La PC vuelve a cambiar

Los equipos que pusieron al mundo de la tecnología en las manos del usuario masivo se enfrentan a un salto evolutivo. A 30 años de la llegada de los primeros, las claves sobre cómo estos equipos están posicionadose de cara al futuro. 09 de Agosto 2011
La PC vuelve a cambiar

El 12 de agosto de 1981 IBM lanzó el modelo IBM PC. No era la primera de su clase: en 1977, empresas como Commodore, con el modelo PET, Apple, con su celebre Apple II, o Tandy, con la TRS-80, habían hecho lo propio y anticipado lo que vendría. Sin embargo, el éxito de la IBM PC -con procesador Intel 8088, monitor monocromático, un peso de 11 kg y a un precio u$s 4.000, es considerado como el primer paso evolutivo hacia un producto masivo y de escala global, en materia de computadoras para uso personal y científico.

Hoy, 30 años después, la categoría enfrenta el próximo cambio generacional: los equipos de mesa, que pusieron el mundo de la tecnología al alcance de la mano, parecerían estar pasándole la posta a una cada vez más amplia gama de equipos móviles, entre notebooks, netbooks, tablets y smartphones.

Las desktops, ¿en retirada?
“La PC ha sabido reinventarse año tras año para poder seguir manteniendo una posición de liderazgo en términos de qué es lo que los consumidores están consumiendo”, relata Rocío Posadas, gerente de Marketing Consumo de Intel Cono Sur. “Es una categoría que se mantiene cuando muchas otras categorías, como el VHS, el fax y millones de otros dispositivos, ya no están”, agrega. Sin embargo, Pablo Tedesco, director de la consultora especializada en tecnología TBI Unit, anticipa: “Esa PC de escritorio que, en algún momento, tenía un montón de aplicaciones y que fue una revolución en términos de conectividad lleva a una evolución natural que es el dispositivo móvil”.

En 2010, en la Argentina, se vendieron más de 1,3 millón de computadoras personales, según un estudio difundido por la investigadora de mercado Carrier y Asociados. A su vez, desde Intel, su responsable de Marketing comenta: “En 2010, el total, fue en un 40% desktops y otros 60% móvil. Para 2011, calculamos que un 35% será desktop y el resto 65% móvil”.

Entre los factores que podrían retrasar la tendencia está la mejora del acceso a Internet: el consumo de contenidos audiovisuales desde la Web, como forma de entretenimiento en los hogares, renovó la vigencia de las PC. “La gente la compra porque quiere calidad de sonido, porque quiere mucho entretenimiento, porque quiere video. La evolución se aceleró mucho en los últimos años”, asegura Ariel Ojman, gerente de Producto de Hewlett-Packard Argentina (HP).

Dentro de este segmento, un elemento que ha pisado fuerte en los últimos tiempos es la computadora conocida como All in One, que no trae unidad de procesamiento central (CPU, por sus siglas en inglés) sino que está integrada con el monitor. “El concepto representa una manera de decir: 'no te compres la notebook sino que comprá ésta, que ocupa el mismo lugar y tiene mas capacidad que una notebook”, analiza Tedesco. Para Posadas, estos equipos son: “Una categoría que se está reinventando, dentro de lo que es la PC, y que está tomando y permitiendo que los equipos de mesa no desaparezcan sino que se renueven”. Por su parte, Ojman amplía: “Es como el próximo salto generacional. Lo primero que se le exige a una All in One es diseño, porque lo va a poner en un determinado lugar, y, luego, qué servicios de valor agregado me va a dar”.

En ese sentido, la nueva generación de los equipos de mesa vuelven a darle brillo al principal activo que impulsó el éxito de las primeras PC, a principio de los ´80, y que se define en la concentración de varias experiencias en un sólo lugar. “Que sea touch, que tenga Blu-ray, que sea 3D, que tenga determinado nivel de servicios de soft o que lo use una persona mayor y un chico”, resume Ojman estas ventajas en versión siglo XXI.

Sobre esta base, la PC tradicional se mantiene en diferentes nichos. Uno de ellos es el de ser la primera computadora de un usuario final ya que “es un dispositivo mas económico, accesible y que permite tener las funcionalidades básicas de un equipo”, según comenta Posadas. Pero también en las empresas la clásica desktop logra defender -aunque habrá que ver por cuánto tiempo- su posición. ¿La razón? “Explicarle a una empresa que tiene que migrar a una All in One es todavía un poco difícil”, comenta Ojman.

En cuanto al futuro de los equipos de mesa, para Tedesco, todo dependerá del factor costo y de la capaciadad de procesamientos. “Si dentro de una compañía veo que mis empleados no necesitan tener una computadora trasladable, probablemente, me convenga más tener desktops que notebooks”, explica el director de TBI Unit. Por su parte, el gerente de Producto de HP explica que las All in One fueron diseñadas para hogares. En conjunto con las nuevos y múltiples plataformes móviles, “se dio vuelta ese papel que antes tenía la empresa de early adopter de tecnología”, según Ojman.

“Después, están los nichos mas exclusivos que tienen que ver con los gamers, con aquellos que la buscan más para jugar”, cuenta Posadas. Y agrega: “Por más que hoy tenemos notebooks, que tienen un desempeño increíble, el gamer de alma sigue prefiriendo tener su máquina armada y no migra hacia la notebook”. En cuanto al futuro más allá de las All in One, la ejecutiva de Intel no ve todavía mucho movimiento. “Sí podrá haber modelos más finitos, mas delgados, pero, como concepto, vemos que éste es el futuro”, anticipa. Por su parte, Ojman explica que todo tiene que ver con el tema de las convergencias. “Puede pasar que se generen All in One con pantallas mas grandes. Entonces puede ser que los equipos que se tengan en la casa terminen siendo mucho mas concentrados”.

No desaparecerán, mutaran
En el futuro, la PC de mesa disminuirá su participación pero no desaparecerá, auguran los expertos. "No veo que desaparezcan del todo, sino que terminarán conviviendo, con mayor o menor adopción", dice Tedesco. En números, la tendencia terminaría para Posadas en una participación del desktop en el 20% del mercado, mientras que el resto pasaría a ser ocupado por equipos móviles. “Las tecnologías no van a desaparecer: o van mutando o van a nichos”, cree Ariel Ojman. En este sentido, larga vida a la PC.
 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar