*

¿Qué futuro le espera al Blu-ray?

La tecnología prometía cambiar la forma de ver las películas, cuando llegó a la Argentina hace tres años. Los especialistas analizan por qué aún no se popularizó y cómo debe evaluarse la reaparición de los reproductores de DVD. 02 de Septiembre 2010

En 2007, llegaba a la Argentina, de la mano de Sony, el primer reproductor de discos Blu-ray, el modelo BDP-S1E, para uso hogareño. Se trataba de un equipo capaz de reproducir películas pregrabadas de alta definición, soportando formatos DVD, DVD+RW/+R, DVD-RW/-R, AVCHD, MP3 y JPEG; con una salida de video HDMI y una salida de video componente análoga 1080i (entrelazada), para los HDTV que no cuentan con HDMI.

Tres años después, la tecnología Blu-ray no se ha popularizado aún. Inclusive, la desaparición del DVD no es una realidad como muchos lo han pronosticado. Todo lo contrario. Al respecto, Federico Bersaiz, Marketing Manager Audio, Video & Multimedia de Philips Argentina, comenta: “El Blu-ray es la evolución del DVD. Yo mismo me pregunté en varias ocasiones si la desaparición del DVD era realmente tal. La respuesta que me han dado desde la central de Philips, en Holanda, es que el Blu-ray va a ser el sustento de la tecnología 3D y que el soporte tendrá continuidad”. Cabe recordar que Philips es co-fundador de la Blu-ray Disc Association y ha tenido una activa participación en el desarrollo de la tecnología y el desarrollo del estándar Blu-ray Disc.

DVD versus Blu-ray
No obstante, las ventajas que motivaron al mercado a impulsar este nuevo estándar en contra de los reproductores de DVD son evidentes. Bersaiz enumera: “Los beneficios son almacenar mayor cantidad de datos, ya que el disco Blu-ray permite guardar contenidos en alta definición, con imágenes de 1920 x 1080p de resolución; tener más canales de sonido original, sin compresión, permitiendo redefinir el sonido envolvente en 7.1 canales; y lograr una increíble experiencia de cine”.

Por su parte, Gustavo Biassoni, Senior Marketing Manager - Consumer Electronic de Samsung Argentina, explica: “Blu-ray es el disco óptico que permite reproducir imágenes full HD, siendo para muchos, el sucesor del DVD. Además, es el único formato que permite la reproducción de contenidos en 3D”. Y agrega: “Sin embargo, el DVD se posiciona como una alternativa económica y de mucho más fácil acceso, simplemente porque lleva más tiempo en el mercado, a diferencia del Blu-ray”.

Para Jacobo Kuster, gerente General de Audifan Laboratorio Electroacústico: “El Blu-ray es una tecnología que aún no ha terminado de afianzarse en el mercado ni en entre los consumidores. Creemos que lo hará en la medida que también lo hagan las nuevas tecnologías de pantallas de alta resolución, ya que es ahí en donde las ventajas de un reproductor Blu-ray comienzan a ser perceptibles frente a un DVD. Ha logrado ganar la batalla contra el HD-DVD así que es muy probable que siga ganando terreno en el mercado a mediano y corto plazo”.

Para el operador y editor artístico de radio, Pablo Zuca, “la tecnología Blu-ray es una apuesta a la calidad por sobre los beneficios (acceso inmediato y propagación del material) de la compresión y pérdida de datos en archivos multimedia”. Con respecto a la posible desaparición de los reproductores de DVD, Zuca expresa que “tienden a desaparecer todos los formatos tangibles y a ser reemplazados por el almacenamiento, tráfico y comercialización del contenido en la red”. Zuca tiene un reproductor Blu-ray Philips BDP7200 y recuerda con una anécdota su preferencia: “Un bajón descubrir que Trinity tiene granitos en Matrix. La resolución es tremenda”, dice con humor.

La razón que impide que el Blu-ray no haya estallado en ventas aún estaría en que los clientes estarían priorizando la facilidad de llegar al material buscado en DVD, conformandose con su menor calidad. “No es poca cosa un recambio tecnológico y de formato en masa”, resume Zuca.

El mercado
Según las proyecciones de la Asociación de Industrias de Medios de Grabación de Japón (en ingles, JRIA), la demanda global de Blu-ray seguirá creciendo hasta llegar a 310 millones de discos anuales hacia 2012. Por otro lado y según JRIA, ese mismo año, los discos CD-R/RW, DVD+R/ RW y DVD-R/RW podrían también comenzar a sufrir la baja en ventas.

A nivel mundial, la JRIA informa que las ventas de CD-R pasó de 5.131 millones de unidades en 2009 a 4.416 en 2010. La asociación informa que las ventas de CD-R seguirán cayendo en 2011, a 3.731 millones y, en 2012, a 3.125 millones. Algo similar sucederá con los discos DVD, pasando de 5.271 millones en 2009 a 4.961 en 2010. La JRIA estima que, ya en 2012, las ventas caerán a 4.732 millones.

De acuerdo a las estadísticas que mueve la entidad para las ventas de discos Blu-ray, en 2009, en Europa, Japón y los Estados Unidos, alcanzaron los 44 millones de unidades, mientras que, en 2010, subirá a 98 millones de unidades. Para 2011, la JRIA estima un alza en ventas a 185 millones y, para 2012, hasta 300 millones.

En la Argentina, los números de ventas bajan bruscamente. Bersaiz estima que a nivel local son vendidos aproximadamente 1.000 unidades de reproductores Blu-ray mensualmente “sumando todas las marcas”.

El Marketing Manager de Philips señala que los usuarios de estos equipos en la Argentina “son vanguardistas, de alto poder adquisitivo, ya tienen un LCD HD y, aunque saben que los precios del mercado bajarán, prefieren tener lo último. Quieren ver las películas de taquilla en alta calidad”. Bersaiz aclara que el negocio está maduro pero concede también que incluso en su mercado por excelencia, los Estados Unidos, el contenido Blu-ray no abunda por el momento.

La oferta
“Últimamente, el costo de los reproductores de Blu-ray viene descendiendo más allá de que aún no haya alcanzado un nivel notorio de popularidad. Los valores del DVD vienen descendiendo año tras año y el costo del Blu-ray está evolucionando respecto a la demanda. Creemos que en menos de cinco años el Blu-ray estará instalado en casi todos los hogares. Pasó con las cintas VHS, pasó con el DVD y ahora comenzará a pasar con el Blu-ray”, explica Biassoni, de Samsung.

Esta firma ofrece el reproductor de discos Blu-ray BD-C5500, multiformato, con conectividad All-Share (esta función permite sincronizar en forma inalámbrica la PC y un celular Samsung con la TV), Wi-Fi y puerto USB 2.0.

Por su parte, Philips tiene en el mercado el reproductor de Blu-ray, BDP 3.000, que reproduce múltiples formatos, con BD-Live 2.0 para contenidos online, sonido Surround 7.1, Bonus View para visualización picture-in-picture y otras funciones. Mientras, Sony tiene a la venta el nuevo reproductor BDP-S370, que permite controlar sus funciones mediante iPhone y iPod Touch. Tiene acceso a videos, contenidos en línea y viene con la película Toy Story en Blu-ray.  



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar