial, servicio técnico, producción, comercio exterior, y recursos humanos, entre otras.

La compañía consultó y recibió recomendaciones de todo tipo. Calipso, Neural Soft, Sistemas Begerman, Tango y Buenos Aires Software formaron parte de la evaluación que culminó en la definición por Calipso “por afinidad y confianza con la empresa encargada de la implementación del sistema, Latin Control Software”, cuenta el gerente de SILFAB. La decisión fue tomada en julio de 2008, y el proyecto se inició al mes siguiente.

La ejecución e implementación de la solución se realizó en cuatro meses. “Durante dos meses, la compañía optó por realizar la implementación en paralelo con su sistema anterior. Para ese lapso, se les brindó, a modo de prueba, la herramienta Calipso365 para que trabajen desde la infraestructura de Calipso. La solución les resultó tan satisfactoria que la dirección eligió esta modalidad de trabajo en forma definitiva”, cuenta Ricardo Serrats, gerente de la División SaaS de Grupo Calipso. En este proyecto participó un equipo interdisciplinario compuesto por personal de ambas empresas: dos consultores y dos key users del cliente.

Luego, la compañía decidió ampliar el proceso de implementación a Recursos Humanos y sumar el CRM (sistema de gestión de clientes). La adaptación a la nueva herramienta trajo también algunos inconvenientes a resolver. Entre otros figuraron la adaptación del personal al sistema y la aplicación de la impresora fiscal. “El de impresora fiscal era un problema que arrastrábamos con el sistema anterior y era para nosotros muy importante de corregir”, recuerda Silvestrin. Al momento de indicar desajustes en los que tuvieron particular atención, el ejecutivo señala: “Los reportes, principalmente aquellos que son necesarios para enviar a clientes o proveedores, la interfase entre la impresora fiscal y el sistem, la modalidad ASP, si bien es una buena opción, la zona en la que nos encontramos no tiene una buena conexión de Internet”. Al mencionar los aciertos, el gerente de SILFAB no duda en indicar que “la implementación realizada y los recursos asignados, la trazabilidad lograda para todas las transacciones identificadas en el sistema, la integración total de la compañía que permite obtener información para la toma de decisiones y el servicio postventa”.

Ficha: SILFAB
Empresa: Silvestrin Fabris SRL (SILFAB) es fabricante e importadora de productos para el cuidado de la salud. Posee más de 5000 m2 de instalaciones, más de 140 artículos relacionados con electromedicina, material descartable y artículos de ortopedia.
Empleados: 63
Facturación 2008: $ 18.000.000
Solución SaaS: Calipso Corporate Calipso365: cubre los procesos de cadena de abastecimiento, producción, calidad, inventarios, compras, ventas, finanzas, contabilidad; actualmente se encuentran en el proceso de implementación del módulo de Recursos Humanos. También, se prevé implementar CRM, cubriendo así de punta a punta la cadena de valor extendida de la organización.
Usuarios: 20 concurrentes que cubren todos los procesos involucrados en la compañía, y se sumarán dos nuevos para el sector de RR.HH.
Precio de mantenimiento: $ 5.000 aproximado
Software de base: Windows.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar