Juan P. Esteves, de Cisco: "La TV con Eternet impulsará la banda ancha de alta velocidad""

La banda ancha llega al 33 por ciento de los hogares argentinos con 4 millones de conexiones fijas y 1.7 millones de conexiones móviles. Sin embargo, más de la mitad de los accesos se concentran en Capital y Gran Buenos Aires. Juan Pablo Esteves, director de Cisco Cono Sur adelanta las próximas tendencias en cuanto a movilidad y velocidad en el acceso a internet, que permitirán expandir el teletrabajo, la telepresencia y el video bajo demanda. 28 de Abril 2011
Juan P. Esteves, de Cisco: "La TV con Eternet impulsará la banda ancha de alta velocidad""

Con más de 4 millones de conexiones fijas  y 1.7 millones móviles, Argentina es el segundo país de la región en cantidad de accesos a internet  broad band, según el último Barómetro Cisco de Banda Ancha 2010.

En América latina, Uruguay es el líder con un 12,32 por ciento de penetración de banda ancha en su población, seguido por nuestro país (11,71 por ciento) y Chile (10,78  por ciento). “Las cifras son auspiciosas, ya que cuando empezamos con el Barómetro en 2005 teníamos 953 mil conexiones y pensábamos llegar a 5 millones en 2010”, destaca  Juan Pablo Esteves, director de Cisco para el Cono Sur.  No obstante, el ejecutivo reconoce que para llegar al estándar de los países escandinavos (más del 30% de la población con acceso a internet de banda ancha), aún falta un camino por recorrer, y cuantiosas inversiones en infraestructura, tanto públicas como privadas.

El crecimiento de las conexiones broad band en el país fue exponencial en los últimos cinco años, y aún hoy continúa a tasas de dos dígitos (17  por ciento entre 2009 y 2010). No obstante, hay una importante brecha entre la región AMBA y el interior del país. La Capital y zona metropolitana concentran el 65 por ciento de los accesos de broad band y el resto del territorio argentino tan sólo el 34,4 por ciento.

¿A qué se debe esta disparidad en el acceso a internet?
A la falta de infraestructura, y a la baja densidad poblacional que hace difícil y costoso llegar a ciertas zonas del país. Para lograrlo se requieren inversiones, tanto por parte de compañías privadas como del Estado, en su rol social de brindar acceso a las nuevas tecnologías a las poblaciones más alejadas. No obstante, es en las provincias donde hoy se está dando el mayor crecimiento de accesos de banda ancha fija, y sobre todo móvil, ya que allí está la mayor demanda de estos servicios

¿En el futuro la banda ancha móvil reemplazará a la fija, como ocurrió con la telefonía?
No creo que una modalidad reemplace a la otra, sino que ambas van a convivir. La banda ancha móvil está creciendo mucho más rápido, sobre todo en el interior del país, con tecnología WiMax o 3G, porque en muchos lugares es la única forma de acceso a Internet. Pero para las poblaciones en centros urbanos, la banda ancha fija seguirá siendo, por capacidad y costos, la mejor opción.

¿Cómo evolucionó la calidad de los accesos en cuanto al ancho de banda disponible?
El mayor ancho de banda a un costo cada vez más accesible es otra de las tendencias que observamos en nuestras mediciones. Hace 5 años la mayoría de las conexiones eran de 256 k; hoy la conexión promedio está en 1 mega, pero las que más crecen son las de 3 y 6 MB. Las compañías ofrecen upgrades, triple play (telefonía, televisión e Internet) y promociones para descargar películas y contenidos si se contratan servicios de mayor ancho de banda. Todo esto impulsa el mercado.

¿Qué cambios en el uso de internet trae aparejados la expansión de la banda ancha de alta velocidad?
El más importante es el crecimiento del video en internet. Nuestra proyección es que en 2 años, el 90 por ciento de las búsquedas online van a ser videos, que se van a poder ver desde cualquier dispositivo. El acceso a Internet a través del televisor y de diversas pantallas en el hogar va a crecer muchísimo. Esto a su vez va a impulsar el teletrabajo y el trabajo móvil. Opciones como las videollamadas o las soluciones de telepresencia, que hoy nos parecen sofisticadas, van a estar disponibles en los hogares de la mano de un mayor ancho de banda. Y la telefonía IP, que hoy se usa en más del 60 por ciento de las empresas, va a desplazar a la telefonía convencional en los hogares.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar