RIM: una empresa en caída libre

Cuáles fueron los principales hechos que generaron la crisis que vive la compañía fabricante del BlackBerry. 23 de Enero 2012
RIM: una empresa en caída libre
Research In Motion (RIM) vive un subibaja financiero. En 2008 el total de sus acciones tenían un valor de US$ 83 mil millones y  actualmente valen alrededor de US$ 8 mil millones.

2011 fue el año negro de RIM.
En el tercer trimestre con cierre correspondiente a noviembre de 2011, los ingresos netos de la empresa fueron de US$ 265 millones. Casi cuatro veces menos que en 2010, donde los ingresos netos alcanzaron los US$ 911 millones.

Ninguno de los productos de la empresa tampoco ve mejor suerte.
En Estados Unidos, el BlackBerry es el dispositivo menos usado con un 6,5 por ciento del mercado, contra un 25,6 de teléfonos de Samsung o un 11,2 del iPhone. Por otra parte, PlayBook, la tablet de RIM, tampoco logra repuntar. En el tercer trimestre de 2011, se lanzaron a la venta tan solo 150.000 PlayBooks. Mientras que Apple, en el tercer trimestre correspondiente a su año fiscal con cierre en junio de 2011 vendió más de 9 millones de iPads.

En octubre RIM vivió uno de sus peores momentos. Millones de usuarios de BlackBerry de todas partes del mundo sufrieron la caída del servicio. No se podían mandar mails ni mensajes a través del BlackBerry Messenger, tal vez la principal aplicación del smartphone.

Por tres días el servicio no funcionó debido a una
"falla del switch en la infraestructura", informó la compañía. Intentando aplacar el enojo de sus clientes, RIM resarció a sus clientes con la posibilidad de descargar hasta US$ 100 en aplicaciones.

En lo que hace a la venta de la compañía, los rumores no pararon de circular desde que RIM empezó a decrecer. Se dijo que
la empresa contrató al banco Goldman Sachs para la búsqueda de compradores y que Microsoft y Samsung estaban interesados en adquirirla. 

Ésta última desmintió el rumor en los últimos días, pero ya surgió que LG, HTC y ZTE podrían tener interés en comprar RIM. Las tres son empresas que no cuentan con una plataforma propia y RIM podría servirle como una gran base para independizarse de Android.

Las expectativas están puestas en el flamante CEO de la compañía, Thorsten Heins, quién puede salir airoso resucitando RIM o ser una víctima más de una crisis que ya se llevó a los fundadores de la empresa.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar