*

La democratización del business intelligence

Más allá de las tradicionales herramientas de reporte y los tableros, la prioridad está puesta en el análisis de la información en manos de más usuarios. Usabilidad, movilidad, rapidez y menor costo son las claves. 06 de Mayo 2010
La democratización del business intelligence

David y Goliat. La batalla en el mundo del Business Intelligence (BI) se asemeja a la historia bíblica. Al menos, así lo enuncia la consultora Gartner en la versión 2010 de su reconocido “cuadrante mágico” para plataformas de BI, en el que señala que “el mercado en 2009 estuvo definido por la pelea entre los proveedores puros de BI y los omnipotentes ‘megavendors’. El frenesí causado por la consolidación de las plataformas en 2007 y 2008 le dio paso a una ‘resaca’ post adquisiciones durante el año pasado, en el cual los clientes de los grandes proveedores reportaron bastante insatisfacción, en gran parte por el proceso de digestión que le sigue a este tipo de compras”, detalla Gartner en el informe.

Aunque los CIOs ya están acostumbrados a los procesos de fusiones entre sus proveedores, en un mercado con poco dinero levantan más fuerte la voz. “Hay una importante —si no eufórica— satisfacción y un creciente interés en las plataformas de BI de los ‘pure players’. Esto es particularmente cierto para proveedores más pequeños, innovadores que cubren las necesidades dejadas insatisfechas por los proveedores más grandes”, detalla el informe, basándose en la investigación que hacen entre los CIOs de todo el mundo. Pese a esto, y a lo que la consultora denomina “dolores de crecimiento”, los cinco principales proveedores de plataformas de BI por facturación en ese segmento —SAP,  SAS Institute, Oracle, IBM y Microsoft— se reparten el 75 por ciento de la participación de mercado en el último estudio realizado por la consultora.

La coyuntura posterior al cimbronazo en la economía mundial del año pasado impactó también en este segmento del software. “La reducción de presupuestos de los clientes en 2009 hizo que los proveedores generaran mayor competencia que en el pasado”, explica IDC, en su edición 2010 de “Predicciones para América latina”. “El mercado de software analítico, en la región, crecerá un 12 por ciento en 2010. Las herramientas de consulta, reporte y análisis también se espera que crezcan un 8 por ciento este año en la región”, aseveran en IDC, y explican el porqué de este crecimiento: “La búsqueda de equilibrio entre costo y crecimiento estimulará la adopción de herramientas analíticas”. 

El trío más buscado
Memoria, usabilidad y movilidad. Los tres conceptos son una meta de la mayoría de los proveedores y configuran la exigencia de buena parte del universo de clientes. En general, los proveedores coinciden en que durante 2009 el mercado se movió más a partir del segundo semestre y tienen buenas expectativas para este año. 

Aunque, en algunos casos, la coyuntura de la compañía está más álgida que en otros. El anuncio de la oferta de soluciones “sobre demanda” que acaba de realizar SAP no es menor, teniendo en cuenta los vaivenes operados en la compañía de origen alemán, que cambió de CEO a menos de un año de su nombramiento y en la que, además, renunció John Schwarz, responsable de SAP BO, que provenía de la empresa adquirida en 2008. “Los cambios son interesantes, porque se vuelve al modelo de dos CEOs. Bill McDermott viene más del lado de ventas y Jim Hagemann Snabe del de producto. Hasso Plattner, presidente de la Junta Supervisora de SAP, va a estar más presente marcando el camino. La idea es que no haya grandes modificaciones dentro de la estrategia a cinco años que se anunció el año pasado. La ida de Schwarz no afectaría el ‘road map’”, resume Javier Colomb, gerente de Desarrollo de Negocios para SAP MCLA. “SAP estaba acostumbrado a dos dígitos y pasó a resultados no tan felices, pero fueron mejores de lo que esperaba el mercado, con mejoras en el margen de la compañía, lo que es alentador para el mercado, los clientes y los accionistas. Entonces, crisis mediante, los resultados fueron buenos”, detalla Colomb. 

Además, SAP BO ya había incorporado a su oferta herramientas que trabajan “sobre memoria”. Uno de los primeros pasos que dio SAP en ese sentido fue la presentación del Explorer, que permite encontrar los datos en cualquier lugar, a los que quizás el data warehouse no tiene acceso, y convertirlos en información. “Ya están definidos algunos modelos para el mercado medio de BI, donde quizás no sólo alguien puede implementar rápidamente un ERP sino también reportes. Lo que es movilidad también está dentro de la estrategia de productos”, agrega Colomb.

IBM amplió su oferta. Según Sebastián Reckinger, gerente de Software de IBM Argentina, fue un año movido. “Hemos adquirido una empresa de explotación de datos, SPSS, y en Cognos sacamos la versión Express, orientada a Pymes”, detalla. Otro lanzamiento fue el de aplicativos sobre Cognos, orientados a tareas específicas de negocios, con modelos prediseñados, workflows e indicadores. “También anunciamos una versión que se llama TM1, que es un motor de base de datos dimensional y de alta performance, dado que los cubos se precargan en memoria, lo que permite tener funciones de BI y carga integradas en un solo motor”, completa Reckinger. 

Tierra de oportunidades
Mirando a los clientes, Oracle cree que BI es un segmento con mucho espacio para crecer. “Es un área donde la compañía tiene una expectativa muy grande”, dice Matías Salaberri, director de Ventas de Oracle Argentina, que sin dudas conoce el mercado: estuvo en BO, recaló en SAP y ahora está en Oracle. “Queremos aprovechar esta situación para poder desplazar a la competencia en donde esté. Estamos trabajando en desarrollar las capacidades de reporting, tableros y en la integración con el data warehouse, para que permita garantizar ‘governance’ y las mejores prácticas”, explica. “Muchos clientes tienen que hacer cambios para poder avanzar. Nuestro desafío es describirles cómo se crece con BI y cómo Oracle los puede acompañar”, cierra Salaberri. 

Integrar y llegar a todos los estamentos es la visión de Microsoft. “BI para las masas, o autoservicio de BI”, define Mariano Medina Walker, referente de Soluciones de Productividad de Microsoft para la Argentina y Uruguay. La propuesta se basa en su base de datos SQL Server, a la que le suman distintas capas, como la plataforma de colaboración Share Point y la suite Office, con Excel 2010. Y agrega: “La herramienta Power Pivot le da la capacidad al usuario de bajar millones de datos y trabaja en memoria. Pero también se puede integrar con el resto de la plataforma”. 

Los más puros
Por el lado de los jugadores puros, reina la confianza. Con la memoria como gran ventaja competitiva —es la pionera en este tipo de herramientas—, la desafiante QlikTech (representada en la Argentina y ahora también en México por DataIQ) sigue su camino en el mercado. Aunque ahora los competidores se subieron a su concepto de bandera, Guillermo Blawzwirn, socio de DataIQ, advierte que no es lo mismo que hace QlikView. “Es un concepto distinto de análisis de información, que es lo que no entendieron SAP, Oracle y Microstrategy, por ejemplo. Lo que ellos resuelven es que el resultado lo ponen en memoria para que el tiempo de respuesta sea más rápido. Pero el proceso es igual que antes: un warehouse en disco, con todo lo que implica. Entonces, arman los resultados en disco y los ponen en memoria para que rápidamente se los pueda levantar, pero no se trata de la totalidad del proceso sino de una parte”, detalla Blawzwirn.

Con una importante base instalada en la Argentina, en MicroStrategy viven un año que califican como de reinvención. Según Diego Keller, Regional Manager para Multi Country Latam, “hasta 1995, fue la era de la funcionalidad. A las herramientas de BI se les pedía eso. Luego, hasta 2009, vino la era de la potencia, donde se requería más posibilidades para expandirse a más usuarios. Ahora viene la era de la performance: va a cambiar el modo de ver la información, ya que tendrá que estar a mano en cualquier dispositivo móvil. Pero recién estamos dando los primeros pasos”. En la versión 9.0.1, lanzada el año pasado, Microstrategy buscó dejar esa impronta. “El primer paso que estamos dando es con el iPhone, que es una plataforma donde habrá un ‘boom’ de aplicaciones”, detalla Keller. Desde 2009 también trabajan sobre memoria, porque es fundamental para lograr una mejor performance. 

En el caso de SAS, todo lleva al Business Analytics (BA). La empresa tiene 150 soluciones, de las cuales una es BI. “Con BI se muestra lo que ocurrió. Pero BA se concentra y focaliza en lo que va a suceder hacia delante, con herramientas de predicción. Es ‘la bola mágica del software’, muestra qué ocurrirá si las tendencias presentes continúan, de qué forma se puede optimizar lo que sucede”, define Gustavo Gutman, country manager de SAS Argentina. Por eso, para Gutman su mercado es distinto al del resto: “SAS provee la solución de punta a punta, desde la consolidación, la limpieza, el balanced scorecard de los datos y el ETL (la conexión a las bases de datos). Hoy el mercado de las herramientas puras de BI está poco diferenciado: todos ofrecen alarmas, tableros y estética ‘Flash’”. En cambio, según Gutman, “SAS se está volcando a hacer más foco por industrias, con modelos verticales que permitan hacer mejores predicciones”.

Además de las anteriores alternativas tradicionales, también afloran en el mundo BI algunas herramientas basadas en herramientas open source. “Jaspersoft y Pentaho emergen como jugadores viables en el mercado de las plataformas de BI. Ambos jugadores proveen grandes capacidades que son comparables en muchas áreas funcionales con las de los tradicionales y que ofrecen un bajo costo de entrada”, destaca Gartner. En la Argentina —y en el resto de Hispanoamérica— el representante de Jaspersoft es Dysitel. Gustavo Rochman, socio y director de la compañía a cargo de BI, marca como clave el tema del precio: “No hay valor de licenciamiento, o es mucho más acotado. Es una versión libre en la que no se pagan licencias, que suelen implicar un costo muy alto en cualquier implementación, además del mantenimiento y actualización de las mismas”, explica Rochman. 

En Jaspersoft hay una versión “full” que se puede bajar gratuitamente de Internet, instalarla siguiendo las indicaciones y que se puede usar para lo que sea necesario: data warehouse, reportes y dashboard. “Después están las versiones comerciales, con un valor anual de uso, que suman funcionalidades, como editores de reportes para mejor visualización”, aclara Rochman, quien agrega que “la interfaz de usuario es totalmente web. Proveemos capacidad de ‘reporting’ sofisticado que se puede usar desde Jaspersoft o embebido en otras aplicaciones”.

Sin ser un “boom”, pero a paso fuerte, y más allá de cada una de las propuestas de los proveedores, el mercado de BI busca la madurez. La misma que las empresas, que necesitan cada vez más de la información para poder crecer. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar