La crisis japonesa desata pánico en Internet

Blogueros, foristas y usuarios de redes sociales y teléfonos celulares anticipan un apocalipsis tras la catástrofe en Japón. La crisis nuclear es la principal apuntada. La web 2.0 en el eje de la tormenta. 16 de Marzo 2011
La crisis japonesa desata pánico en Internet

Frases como “estamos aterrorizados y desesperados por salir”, “huye ahora”, o “toma tu familia, tus documentos importantes y vete de aquí”, abundan en estos días en las redes sociales (Twitter y Facebook mayormente u otras como Weibo, portal de microblog chino) y en las páginas de Internet. El dinamismo y la rapidez con que se expanden los mensajes y circulan por la web ayuda a que los usuarios lancen todo tipo de comentarios, algunos más realistas y otros que rayan la desesperación.

Ante la ola de rumores alarmistas, las autoridades tanto chinas como japonesas, decidieron poner paños fríos y evitan hablar de desastre nuclear, aunque muchos usuarios ya están en alerta. Tokio por ejemplo, se vio afectada por un pánico comprador compulsivo, lo que derivó en que algunas tiendas quedaran sin linternas, radios, velas y sacos de dormir, según destacó Reuters.

En tanto, en Shanghái se empiezan a agotar las tabletas de ciodina, que según los rumores, aminoran los efectos de la radiación, mientras algunas empresas ya distribuyen máscaras entre sus empleados y en portales de compras por Internet como Taobao.com aumenta la demanda de trajes antirradiación, según informó la agencia EFE.

En alerta también se mantienen los foristas y bloqueros chinos, aterrados por las posibles consecuencias de la catástrofe japonesa y por la Super Luna prevista para el próximo 19 de marzo. Durante esa noche, la distancia entre la luna y la tierra será la más corta de los últimos 20 años (356.577 kilómetros) y aunque los expertos sostienen que este acercamiento no causará daño alguno, las premoniciones abundan.

Según la agencia oficial china Xinhua los internautas, en su mayoría usuarios de redes sociales y dispositivos móviles, ven con temor lo que pueda ocurrir, sobre todo teniendo en cuenta que grandes lunas precedieron al tsunami del Índico en 2004 o al ciclón que arrasó la ciudad australiana de Darwin en 1974.

Entre los diversos rumores que circularon por Internet, se asegura que la radiación (provocada por los daños en la central nuclear de Fukushima) ya está llegando a Shanghái o que  la ola de desastres naturales va a extenderse a América del norte por la actividad de un volcán.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar