Las consultoras hacen su primer balance

En 2011, la apuesta informática de las empresas se concentró en la infraestructura y la incorporación de sistemas para mejorar la gestión del negocio. Para el próximo año, el mercado local registraría un incremento de ingresos de 16%. Qué segmentos ganarán. La expectativa de las principales compañías de investigación y consultoría presentes en el país. 18 de Octubre 2011
Las consultoras hacen su primer balance

Con el inicio del cuarto trimestre, el año 2011 entra en su etapa final y comienzan a asomar las tendencias para el próximo año. Las principales consultoras que operan en el país anticipan que, si bien las perspectivas mundiales no son optimistas, a nivel local, el sector de tecnología y software podría repetir el buen desempeño de 2011.

“Hubo ciertos segmentos que mostraron un comportamiento muy positivo en este año. Uno de ellos fue el de definición de modelos operativos y gobierno de IT, tanto para infraestructura como para el área de desarrollo. También se mostró fuerte el área de consolidación de infraestructura, como servidores y almacenamiento”, contabiliza Patricia Martucci, socia responsable de Technology para Sudamérica Hispana en Accenture. De esta forma, la Argentina continuaría ofreciendo buenas oportunidades de negocios.

La expectativa está a tono con las previsiones de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI), que proyecta a la Argentina consolidándose como un centro competitivo para la prestación de servicios de tecnología informática para el mundo.

Los datos de 2011
Cabe recordar que la CESSI espera que, al cierre de 2011, el mercado haya generado ingresos por u$s 3.102 millones, 20% superior a lo registrado en 2010, cuando las ventas totalizaron u$s 2.582 millones. Según los datos de la entidad, las empresas que actúan en el país consideran que, en 2012, continuarán con sus ventas en ascenso. Además, prevén que la facturación se incrementará 16%, en la perspectiva más conservadora. Ese porcentaje se ubica por encima del 11% que avanzó el negocio informático en América latina, de acuerdo a cifras de la consultora especilizada IDC.

Con estas previsiones. Si bien los costos de mano de obra suben en el país, como ese comportamiento se repite en otras latitudes, el resultado final termina jugando a favor de la industria local.

En Capgemini comparten la visión. “A pesar de los costos laborales crecientes, todavía se presenta con una ecuación económica positiva con alta calidad de recursos. El mercado interno continúa atractivo, en línea con el crecimiento de la economía en general y de la construcción, automotriz, agropecuaria y bancaria en particular”, sostiene Javier Diez, vicepresidente de Servicios de Tecnología y Desarrollo de Negocios de la empresa. En una sintonía similar se pronuncia también Daniel Yanquelevich, CEO de Pragma.

Sin embargo, el directivo resalta al tema laboral como uno de los factores que, de no haber sido conflictivo, hubiese ayudado a que el negocio se incrementara mucho más en 2011. “Los temas de capital humano, como rotaciones, conflictividad y falta de personal capacitado, terminaron afectando el resultado en forma potenciada al cubo”, comenta, y amplía: “Hubo crecimiento y fue positivo, pero su verdadero impacto está modificado por los temas humanos: cada problema con la gente termina condicionando y afectando el crecimiento en forma directa, multiplicativa. Y si uno resuelve esos problemas, multiplica también el crecimiento”.

En este marco, Diez considera, por otra parte, que los aumentos de costos también terminaron impactando en la rentabilidad que, a su parecer, no se elevó en ningún caso en 2011.

Los expertos resaltan que no hay dudas de que la calidad y disponibilidad de los recursos humanos están en línea directa con la necesidad de brindar servicios con alto valor agregado. Es la manera de escaparle al fantasma de la comoditización de las prestaciones básicas y de consolidar las operaciones, pues pueden mantenerse más allá de los vaivenes coyunturales.

En lo que hace estrictamente a la industria informática, agregar valor a la producción ha sido un factor gravitante en el balance positivo. “En nuestro caso, los negocios con mejor comportamiento han sido los de mayor valor agregado: aquellos donde se utiliza la tecnología, el conocimiento del mercado y se prestan servicio y capacidades de consultoría”, destaca Yanquelevich.

Para Ernst & Young, en tanto, los segmentos en los que hubo mejor desempeño de negocio fueron los de ERP y sistemas aplicativos tradicionales. Entre los ejemplos, nombra a los servicios asociados a gestión del cambio o gestión del conocimiento, donde se utiliza la tecnología, el conocimiento del mercado donde se presta el servicio y capacidades de consultoría. En general, lo sucedido en 2011 demuestra que las empresas mantienen el compromiso de incorporar tecnología como estrategia de crecimiento y de manejo de sus negocios, asícomo también para el análisis y la optimización de su gestión.

Mientras, desde Deloitte observan desde principios del año un gran dinamismo en casi todas las industrias en este sentido, además de una creciente actividad en el sector público. “Muchas empresas continuaron encarando importantes proyectos de transformación de sus negocios, a través de cambios en sus procesos e implementación de soluciones tecnológicas”, indica Alberto Allemand, responsable número uno de las áreas de Consultoría y ERS en Argentina y LATCO de Deloitte.

En lo referente a soluciones tecnológicas, el ejecutivo resalta que el foco estuvo tanto en aplicaciones como a nivel de infraestructura, donde las áreas con mayor inversión se relacionan con temas de integración y seguridad informática. “Casi todos estos proyectos han ido acompañados de cambios en los procesos de los negocios, para adaptarlos a prácticas internacionales y/o modificaciones significativas en sus modelos de negocio, o para buscar eficiencias y ventajas competitivas”, señala Allemand.

Augurios para 2012
En Accenture, consideran que el próximo año se profundizará la búsqueda por parte de empresas y del sector público de sistemas que modernicen su gestión. Un ejemplo será a través de los centros de servicios compartidos y a partir de la transformación de las áreas financieras. “También creemos que habrá un importante crecimiento en lo referente al uso de nuevas herramientas que faciliten o acompañen los negocios. Las áreas de integración tecnológica, business intelligence (BI) y seguridad serán, probablemente, las más demandantes y dinámicas y se expandirá la implementación de soluciones de middleware, data analytics, pricing y gestión de identidad”, proyecta Martucci.

La especialista concede, sin embargo, que es posible que la incorporación de estas tecnologías requiera de casos de negocios más robustos que los efectuados en los últimos años, para lograr justificar el retorno de inversión dentro del portfolio de proyectos de inversión que maneje la alta gerencia.

La oportunidad de la crisis
Para Gabriel Zurdo, socio de Ernst & Young, la implementación de tecnologías verdes será uno de los aspectos clave de la industria en 2012. “Lo mismo sucederá con la virtualización, la consolidación y eficientización de los data centers y los proyectos de cloud computing, sean de tipo público, privado o híbrido”, comenta. Para el ejecutivo, en el futuro, habrá un enfoque mayor en los servicios “en la nube” y, en ese marco, será cada vez más frecuente la oferta de servicios de administración remota.

Diez, de Capgemini, considera que el crecimiento esperado para el próximo año se basará en la necesidad de las empresas de desarrollar negocios innovadores, que permitan alcanzar mayor competitividad y productividad. “Nuestro plan para 2012 es mantener una tasa de crecimiento alta como la que tuvimos en los últimos tres años: estimamos un crecimiento de alrededor de 30%”, admite. para logralo, la compañía prevé inaugurar nuevos centros operativos tanto en Buenos Aires como en diversas provincias del país.

El avance de la industria no se experimentará sólo en la Argentina. La crisis internacional ofrecerá nuevas oportunidades al mercado, también a nivel global, en la visión de Pragma. “El negocio de IT va a seguir creciendo porque es una tendencia mundial, porque aparecen permanentemente nuevas tecnologías y oportunidades de aplicación y porque IT es una parte integral y esencial de cualquier economía que funcione. Creo que por fin, el año que viene, vamos a ver aparecer algunos temas que vienen siendo hype (mediáticos) hace años. En particular, se trata de temas de cloud, BPM y dispositivos ‘alternativos’”, concluye Yanquelevich, de Pragma.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar