Microsoft prepara la nueva versión de Windows para tablets

El gigante informático confirmó que contará con procesadores denominado “System on a Chip” (SoC). Con este sistema, la firma competirá en ese mercado con rivales como Apple. 06 de Enero 2011
Microsoft prepara la nueva versión de Windows para tablets

Microsoft reveló la estructura del nuevo Windows y confirmó su intensión de desarrollar una versión para chips diseñados por la británica ARM, que domina el mercado de los teléfonos inteligentes y de las computadoras de pantalla táctil. El CEO de la compañía, Steve Ballmer, se encargó de develar cómo es “System on a Chip” (SoC), unos procesadores diminutos que forman parte principal del mecanismo que utilizará la compañía para adaptar Windows en los dispositivos móviles como teléfonos móviles y tablets PC. La nueva tecnología en la que se basará Windows fue presentada en una conferencia previa al acto de inauguración de la mayor feria de electrónica del mundo, Consumer Electronics Show (CES), en Las Vegas. 

Steve Ballmer, director ejecutivo de Microsoft, fue uno de los protagonistas. Aunque evitó hablar del “Windows 8” en su discurso, indicó que la tecnología SoC permitirá condensar la esencia del sistema operativo en pequeños chips para lograr que Windows esté disponible en cualquier plataforma existente. El software mostrado por la compañía aún se encuentra en fase de desarrollo y la compañía informó que trabaja con socios informáticos como AMD, Intel, Nvidia, Qualcomm, ARM y Texas Instruments para dar forma a su próximo sistema operativo.  Más allá de Windows, la presentación de Microsoft se centró en repasar algunos de los nuevos ordenadores con su sistema operativo, como el Sliding PC 7 de Samsung o el Eee Slate EP121 de Asus, y se quedó en nada el rumor que vaticinaba el lanzamiento de un dispositivo para conectar televisión e internet, estilo Apple TV.

El aparato de Samsung presentó una pantalla que se desliza sobre el teclado y convierte un netbook en una tableta, mientras que el diseñado por Asus es una pantalla con el potencial de una computadora con Windows, aunque sin llevar el teclado adosado.

Ballmer insistió en que Microsoft continuará invirtiendo agresivamente para mejorar y potenciar el teléfono Windows Phone 7 y confirmó el éxito cosechado en 2010 por la división de videojuegos de la empresa gracias al rendimiento de la consola Xbox 360 y al lanzamiento del dispositivo de control sin mandos Kinect. De hecho, desde la salida al mercado de Kinect -4 de noviembre de 2009- vendió 8 millones en todo el mundo, 3 millones más del objetivo fijado por la empresa para el último trimestre del año. Además, Ballmer aseguró que Xbox fue la consola líder en ventas en los Estados Unidos durante el último semestre de 2010. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar