Los bancos presentan iFactus para factura electrónica

Se presenta como la nueva generación de gestión digital de las cobranzas y pagos de facturas. Esta disponible de manera online y asegura ahorros del 90%. 23 de Mayo 2011
Los bancos presentan iFactus para factura electrónica

La compañía Provincanje que tiene como accionistas a un grupo de 12 entidades bancarias entre las que se encuentran Banco Patagonia, Supervielle y Provincia de Buenos Aires, presentó lo que titularon como “la nueva generación de la factura electrónica”, que promete un ahorro de hasta un 90% en los costos de emisión, recepción, pago y cobranzas de facturas.

Se denomina iFactus y tiene como diferencial de lo que hasta ahora se venía desarrollando, que “en vez de una imagen en PDF este sistema obtiene un registro con todos los datos requeridos por la AFIP que permite la circulación e integración a los procesos de registración contable”, destacó José Pantalone, líder del Proyecto. El servicio, que ya está disponible, está basado en un servicio web (www.ifactus.com.ar), no requiere de instalación de software y es compatible con sistemas de gestión ERP de las empresas.

El ejecutivo explicó que a través de la plataforma, una empresa puede emitir facturas y ponerlas a disposición de sus clientes, mientras que estos tienen la posibilidad de visualizarlas, validarlas y ordenar el pago, sin manejar en ningún momento documentos físicos. 

Entre los puntos destacados se encuentran: la mayor seguridad (cuenta con firma digital, cambio de claves periódicas, auditorías y penetration test por parte de la propia empresa); evita la transcripción de datos; agiliza la cobranza (contabilidad online); y el ahorro de espacio físico.

Para ejemplificar el tema del ahorro se expuso el caso de una empresa media que emite unas 300 facturas mensuales. El costo total de la facturación usando papel se elevaría a unos $ 2799 (contabilizando la preparación – papel, sobre y personal-, el envío por correo, el seguimiento y reenvío y la digitalización de facturas). Mientras que a través de iFactus sólo se activa el gasto por factura emitida que alcanza unos 85 centavos. De ahí el ahorro del 90%.

Desde que en 2007 se estableció como opcional la factura electrónica se convirtió en obligatoria para ciertas actividades y empresas en 2008, con un régimen de incorporación paulatino que todavía continúa. De hecho, Pantalone reconoció que “todavía es incipiente el porcentaje de empresas que hacen factura electrónica”. Sin embargo el número viene creciendo. Según datos de la AFIP en 2008 se emitieron unos 30 millones de CAE (código de autorización electrónico). En 2009 se pasó a 126,5 millones y en 2010 a 181,5 millones. Para este año se estiman unos 250 millones. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar