La CES se vuelve más verde

Acreditaciones recicladas, contenedores para separar residuos y un espacio para las novedades tecnológicas eco-amigables, como el portátil con pantalla solar de Samsung, hacen de esta edición del Consumer Electronics Show (CES) una de las ferias más sostenibles, según sus organizadores. La otra cara de la moneda: una reducido número de enchufes para más de 140.000 asistentes. 11 de Enero 2012
La CES se vuelve más verde

La revista Trade Show Executive, la nombró en 2010 la feria más ecológica de América del Norte. Hoy, el foro tecnológico CES mantiene su espíritu verde con iniciativas como la distribución de acreditaciones realizadas con las lonas publicitarias de la anterior edición que, cuando concluya la feria el próximo viernes, serán recogidas para volver a usarse.

Con una superficie equivalente a 37 campos de fútbol y 140.000 visitantes, hacer del CES una feria sostenible no es tarea fácil, pero sus organizadores han llegado a acuerdos para transformar 289,6 toneladas de los residuos generados estos días, lo que supone que la tasa de reciclaje pasará del 68 por ciento, alcanzado el año pasado al 77 por ciento de esta edición.

Las medidas
El encuentro de electrónica de consumo más importante del mundo ha reservado el área “Sustainable Planet” (Planeta Sostenible) para las empresas que han llegado a Las Vegas con propuestas ecológicas en áreas tan diversas como energías renovables, construcción sostenible y envasados ecológicos, un área clave debido al ahorro en transporte que puede aportar. Otra medida, quizás no tan popular, especialmente entre los cronistas acreditados en el evento es un número de enchufes reducido para cargar un dispositivo.

De parte de los proveedores, la tendencia por la green IT es también evidente. El primer portátil que funciona con energía solar se ha estrenado en CES de la mano de Samsung, que ha diseñado un netbook cuya superficie está cubierta con una placa solar capaz de generar una hora de batería por cada dos horas de exposición al sol.

El reciclaje de dispositivos de LG, que en su conferencia informó de que cada año dan una nueva vida a unas 10 toneladas de residuos electrónicos, y el compromiso con la eficiencia energética de Sony, ejemplifican cómo las marcas tratan de presentarse cada vez más preocupadas por minimizar la huella ecológica de los consumidores.

La presencia de las energías renovables
Por otra parte, los organizadores hacen gala de buscar alternativas a la rápida obsolescencia de los dispositivos tecnológicos a través de compañías como Acme Electronic Recycling o Global Electronic Recycling, dedicadas a dar un segundo uso a los componentes de todo tipo de aparatos, y Waste Management, que propone a diferentes modelos de negocio soluciones de reciclaje a su medida.

Por su parte, las energías renovables se acercan a los hogares gracias a propuestas como Urban Green Energy, especializada en la aplicación de la energía eólica en los hogares, Solarfocus y Goal Zero, fabricantes de cargadores que funcionan con energía solar o G24Innovations, que ha desarrollado un material capaz de transformar la luz, tanto dentro como fuera de la casa, en energía eléctrica

Otros esfuerzos de los organizadores de la feria por hacer de las nuevas tecnologías una industria sostenible se aglutinan a través de la página web greenergadgets.org. Allí los usuarios pueden acceder a informes sobre los dispositivos más eco-amigables, las alternativas de reciclado más adecuadas y consejos para minimizar su huella ecológica.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar