*

Los smartphones todavía le hacen la vida difícil a Nokia

La empresa recortó su panorama de ganancias para su clave unidad de teléfonos. E l principal fabricante de celulares del mundo lucha por hacerse un lugar en el mercado de teléfonos inteligentes. 22 de Abril 2010
Los smartphones todavía le hacen la vida difícil a Nokia
A Nokia aún le falta un modelo de alto rango para desafiar al iPhone de Apple a tres años de su lanzamiento. Su último aparato de alta calidad fue e N95, develado el 2006. “Todos quieren un iPhone y sus competidores ahora lo han hecho imposible para ellos”, dijo David Buik, socio de BGC Partners. Al mismo tiempo, las acciones de Nokia perdían un 14,1 por ciento a 9,69 euros. Eran las  las 1447 GMT. Los resultados trimestrales de Apple superaban las expectativas de Wall Street en base a las ventas récord de iPhones a comienzos de esta semana. El resultado para la empresa liderada por Steve Jobs era una proyección de ingresos más firme y máximo histórico para su sus títulos.

Desde las estadísticas los mensajes explican parte del éxito en clave de manzana. El mercado de teléfonos inteligentes siguió expandiéndose durante la turbulencia económica, ayudado por modelos más baratos. Un estudio de Gartner, empresa de consultoría e investigación, estima que crecerá incluso 46 por ciento este año.

Por su parte, Nokia comenzó a beneficiarse del crecimiento entre los teléfonos inteligentes más baratos. Analistas de Goldman Sachs estiman que la compañía finlandesa tiene una participación de un 70 por ciento en ese segmento. Sin embargo, el precio representa la otra cara de la moneda: el valor de venta promedio de un teléfono inteligente Nokia se derrumbó un 17 por ciento desde el trimestre previo a sólo US$ 208,4. Tampoco ayuda que la empresa postergara la renovación de su software Symbian. Para los expertos ésta es considerada crucial para mejorar su posición en el extremo superior del mercado - al tercer trimestre desde el segundo.

Hay luz al final del túnel
Entre las esperanzas para la compañía, que alguna vez fue considerada un ícono de la innovación, está el renovado –aunque todavía volátil- interés del mercado por las medidas que trata de impulsar la firma. Las ganancias subyacentes por acción del primer trimestre subieron un 40 por ciento frente al año anterior a US$ 0,19, marcando la primera alza anual desde el segundo trimestre del 2008, pero sin poder lograr el promedio estimado de un 0,15 por ciento en un sondeo de Reuters a 43 analistas. Las ganancias se vieron impulsadas por masivos recortes de gastos.  Nokia eliminó miles de empleos, apuntando a reducir costos solo en su unidad clave de auriculares en más de 700 millones de euros para contrarrestar a la demanda, golpeada por la recesión. Las ventas entre enero y marzo en el líder del mercado, que fabrica uno de tres aparatos vendidos globalmente, aumentaron un 3 por ciento frente al año anterior, subiendo también por primera vez desde el segundo trimestre del 2008.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar