Recomendaciones para quebrar la “Gran Muralla China” de Internet

Blogueros y especialistas de la Web marcan los tips para “escapar” de las restricciones que impone el gobierno chino en Internet. Tener APIs como Twitter es una de las alternativas que le permite a los usuarios locales publicar contenidos en portales a pesar de que estén prohibidos. Las claves. 25 de Marzo 2010
Recomendaciones para quebrar la “Gran Muralla China” de Internet

Compañías occidentales como Google o Facebook llevan años sufriendo censura y bloqueos en China, pero otros portales y blogueros han encontrado cómo evitar lo que ya se conoce como la “Gran Muralla China” de Internet.
El fin de las operaciones del buscador de Google en China, esta semana -que obligó a desviar el tráfico hacia su portal en Hong Kong- transmite una pobre imagen de Internet en el país, según la agencia de noticias EFE.

Pero, en contra de lo que parece, China tiene una floreciente oferta de servicios y negocios online que abarcan desde chats, blogs, redes sociales, hasta páginas de descargas ilegales de música o cine  Centenares de blogueros se esfuerzan por ser más rápidos que la censura y hacer circular este tipo de información en la red antes de que el gobierno la retire. Según los expertos, es posible encontrar en la red numerosos informes o artículos occidentales, generalmente en inglés, críticos con el gobierno del país, que permanecen colgados hasta que son descubiertos y retirados por las autoridades.

En chats y foros, los comentarios contrarios al régimen sobreviven más o menos dependiendo de la rapidez de la censura china para detectarlos y borrarlos....o “armonizarlos”, como bromean los blogueros del país en relación a la visión del presidente chino Hu Jintao sobre una “nación armónica”. Pero algunas empresas -o, a veces sus usuarios- han mostrado más habilidad para acceder a los casi 400 millones de internautas chinos. Este es el caso de la firma de micro-blogging Twitter, bloqueada como otras redes sociales occidentales en la República Popular.

Twitter tiene una interfaz de programación de aplicaciones abierta (API), lo que permite que la gente publique y lea tweets en otras páginas ajenas a Twitter y que no están bloqueadas en China. “Los programadores en China pueden encontrar acceso total al bloqueado Twitter.com”, dijo Jonathan Zittrain, codirector del Centro Berkman para Internet y Sociedad de Harvard, al diario The Wall Street Journal. “La idea es que los programadores fuera del país accedan a los tweets y los publiquen, por ejemplo, en sus páginas particulares, que el Gobierno tiene que controlar una a una”, agregó.

Otras compañías occidentales, que han visto bloqueada su web, han recurrido a la creación de redes virtuales privadas para seguir operando y esquivar la “Gran Muralla China” de Internet. Básicamente, estas redes permiten a los usuarios chinos acceder a la página en cuestión como si estuvieran fuera del país y evitar así bloqueos.

La opción elegida por Google, que desde el lunes redirige a los usuarios de su web en China google.cn a la versión en Hong Kong (google.com.hk), no parece en cualquier caso la más eficiente, pues el buscador no ha podido impedir que la censura continúe para los ciudadanos de la República Popular. Apenas 24 horas después, la búsqueda de términos considerados sensibles por el gobierno chino, como la matanza de estudiantes de Tiananmen o la represión en Tíbet y Xinjiang, ofrecían resultados sin censura, aunque no era posible abrir los enlaces a los que dirigían.

A medida que transcurrían las horas, numerosas búsquedas ofrecían directamente un mensaje de error o una página en blanco, especialmente si se realizaban en chino y no en inglés, las dos lenguas en las que la versión de Google en Hong Kong permite introducir términos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar