Qué fue de los programas para bajar música

Con Napster a la cabeza, la década pasada vio brillar a varias aplicaciones que utilizaron el fenómeno P2P para compartir canciones. 04 de Enero 2012
Qué fue de los programas para bajar música
Si uno quiere escuchar música en Internet, lo más común es que se utilice Grooveshark, Spotify o cualquier plataforma que permita el streaming de canciones. Hace 10 años, nadie pensaba eso. Lo más común era abrir el Napster e ingresar el título de la canción que se estaba buscando y bajarlo a nuestras computadoras. El usuario feliz, las compañías no tanto.

Diez años después el auge del peer-to-peer desapareció por completo. Kazaa o Ares Galaxy fueron otras aplicaciones que tomaron el legado de Napster, pero ninguna tuvo una larga vida. En el medio, juicios millonarios, cartas documento y la defensa del copyright como bandera.

La más popular y polémica sin lugar a dudas fue Napster. Fue fundada por John Fanning, su sobrino Shawn y Sean Parker en 1999. Su pico de popularidad llegó cuando la banda de heavy metal, Metallica, les inició un juicio millonario al enterarse de que se había filtrado un demo de una canción que todavía no había sido editada. Para ese entonces, la empresa había alcanzado los 26 millones de usuarios que compartían sus archivos entre ellos.

Las quejas de las compañías discográficas no tardarían en llegar, A&M Records y otras compañías también se sumaron a la catarata de juicios que tuvieron que afrontar. La empresa se declaró en bancarrota en 2002.
En 2008 Napster fue comprada por Best Buy por unos US$ 121 millones y tres años después, el primero de diciembre de 2009, Rhapsody acordó con Best Buy, la fusión de Napster con su plataforma de venta de música online.

Las demás compañías que surgieron a partir del este fenómeno también tuvieron un triste final. Kazaa vio la luz a principios de 2001 y tuvo gran éxito al ser más rápido que su competidor Napster. Pero a la vez que tenía una gran ventaja, cargaba una crítica de igual tamaño. Estaba acusada de instalar malware en las computadoras. Muchos usuarios se alejaron luego de esto y sumado a los juicios que le iniciaron varias compañías por infringir derechos de autor Kazaa llegó a su fin como una aplicación peer-to-peer. Actualmente, Kazaa funciona como un sitio legal de streaming y venta de música.

Ares fue creado en 2002 y utiliza código abierto. Sus principales virtudes eran la velocidad y la sencillez de su interfaz. La aplicación creció a un ritmo acelerado pasando de 10.000 usuarios a 1 millón en 2005. Pero este éxito no duro mucho, en 2008 la aplicación vio su última actualización.

A diez años del boom de Napster, hoy el consumo de música a través de internet todavía está marcado por un gran símbolo de pregunta. Aunque gracias a las plataformas de streaming legales y a plataformas como Itunes el negocio parece ir encontrando su propio camino.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar