*

Mercado Libre combina el open source con la virtualización

Con tecnologías basadas en código abierto, MercadoLibre virtualizó 400 servidores y redujo el costo mensual de su centro de datos en un 38 por ciento. La razón: con 400 búsquedas por segundo y más de 42 millones de usuarios registrados en los doce países de la región en los que opera, esta empresa especializada en soluciones de comercio electrónico que en el último trimestre del año pasado facturó U$S 49 millones necesitaba contar con una solución que le permitiera responder a su tasa de crecimiento, cercana al 26 por ciento anual en cantidad de usuarios. 15 de Junio 2010
Mercado Libre combina el open source con la virtualización

Tras un proceso de consolidación y virtualización, MercadoLibre reemplazó sus 400 servidores físicos por sólo cuatro equipos Blade de Hewlett Packard, utilizando la solución de virtualización Oracle VM, basada en la tecnología de código abierto XEN, lo que les permitió implementar un promedio de seis servidores lógicos por cada equipo físico. De ese modo, no sólo redujo el espacio físico necesario para el alojamiento de las máquinas sino también el consumo energético y los costos de mantenimiento. “Logramos bajar en un 38 por ciento el costo mensual de nuestro centro de datos”, puntualiza Ramiro Cormenzana, Database & Infrastructure Director de MercadoLibre, cuyo centro de cómputos se encuentra alojado en Estados Unidos, donde las regulaciones vinculadas con la “Green IT” son más rigurosas que a nivel local, según expresa el ejecutivo.

Con 400 búsquedas por segundo y más de 42 millones de usuarios registrados en los doce países de la región en los que opera, esta empresa especializada en soluciones de comercio electrónico que en el último trimestre del año pasado facturó U$S 49 millones necesitaba contar con una solución que le permitiera responder a su tasa de crecimiento, cercana al 26 por ciento anual en cantidad de usuarios. Y como el costo del centro de datos es calculado en función de diversas variables, que incluyen el espacio ocupado, el consumo energético y el sistema de enfriamiento, entre otras, MercadoLibre decidió migrar todos sus servidores a tecnología blade y virtualizarlos con la plataforma de Oracle VM basada en código abierto. La solución en la que invirtieron tiene un precio de mercado de U$S 200.000. 

La elección de los servidores estuvo fundamentada en la experiencia, ya que MercadoLibre operaba con equipos de la marca. Por el contrario, optar por el software no fue tan sencillo; para hacerlo, el equipo técnico de la empresa atravesó un periodo de prueba que duró varios meses. “Hicimos mucho análisis con software de virtualización pagos —entre los cuales, por ejemplo, contemplaron a VMware— y no pagos, y cuando encontramos la rama de software que nos interesaba iniciamos nuestra relación con Oracle y contamos con el soporte directo del fabricante”, recuerda Rodrigo Benzaquen, Site Operations & Infrastructure Director de MercadoLibre. Ante la consulta de Information Technology, en VMware no formularon declaraciones. 

El CIO detalla que mientras la migración en sí duró alrededor de tres meses, el proceso total, desde que comenzaron las pruebas duró alrededor de seis meses (junio a noviembre de 2009). Los equipos en cuestión —sobre los que hoy corren las plataformas Mercadolibre y Mercadopago— son Blade HP de la línea Proliant de 32 GB de RAM y procesadores Quad Core, que reemplazaron a los de marcas variadas como Sun, Dell y HP, entre otras.  Otro aspecto que los ejecutivos de MercadoLibre tuvieron en cuenta al pensar en la solución de virtualización estuvo relacionado con el sistema de almacenamiento que deberían adoptar. Para ello optaron por un sistema de deduplicación —un appliance de la línea FAS de NetApp— cuya función, en pocas palabras, consiste en que cuando se generan dos archivos iguales o similares el segundo ocupa muy poco o nada de espacio. “Las imágenes de nuestros servidores son todas iguales porque tenemos el mismo sistema operativo, el mismo servidor de aplicaciones y la misma conectividad de base de datos; entonces, tenemos todas las imágenes ocupando el espacio de una o dos, lo que nos permite almacenarlas en un storage con grandes características de redundancia y, también, nos da la posibilidad de migrar máquinas ‘on demand’ a otro hardware”, explica Benzaquen.  Este proyecto le permitió a MercadoLibre modificar su manera de desarrollarse. En palabras de Cormenzana: “Hoy nos sentimos muy cómodos con este esquema porque podemos seguir acompañando el crecimiento; nos expandimos de manera diferente a como lo veníamos haciendo, en el sentido de que antes pensábamos en cuántas máquinas físicas necesitaríamos por año, mientras que ahora el número es mucho menor y podemos tener mayor capacidad de procesamiento y aprovechar todos los recursos”, señala.

 Prueba virtual Tras el éxito obtenido con los primeros servidores virtualizados, MercadoLibre decidió implementar una solución similar para su departamento de Quality Assurance (QA), desde el cual se garantiza la navegabilidad y el buen funcionamiento de la plataforma del sitio. Para realizar este trabajo, el equipo necesita efectuar réplicas de todas las plataformas disponibles desde las cuales los usuarios podrían intentar acceder a los servicios. Y para ello, el área de QA solía requerir todo tipo de hardware que posteriormente se acumulaba en las oficinas de la empresa. 

“Al principio ocurría, por ejemplo, que alguien nos comentaba de algún conocido que usaba Mac y, ante la duda, teníamos que ir a comprar una Mac, configurarla y hacer pruebas ahí”, recuerda Rodrigo Guzmán, Quality Assurance Senior Manager de MercadoLibre, quien se alegra de la nueva solución con que opera la compañía. “Ahora, en cambio, podemos configurar rápidamente cualquier tipo de plataforma en un entorno virtualizado y efectuar las pruebas allí, sin depender del área de Tecnología.”  Tal autonomía la lograron al destinar dos servidores Blade HP para este fin —que están alojados en la Argentina—. De ese modo consiguieron reducir el espacio físico que utilizaban en un 90 por ciento. “Además, pudimos crecer un 20 por ciento en el entorno, ya que por cada servidor físico podemos crear muchos más de cuatro servidores virtuales; entonces, si mañana sale una plataforma nueva, tenerla funcionando para probarla será tan fácil como copiar y pegar un archivo”, destaca Guzmán.

Al mismo tiempo, este departamento comenzó a utilizar un servicio de Amazon, conocido como “la nube de Amazon”, que ofrece espacio virtual para configurar una cantidad ilimitada de máquinas, sin necesidad de comprar el hardware físico y por el tiempo que desee cada usuario. “El mundo va a hacia eso, a todo lo que es ‘software as a service’ (SaaS); y en nuestro caso, el servicio de Amazon nos resulta muy cómodo porque con cuatro clicks uno se puede bajar una máquina y la agilidad que da eso al momento de querer hacer cosas es impagable”, concluye Cormenzana. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar