*

Bitcoin (24h)
-4.55% Ars
67052.17
Bitcoin (24h)
-4.55% USA
3870.26
Bitcoin (24h)
-4.55% Eur
$3281.78

Las dos caras del usuario de Internet

Ante leyes como SOPA y PIPA la comunidad web reaccionó con fuerza en todas las redes sociales. Cuando los empresas lanzan cambios en su plataforma, se da una aceptación tácita por más que también afecte los intereses del cliente. Los expertos analizan el nuevo escenario. 10 de Febrero 2012
Las dos caras del usuario de Internet
Enero fue un mes turbulento en la web. La gran mayoría de los usuarios se manifestaron en contra de leyes que pretendían regular Internet como PIPA y SOPA. Bajo estas regulaciones se podría denunciar a sitios que infrinjan los derechos de autor, pedir su bloqueo de los proveedores de Internet e interrumpir cualquier fuente de financiamiento. La comunidad web reaccionó, con el apagón de Wikipedia como gran símbolo, y ninguna de las dos leyes vio buen camino.

A menos de un mes,
Twitter anunció que podrá bloquear tweets por país en caso de ser pedido por una orden judicial. Por otra parte, Blogger, de Google, anunció que redireccionará las URLs y de esta forma podrá bloquear los blogs que sean denunciados por cada nación.

Ambas empresas sostuvieron que estos cambios eran realizados para que los bloqueos afecten a la menor cantidad de usuarios, ya que de esta manera el contenido bloqueado en un país podría ser visible para el resto del mundo.  
Los usuarios de la web no parecieron muy preocupados ante estos cambios, en comparación con la respuesta que tuvieron ante SOPA y PIPA.  “La gente se puso muy en contra de SOPA porque está acostumbrada a bajar cosas que se iban a ver restringidas”, sostiene Pablo Tedesco, analista y director de TBI Unit.

Con las resoluciones de las empresas “el usuario no tiene otra opción que aceptarlos, pero por una cuestión lógica. Viene utilizando una herramienta y ya la conoce. Aprendió a manejarla y además ya invirtió tiempo en utilizar esa herramienta”, sostiene Tedesco.

Además afirma que se da un efecto "bola de nieve”. “A medida que más usuarios utiliza un servicio ese se vuelve más valioso para cada usuario. Si existiese un solo celular en el mundo que no se puede comunicar con nadie, ¿cuál sería su valor? Cero”, explica el analista.

Los números reflejan que este efecto no es menor. En septiembre de 2011,
Twitter comunicó que sobrepasó los 100 millones de usuarios activos y para marzo de ese año se mandaron más de 177 millones de tweets. Casi 75 millones  más que en junio de 2010.

Santiago Siri, Chieff Innovator de Grupo 42, para nuevos servicios web y redes sociales, sostiene que “el usuario medio de Twitter no se verá afectado”. “Es cierto que empresas como Twitter o Blogger tienen el afán de globalizarse y entrar en nuevos territorios. Marx decía que el capital no tiene patria, y en pos de eso, parecen hacer cosas en China que no harían en EEUU, como por ejemplo, censurar tweets. Queda en cada empresa la decisión de que hacer para entrar en nuevos territorios y bajo que reglas”, sostiene.


¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar