Panda: protegidos desde la nube

Juan Santana, CEO y el número uno del proveedor de antivirus de origen español, asegura que el modelo cloud abre una nueva etapa en la manera de proteger a los usuarios. 19 de Enero 2011
Panda: protegidos desde la nube

No es fácil ser abogado en una empresa de ingenieros. Juan Santana lo sabe: lleva cuatro años en Panda Security, la compañía de antivirus de origen español de la que primero fue gerente financiero y desde 2008 es su CEO. La empresa, de 750 empleados, tiene un centro de I+D en Bilbao que reúne a la mitad del personal y fue fundada en 1990 por Mikel Urizarbarrena y su mujer, con un capital de ? 4.800 y con el nombre de Panda Software. En 2007 ingresó un grupo de inversores, se quedó con el 75 por ciento de la firma y apuntaló la estrategia para jugar en el mercado global.

En su primera visita a la Argentina, Santana dice que su rol pasa más por reforzar la estructura de ventas y marketing que por meterse en la tecnología, “que aquí ya estaba muy bien”. En esta entrevista también se refirió a cómo está cambiando el mercado de antivirus y al impacto de cloud computing, redes sociales y dispositivos móviles en la seguridad de los usuarios.

No parece haber acuerdo entre las consultoras que analizan el mercado de antivirus de seguridad sobre el lugar que ocupa cada proveedor, además de que aparece muy fragmentado. ¿A qué lo atribuye?

Es un sector especial. En un principio era muy importante ser un jugador local y tener acceso a todo el malware que se producía localmente. Eso permitió que surgieran muchos jugadores. Otro factor es que muchas empresas de tecnología se aproximan a la seguridad con enfoques distintos. Y hubo un movimiento fuerte con todos los jugadores “free”, que han logrado una penetración muy alta. En un estudio reciente, Avast tenía un 19 por ciento de participación, contra Symantec con sólo el 12 por ciento.

¿Y qué lugar ocupan ustedes?
Según el informe mundial de market share de antivirus de Oesisok estamos novenos. A nivel de base instalada, ese estudio refleja bastante bien la realidad, porque incluye tanto a los “free” como a los pagos. Gartner, de quien me fío bastante, dice que somos los quintos. Difiere mucho según el mercado: en España y Portugal somos líderes, y en la Argentina estamos entre el segundo y el tercer puesto en la parte de consumo. Pero en Estados Unidos somos un jugador más pequeño, porque allí tienen mucha presencia los gratuitos. 

¿Cuánto factura Panda?
Puedo decir que no está lejos de las estimaciones de Gartner, que indican que la compañía tiene unos U$S 150 millones de facturación anual. 

¿Qué peso tiene América latina en el negocio de Panda?
Como porcentaje de ingresos es casi un 20 por ciento. Pero va ganando participación, por dos motivos: porque es un mercado natural para Panda por cuestiones de idioma, por el origen de la compañía. Y porque es una región que, a pesar de la crisis financiera global, está teniendo mucho crecimiento. Algo más: en los países más desarrollados todo el mundo tiene seguridad, todo el mundo está legal o tiene conciencia sobre las amenazas, pero en América latina esa curva viene un poco por detrás, y eso a nuestro negocio lo favorece. Estamos teniendo crecimientos en América latina, como región y en moneda local, de más del 40 por ciento, muy por encima de los crecimientos que hoy pueden esperarse en Europa o en Estados Unidos. 

 Serán menos

¿Podemos esperar mayor consolidación en el mercado de antivirus tras compras como la de McAfee por parte de Intel?
Estoy seguro de que habrá más consolidación, porque no es sostenible tener 31 compañías que hagan antivirus en el mundo. Es un mercado que ha sido históricamente muy rentable, con poca presión de precios, pero la dinámica del mercado ha cambiado, crece menos, por lo que debo quitarle participación a mi competidor para ganar mercado. Sumado a que hubo mucha inversión de fondos privados en compañías de seguridad. Más allá de la que menciona, recientemente vimos varias operaciones: invirtieron en AVG, Summit compró una participación en Avast, Apax pasó a controlar Sophos, HP se quedó con ArcSight… están todos los ingredientes para que haya más consolidación.

¿Tuvieron ofertas de compra?
Siempre hay muchos movimientos dentro del sector. No puedo decir ni que sí ni que no. Pero, siendo uno de los jugadores importantes del mercado, estamos viendo el tema de la consolidación con mucho detalle. De hecho, nosotros hemos comprado un total de nueve compañías en los últimos años, enfocadas a mejorar e incrementar nuestro control sobre la distribución. 

¿Eso no genera ruido en la relación con el canal?
No, porque nosotros solemos comprar a partners con los que venimos trabajando en distintos países. Entonces, al final lo que hacemos es utilizar esa distribución que ya usábamos, pero ahora como un socio local. Ese proceso se dio a partir del ingreso de los inversores, en 2007.

¿Qué cambió con el ingreso de los inversores?
El cambio más grande es a nivel del equipo de gestión. Mikel (Urizarbarrena, fundador de Panda) se dio cuenta en un momento dado que las capacidades de crecimiento fuera de España estaban muy limitadas. Al entrar inversores fue más sencillo contratar a un equipo de gestión de nivel internacional y captar determinado tipo de talento para puestos clave. En la parte operativa, los cambios no han sido tan grandes y siempre ha estado claro que no eran accionistas de corto plazo.

Algunos analistas han criticado la poca efectividad de la protección en el punto final y auguran un futuro en que los esfuerzos estarán puestos en proteger las redes. ¿Cuál es la postura que tienen al respecto?
Eso es una utopía. Sería posible en un escenario donde sólo tenemos una caja tonta que se conecta a la nube, pero eso no ocurre. Yo, que soy un usuario intensivo de cloud, quiero tener un disco rígido con datos locales. Y todas las quiebras de compañías enfocadas sólo en la nube nos recuerdan eso. Nosotros lanzamos cloud antivirus en diciembre del año pasado como alternativa gratuita y en menos de un año logramos más de 15 millones de descargas. Es algo que tiene sentido porque un antivirus consume muchos recursos de la máquina y en la nube eso es más eficiente, a la vez que se puede detectar malware en tiempo real. Pero no proteger la máquina es una locura, porque es un vector de infección. Sí puede ser que se recurra más a la nube para tener protección, pero de ahí a que eso sustituya la seguridad a nivel de cliente, eso es imposible, porque será necesario proteger la transacción, la sesión. 

¿Cómo será entonces la evolución de los antivirus con los cambios que desataron la masividad de los dispositivos móviles y el auge de las redes sociales?
Las redes sociales son un mecanismo de distribución de malware, eso es un hecho. Es necesario concientizar más al usuario y que redes como Facebook y Twitter hagan su parte para frenar esto. Los móviles van a cambiar el escenario de la seguridad, pero creo que va a tardar mucho más de lo que algunos nos quieren hacer creer. Varios de nuestros competidores tienen ya soluciones en la calle para móviles, que están intentando vender, pero al día de hoy no hay demanda por parte de los usuarios. Sobre todo porque hay muchos sistemas operativos distintos y porque todavía es muy poca la gente que hace banca por el móvil o lo usa para comprar. En la medida en que eso cambie, sí habrá una necesidad concreta de proteger esos dispositivos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar