La inteligencia empresarial, en todas partes

Las herramientas de Business Intelligence, que ayudan al análisis del negocio, comienzan a volcarse al mundo móvil como una manera de acompañar la disponibilidad de información en tiempo real desde cualquier dispositivo. La experiencia de las empresas locales que ya la aprovechan. 02 de Agosto 2011
La inteligencia empresarial, en todas partes

El mundo se hace cada vez más móvil. Y los negocios están obligados a seguir la tendencia. Por eso, las empresas que implementaron soluciones de Business Intelligence (BI) para mejorar sus niveles de eficiencia y rentabilidad comienzan a expandir esas soluciones a los dispositivos portátiles. El objetivo es que los usuarios -desde las máximas autoridades hasta la fuerza de ventas- puedan contar con la información más relevante de su negocio a través de gráficos con interfaces fáciles de emplear.

En la Argentina, la tendencia es firme pero lenta. Según los especialistas consultados, todo depende, por un lado, de la capacidad que posean las redes móviles. Otro factor a tener en cuenta es la disponibilidad de dispositivos capaces de implementar las soluciones (ver aparte). Por el momento, del total de empresas que tienen instaladas soluciones de BI en la Argentina, se calcula que, entre 15% y 30%, está probando y/o implementando proyectos vinculados con el segmento móvil.

En el mundo, ese nivel es prácticamente del 100%, de acuerdo a lo señalado por empresas del sector. Un estudio internacional realizado por la consultora Kelton Research asevera que, durante 2011, “el 90% de los gerentes de Tecnología Informática encuestados tiene planeado implementar nuevas aplicaciones móviles. Por su parte, uno de cada dos considera que su exitosa gestión se constituirá en la principal prioridad de sus empresas.

En consecuencia, estas soluciones, tanto las hospedadas en la nube como las de instalación física, que
sean potenciadas por plataformas de aplicaciones empresariales, serán una alternativa valiosa que las empresas deberán considerar seriamente durante este año”. El impulso se traslada naturalmente a los proveedores que apuestan cada vez más por este formato. Entre los ejemplos, la compra, en 2010, de Sybase, empresa especilizada en BI, por SAP a un valor de u$s 5.800 millones, sigue marcando tendencia. En estos días la alemana agregó otro elemento al anunciar un acuerdo con Google. Según el anuncio de fines de julio, los usuarios podrán relacionar sus datos de BI, en tiempo real, a través de Google Maps.

El balance en la tableta
En la Argentina, uno de los primeros casos conocidos de BI móvil es el del Banco Supervielle. La entidad decidió llevar la información mostrada durante la presentación del balance 2010 a la alta dirección a través de iPads.

"Microstrategy ayudó a implementar la solución en el iPad. Teníamos la presentación disponible para mostrarsela a los distintos directores del banco, que, hasta ese momento, sólo podían verla cada uno por su cuenta en su oficina. Al subir la información a la tableta, sólo hubo que hacer una reunión para que todos la vieran de manera simultánea y, al estar conectada a la Web, fue posible ampliar las posibilidades de consulta frente a alguna duda que surgiera en el momento en que, por ejemplo, se estuviera viendo el comportamiento de alguna sucursal en particular”, detalla Verónica Magarelli, líder de equipo del área de Inteligencia de Negocios del banco.

La ventaja de esta solución fue poder trasladar al mundo móvil lo que sólo podía accederse desde la Intranet del banco. Al ponerla disponible en el iPad y habilitar un espacio de interactividad los encuentros de directorio, se volvieron más dinámicos y productivos comentan en la empresa. A partir de esta primera experiencia piloto, se decidió encargar una veintena de iPads, que estarán disponibles para el personal jerárquico del banco, básicamente el directorio y los oficiales del área Banca Empresas.

El objetivo es que, en el primer caso, las reuniones ganen en agilidad y productividad y, en el segundo, los profesionales puedan visitar a los clientes con toda la información necesaria disponible ya accesible para brindar un mejor servicio.

Lo implementado en el Banco Supervielle es un ejemplo de que la mayor cantidad de proyectos en marcha apuntan, en primer lugar, al nivel directivo de una empresa. “Se trata de instalaciones que permiten realizar análisis de negocios, con aplicaciones específicamente desarrolladas para ellas y adaptadas a otras pantallas, como son los smartphones, las tablets o cualquier otro dispositivo móvil que pudiera aparecer en el mercado”, detalla Gustavo Gutman, gerente General de SAS, firma especializada en software y servicios de inteligencia empresarial.

La explosión del mercado de tabletas y la creciente adopción de teléfonos inteligentes en las organizaciones y entre el publico masivo, parecen haber confluido para que el segmento del BI móvil tome mayor fuerza.

En la Argentina, las industrias de Finanzas y Telecomunicaciones son las que más se han volcado a probar e implementar este tipo de soluciones. Se trata de mercados donde la competencia es fuerte. En el primer caso, por el comportamiento de los clientes respectos de sus consumos, especialmente en tiempos donde las ofertas y promociones marcan el ritmo del mercado. En el segundo caso, el motor es la competencia efectiva en el segmento de telefonía móvil, que obliga a los carriers a introducir elementos de análisis más profundos para lograr fidelizar a los clientes o impulsarlos a elevar sus consumos con medidas que les resulten atractivas.

¿Más caro, más barato?
Cuando se consulta a los referentes del sector si activar una solución de BI móvil demanda mayores costos, las opiniones difieren. Para algunos hay que invertir en la versión móvil, para otros se deben abonar las eventuales licencias adicionales que hubiese que instalar, y para otro grupo no hay que desembolsar ni un peso más.

“La ventaja de los proyectos de BI es que permiten replicar lo que tienen sin hacer cambios en sus sistemas. Sólo tienen que adquirir la versión móvil. Luego, debe correr un tiempo de adaptación, que no implica costos a nivel operativo porque el producto que se implementa sale funcionando automáticamente”, sostiene Gutman, de SAS.

Otra es la opinión de de Guillermo Blauzwirn, presidente de Data IQ-Master Reseller QlikView, compañía especializada en soluciones de inteligencia de negocios, para quien “lo mismo que se instaló en el sistema de la empresa se traslada al dispositivo. No hay que implementar nada adicional. Tener una solución de BI móvil para una compañía que ya tenía BI cuesta $ 0. Vendemos la licencia de software. El cliente la usa en cualquier dispositivo, no importa cuál sea porque la solución reconoce qué tipo de presentación se trata y qué pantalla posee el aparato desde el que se accede a la información y la adapta a ese formato”. Según cuentan en la firma, varias son las firmas que están problando soluciones de BI móvil para incrementar la eficiencia y la productividad. Entre ellas, Petrobras, Telecom, Interbaries, la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) y la AFIP.

La Contaduría General de la Provincia de Buenos Aires (CGPBA) es una de las instituciones públicas que ya lo hizo. Tras haber instalado la herramienta de inteligencia de negocios de Microstrategy para el control y la gestión del presupuesto, se diseñaron las alternativas tecnológicas necesarias para que el gobernador de la provincia, Daniel Scioli, pudiera tener esa información en su iPad. “El Gobernador puede ver, en su iPad, de manera online, cómo está gastando su presupuesto cada Ministerio a nivel de partida, con qué proveedores contrata, a qué precio y por qué vía. Tiene un control absoluto de las compras de la Provincia y de su gasto. Esto le permite discutir temas presupuestarios con cada uno de sus ministros y gestionar la provincia de una forma más eficiente”, relata Gastón García Ponce, director General de Sistemas de la CGPBA.

La evolución hacia el BI móvil parece inevitable, aún cuando la experiencia argentina es reciente. “En cinco años, todos los clientes habrán incorporado BI móvil en la Argentina. En el mundo, esto ocurrirá antes. Pero hay que tener en cuenta que esto dependerá de las redes móviles de cada país, de su capacidad de ancho de banda, del tráfico de datos y otros aspectos que hacen a este tipo de desarrollos”, concluye Gutman, de SAS.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar