Intel: "Esta tecnología representa un salto muy grande"

Hugues Morin, director de Marketing de Servidores para América latina, considera que la nueva generación de procesadores Xeon reemplazará a los sistemas RISC en el mercado de alto rendimiento. 05 de Agosto 2010
Intel: "Esta tecnología representa un salto muy grande"
El desembarco final de los chips Intel en los servidores corporativos tenía una deuda pendiente: reemplazar a los sistemas RISC de los servidores de alto desempeño. Con el lanzamiento del procesador Xeon 7500, Intel busca el camino inverso: llevar la alta disponibilidad a servidores departamentales e, incluso, que sean instalados como equipos principales. Sobre esto habla Hugues Morin, director de Marketing de Servidores para América latina de Intel.

Morin es responsable del negocio de servidores en la región desde hace tres años. Pertenece al Grupo de Data Centers, cuya facturación a escala global fue de U$S 5.301 millones, 4 por ciento más que el año anterior. En América Latina, la compañía anunció recientemente la inversión de U$S 177 en la expansión del Centro de Diseño de Guadalajara, México, con el fin de lograr que generen nuevos productos al mercado. 

¿Puede un CIO tomar este chip Xeon como reemplazo en servidores RISC?
El mercado de alta disponibilidad atraviesa un proceso de reconversión debido al bajo crecimiento de la plataforma RISC y a las necesidades de computación de alta performance (HPC, por sus siglas en inglés) que tienen muchas empresas. Antes de este lanzamiento del modelo Xeon 7500, contábamos con el procesador 7400 que tuvo un gran impacto en diferentes industrias como manufactura, telecomunicaciones y banca, con lo cual estimamos que este nuevo modelo siga ese camino.

¿Considera que este chip puede ingresar en el mercado de alta disponibilidad?
Esta tecnología representa un salto cualitativo muy grande respecto de la generación anterior. En términos de desarrollo tecnológico, es tres veces más potente que la serie anterior y permite contar con ocho veces el ancho de banda del procesador de aquella y cuatro veces la capacidad de memoria, ya que tiene 16 slots, con lo cual puede soportar un terabyte de capacidad de procesamiento. Esos números nos parecen muy alentadores, porque en mucho tiempo no hubo una tecnología como ésta, capaz de aumentar el desempeño de los equipos en la forma en que lo hizo este procesador. 

¿Las empresas de América latina necesitan ese poder de procesamiento?
Sí, estoy seguro de eso. En mayor o menor medida, todas las empresas necesitan virtualizar sus aplicaciones. Si en Estados Unidos una empresa requiere virtualizar cientos de aplicaciones, aquí podemos esperar que ese número se reduzca un poco, pero la tendencia a virtualizar y a ahorrar en hardware, espacio y consumo energético, se está imponiendo en todas las regiones. Por eso me animo a decir que será usado. El Banco Azteca de México, uno de nuestros casos de éxito, migró hacia la plataforma Xeon 7400 en forma exitosa y ya está analizando pasar a esta tecnología cuando los proveedores presenten sus equipos. En la Argentina uno de nuestros clientes más importantes es la Comisión de Energía Atómica. Un organismo de estas características, cuya misión consiste en investigar sobre esta fuente de poder, es posible que necesite crear un ambiente de HPC para llevar a cabo análisis predictivo del comportamiento atómico y hacer simulaciones, entre otras tareas. 

¿IBM ofrece sus productos?
Sí, con ellos tenemos una alianza estratégica, aunque tengan una serie de equipos que utilicen otras tecnologías de procesamiento. También lo ofrecemos con HP, Dell y muchas otras compañías de hardware. En mi visita a la Argentina, presenté estas soluciones tanto con IBM como con HP ante los diversos clientes. 

¿Esta tecnología ya se encuentra en condiciones para reemplazar a un equipo RISC?
De un estudio preliminar realizado por una agencia gubernamental de América latina, cuyo nombre no puedo dar a conocer, surgió que utilizan veinte servidores Sun basados en RISC y el cálculo les dio que cada sistema puede ser reemplazado por algo más de un servidor basado en la nueva tecnología, lo cual le daría un retorno de la inversión en menos de cinco meses. 

¿La virtualización es perjudicial para el negocio de Intel?
No, más bien creo que nos está favoreciendo. Desde hace varios años el desarrollo tecnológico está virando hacia la virtualización de servidores y, sobre ello, las aplicaciones. Eso se da porque el mundo exige reducir el consumo de energía, mayor capacidad de administración de los equipos y menor uso de espacio para construir los centros de datos. Si analizamos lo que hizo Intel en estos años está íntimamente ligado a esto. Nosotros creamos chips que consumen cada vez menos electricidad. Luego de anunciar que lanzábamos los chips de 45 nanómetros, salimos con los de 32 nanómetros, que son más eficientes en el uso de energía eléctrica. A eso hay que sumarle que presentamos los procesadores para ser usados en ambientes blade, que requieren menor cantidad de electricidad, ahorran espacio y refrigeración. Y lo que estamos presentando ahora es una solución que aumenta la capacidad de memoria y de procesamiento gracias a la tecnología Hyper-Threading.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar