Ranking de software: verticales y virtuales

Los grandes proveedores mantienen su liderazgo, crece el foco por industria y el fenómeno de la virtualización trae consigo la aparición de nuevos jugadores. 26 de Marzo 2010
Ranking de software: verticales y virtuales

Los líderes del sector continúan en sus puestos, pero aumenta la incertidumbre y asoma un nuevo jugador de nicho. Esta línea podría resumir los resultados del Ranking 2010 para el sector de software: al igual que el año pasado, los proveedores “world class” Microsoft, SAP, Oracle e IBM se mantienen en los primeros lugares, pero creció la categoría “No Sabe/No contesta” —que ocupa el tercer puesto, apenas un punto por debajo de SAP— y VMware, especializado en tecnología de virtualización, gana las preferencias de los CIOs, crece una posición y se ubica junto a IBM en el quinto lugar.  

El movimiento no fue inocuo. El tradicional ganador del ranking, Microsoft, es quien más ha cedido terreno: este año obtuvo el 26 por ciento de los votos de los CIOs, mientras que en 2009 representaba el 34 por ciento. Aunque, en menor medida, Oracle retrocedió del 12 al 9 por ciento e IBM cedió 2 puntos, cayendo del 10 al 8 por ciento. Sólo SAP creció —del 14 al 15 por ciento interanual— y VMware —que saltó del 6 al 10 por ciento— logró equipararse con IBM. 

Microsoft recibió las más altas ponderaciones en las categorías “Oferta de productos”, “Innovación”, “Precio” y “Estrategia de negocios”, aunque cae —y aquí es superada por SAP— en “Soporte” y “Calidad de productos”. Según Sandra Yachelini, directora General de Microsoft para la Argentina y Uruguay, durante 2009 la empresa apuntó a proveer soluciones orientadas al ahorro de costos —“virtualización, administración de redes, comunicaciones unificadas y colaboración”— y lanzó nuevos productos (como Windows 7 y Windows Phone) “que apuntan a integrar los puntos de acceso a los usuarios y facilitar el uso de nuevas tecnologías”, expresa la ejecutiva. “En 2010 se lanzarán las nuevas versiones de SharePoint, de Windows Server y Office —agrega—, y seguiremos tendiendo foco en grandes empresas, Pymes y usuarios finales.”

Entre los CIOs, las consideraciones hacia Microsoft aparecen divididas. César Valinotti, gerente de Sistemas de Alto Paraná, cuenta que es uno de sus principales proveedores para aplicaciones como el correo electrónico Exchange y la base de datos SQL que soporta los aplicativos satélites al sistema de gestión de la empresa, SAP. 

Para el ejecutivo, “en los últimos años Microsoft amplió su oferta de producto y, en cuanto a la política de precios, siguen siendo más agresivos y flexibles que la competencia”. Sobre la capacidad de innovación del vendor, Valinotti admite que en los últimos tiempos “habían retrocedido un poco, pero ahora volvieron a tomar la posta”. En particular, el CIO enfatiza el trabajo de Microsoft en infraestructura, “con el lanzamiento de nuevos productos y la mejora e incorporación de nuevas funcionalidades en los existentes”.   

Y destaca: “Por ejemplo, están haciendo mucho hincapié en virtualización: de no existir prácticamente hace dos años como opción, pasaron a ser el segundo o tercer proveedor de esta tecnología a nivel mundial. También avanzaron con sus productos de seguridad, monitoreo y service desk, y con SharePoint se hicieron fuertes en colaboración”. Diferente es la visión de Gustavo Páez, gerente de Sistemas de Grupo D’Arc, para quien “la estructura de los productos de Microsoft no es sólida, sino que son productos débiles e inestables”. Y agrega: “Contra lo que suele creerse, tampoco son compatibles con todo, no son económicos y, al tener tantas instalaciones, son poco seguros”. 

Páez admite que el éxito de la compañía reside en su “hábil” estrategia comercial y en la penetración que tiene en los usuarios, “lo que hace realmente muy complejo encarar un proceso de cambio a otra plataforma, como por ejemplo hacia una de tipo open source”. Y agrega: “El gran fuerte de Microsoft es el aspecto comercial y la estrategia de negocio, y no tanto el aspecto técnico. Su oferta es muy amplia, pero los productos siempre tienen algún problema, sobre todo cuando recién han sido lanzados al mercado”. 

Según Páez, “hay productos de muy buena calidad y precio, pero no tan conocidos, que compiten con Microsoft. En nuestro caso hemos instalado el correo electrónico MDeamon, que es amigable, sólido, tiene todas las funcionalidades y es compatible con la plataforma Microsoft, pero su valor equivale al 10 por ciento de Exchange, de Microsoft. Pagué U$S 3.000 para 500 usuarios.” 

Respecto de las críticas, Yachelini concede que las versiones beta de los productos “pueden tener alguna dificultad, que luego se va corrigiendo”, pero argumenta que “según nuestras encuestas de satisfacción de clientes en los últimos años venimos mejorando consistentemente, tanto en nuestras herramientas de soporte como cada vez más en aplicaciones de misión crítica que corren sobre nuestro sistema operativo y nuestra base de datos”. En este punto, la directiva agrega que “debemos seguir trabajando en educación y entrenamiento de nuestros socios de negocios, para mejorar su calidad y asegurar que nuestra tecnología esté implementada correctamente”.  

Salir de la transacción 
El proveedor alemán SAP, ubicado en segundo lugar del Ranking, mostró su mejor performance en “Calidad de productos”, “Soporte” y “Estrategia de negocios”. A diferencia de Microsoft, su nota más baja fue en “Innovación”, “Precio” y “Oferta de productos”.   Pablo Valles, Solution Engineer Manager de SAP, cuenta que la compañía “invierte el 10 por ciento de sus ingresos a nivel mundial en el desarrollo de nuevos productos y en la mejora de los existentes, que están enfocados en 25 industrias específicas”. La estrategia local de SAP —continúa— no se limita a su sistema de gestión SAP R3, su solución insignia. “El foco para este año, como lo fue también en 2009, es extender las implementaciones en el mercado medio; tener más presencia en industrias verticales, como petróleo y gas, banca, gobierno, servicios y telcos; y salir del ambiente transaccional del ERP para crecer con las soluciones de BI, CRM y gobierno.”

Alto Paraná opera con una instalación para 850 usuarios del sistema de gestión SAP, que adoptaron en 2006. “La calidad y el soporte del producto son muy buenos. Una vez que encontramos el consultor que mejor se adaptó a necesidades nuestras, la respuesta siempre fue adecuada”, cuenta Valinotti. 

“Tenemos una instalación estándar de SAP, con muy poca customización. Y el objetivo es conservarlo así, por razones de costos y de compatibilidad a futuro. Es una estrategia que nos ha dado buenos resultados”, apunta el CIO de Alto Paraná.  El desempeño de Oracle, por su parte, se destaca en las categorías “Oferta de productos”, “Calidad de productos” y “Soporte”.

En Alto Paraná, la base de datos de Oracle —en su versión 10— soporta a SAP sobre servidores IBM. “El uso que hacemos del producto es transparente —sostiene el CIO—. Más allá de lo comercial, fue buena la atención de Oracle, ya que adquirimos la base de datos a un buen valor y nunca tuvimos que usar el soporte porque no hemos tenido problemas.”

También se muestra conforme con Oracle Víctor Senese, gerente de Tecnología y Sistemas del frigorífico Swift, quien desde hace tres años trabaja con el producto Strategic Network Optimization (SON), un módulo del proveedor para simular distintos escenarios de producción. 

El presidente de Oracle, Fernando Mollón, comenta que su objetivo es proveer una “oferta completa, de base de datos, middleware, aplicaciones y soluciones de industria, además de servicios”. Al igual que SAP e IBM, el directivo enfatiza la estrategia de Oracle de proveer soluciones de industria a nivel local, “como sistemas de billing para telcos y empresas de servicios, y proyectos de payroll”, detalla. 

“Para 2010 estamos proyectando dar más visibilidad a nuestro equipo Exadata, para almacenamiento y OLTP, que creemos que tiene buena aceptación sobre todo en empresas de telecomunicaciones, bancos y de energía, que son grandes consumidores de este tipo de aplicaciones”, completa Mollón.  

Crecimiento vertical 
Este año, IBM comparte el cuarto puesto del Ranking con VMware. La Big Blue —que integra hardware, servicios y software— se destacó por igual en las variables “Calidad de productos”, “Oferta de productos” y “Soporte”, en tanto que recibió su calificación más baja en “Precio”.  Con acento en el software de middleware —“para optimizar los procesos de negocios” según afirma Sebastián Reckinger, gerente de Software de IBM—, el foco de la compañía entre 2009 y 2010 pasa por profundizar el conocimiento de sus soluciones y herramientas por parte de sus socios de negocios mediante el programa “Distribución Controlada”, que certifica a los partners. “Así nos aseguramos mejorar los ‘skills’ de nuestros partners, la calidad, una adecuada implementación y mejores resultados para los clientes”, expresa el ejecutivo. 

Otro punto estratégico es avanzar en la adaptación de los productos de IBM a la problemática y necesidades de distintas industrias, como la solución de BPM (gestión de procesos de negocios), que en 2009 se configuró para banca y telecomunicaciones; SOA (arquitectura orientada a servicios) y Business Intelligence.  

La empresa también amplió su esquema de comercialización mediante la modalidad de software como servicio (SaaS). “Comenzamos en 2009 con Lotus Live, para colaboración y correo electrónico, y Rational. Esas herramientas fueron las pioneras, porque era donde más se necesitaba, pero el año próximo otros productos se comercializarán bajo el modelo de servicio”, cuenta Reckinger.    

Enfocado de lleno al negocio de virtualización, VMware experimentó el mayor crecimiento del Ranking y recibió los aplausos más sonoros en “Innovación” —donde superó a SAP, Oracle e IBM— y se destacó también por la calidad de sus productos. De acuerdo con Víctor Derbapyan, Sales Manager para el Cono Sur de VMware, en gran parte esto se debe a “la madurez del mercado, que está adoptando una tecnología que sigue siendo innovadora y comienza a tener una adopción masiva. Estamos en la cabeza de los tomadores de decisiones”. 

Para el ejecutivo, “2010 es un año de consolidación”. “El objetivo es avanzar en la virtualización de misión crítica en las grandes empresas, lanzar ofertas más económicas para las Pymes, proveer cloud computing para telcos y avanzar en la virtualización de PCs y en DRPs (plan de recuperación de desastres)”, completa Derbapyan.   El frigorífico Swift está adoptando VMware para un proyecto que —en su primera etapa— involucra una inversión de U$S 200.000 para instalar 50 máquinas virtuales sobre diez servidores físicos que soportan la base de datos, el sistema de gestión, la intranet y la extranet de la compañía, entre otros aplicativos.  

 “La empresa creció mucho y teníamos los sistemas muy dispersos, con un servidor dedicado a cada aplicativo. Por eso, la meta es optimizar los equipos, tener más capacidad de storage, mejorar la administración y acotar la posibilidad de fallas”, resume Senese, quien se inclinó por VMware por tratarse de “un producto maduro, sólido y probado”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar