Las TICs liderarán el cambio hacia la economía verde

Las Tecnologías de la Información y Comunicaciones juegan un rol crucial en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, según un reporte presentado en la Cumbre de Cambio Climático (COP 17). 02 de Diciembre 2011
Las TICs liderarán el cambio hacia la economía verde

Aunque sólo representan del 2 al 3% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero (GEI), responsables del cambio climático, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) implican el 40% del consumo energético global.

Es por esto que “las medidas de eficiencia energética en este sector ayudarán sustancialmente a la reducción de la huella de carbono, y por su impacto en otras industrias y actividades sociales, están llamadas a liderar la revolución verde”, destaca un informe presentado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para las Tecnologías de la Información y la Comunicación (UIT) durante la Cumbre mundial de Cambio Climático en Durban, Sudáfrica (COP 17).

La contribución de las TICs a la reducción de emisiones se llevará a cabo por múltiples vías. A través de soluciones de videollamadas y teleconferencias, se pueden evitar un 20 % de los viajes de negocios en la Unión Europea, lo que representa un ahorro de 22 millones de toneladas de CO2 por año.


Según el informe de la UIT, por cada millón de puestos de teletrabajo se reduce la liberación de un millón de toneladas de CO2 a la atmósfera cada año. La “desmaterialización” de la economía, esto es, el reemplazo de bienes físicos por bits, como la factura electrónica, el email, música, libros y películas en formato electrónico- elimina completamente el gasto energético en manufactura y transporte.

En materia de transporte inteligente, las soluciones electrónicas como el GPS o los asistentes virtuales para estacionamiento, ahorran tiempo, consumo energético y emisiones.


No obstante, las nuevas tecnologías también crean problemas y tienen su lado oscuro: Se calcula que en 2006, los cinco principales buscadores de Internet consumieron cinco gigawatts de electricidad diarios, un consumo equivalente al de Las Vegas y sus alrededores en el día más caluroso del año. En tanto, la basura electrónica (e-scrap) llega a niveles alarmantes, con unas 300.000 toneladas desechadas cada año, sólo en la Unión Europea.

 
Propuestas sustentables
Las compañías tecnológicas pueden ser parte de la solución. En este sentido, son varias las iniciativas en danza. La UIT, junto a las principales fabricantes de equipos de telefonía móvil impulsan la producción de un “cargador universal” que reducirá un 50% del consumo “stand by” (cuando el equipo está apagado, pero no desconectado), con un ahorro de 13.6 millones de toneladas de CO2 anuales.


Por otra parte, la construcción de “smart grids” (redes inteligentes) permitirá un uso más eficiente de la energía al permitir a múltiples computadoras compartir la misma red virtual. En los países menos desarrollados, los sistemas de alerta de catástrofes vía celular y los servicios de información climática evitan pérdidas y mejoran la productividad en las zonas rurales.


Los cambios tecnológicos han generado una mayor eficiencia energética. “Las impresoras y computadoras actuales consumen un 50% menos que las fabricadas en 2005”, señaló Chris Libie, director de Comunicaciones de HP, y comentó que en una implementación conjunta con el laboratorio Merck, se logró una reducción del 80% del consumo energético.


En tanto, Microsoft presentó junto con la Agencia Ambiental Europea, su plataforma Eye On Earth, que permite a los ciudadanos acceder en forma gratuita a una extensa base de datos de condiciones meteorológicas y mediciones de la calidad del aire y del agua y nivel de ruido en sus ciudades (en principio sólo en Europa pero a partir de 2012 estará disponible en todo el mundo). Al mismo tiempo, los usuarios podrán enviar a través de su teléfono móvil, consultas y reportes sobre la calidad del agua, del aire y mediciones de ruido en tiempo real, para que sean analizadas por las instituciones científicas correspondientes.


Con el mismo espíritu 2.0, ThechAmerica Group, una asociación que reúne a académicos y especialistas en tecnología en Estados Unidos y países de la Unión Europea, lanzó Poliwiki, una plataforma colaborativa que recopila y permite comparar legislaciones ambientales de diversos países. Esta herramienta de uso gratuito permitirá mantener actualizada la legislación ambiental y tomar las mejores prácticas de cada país y región en la materia.
 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar