Hardware libre: Liberen los manuales

Si el software libre generó una revolución en la informática, un modelo similar aplicado a los dispositivos podría tener un impacto aún mayor. La sexta entrega de las 10 tecnologías Hot que transformarán el mercado en los próximos años, según la revista Information Technology. 30 de Marzo 2011
Hardware libre: Liberen los manuales

De qué se trata el hardware libre? De dispositivos diseñados y ofrecidos bajo el mismo esquema del software libre, es decir, libres de alteración o copia. Este desprendimiento del movimiento open source puede ser aplicado a una variedad de aspectos. En su definición más amplia, la interfaz para el uso del hardware debe ser de uso irrestricto, el diseño debe ser hecho público —de manera que otros puedan trabajar y aprender sobre él— y las herramientas de diseño utilizadas deben ser también libres, para que otros puedan desarrollar y mejorar ese diseño.

“Inevitablemente, el desarrollo de hardware libre se relaciona con el software libre. Pero la diferencia es que el hardware no es un intangible, por lo que hay un costo de adquisición de los materiales. Lo que permite es no tener que arrancar desde cero para hacer muchas cosas. Poder agarrar plataformas de circuitos que ya fueron desarrolladas y son de libre acceso, como en el caso de Arduino”, explica Diego Brengi, ingeniero del Laboratorio de Desarrollo Electrónico con Software Libre del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Arduino es una plataforma open source con un microprocesador y herramientas de software libre asociadas que pueden ser obtenidas gratuitamente, como el lenguaje de programación Processing. Arduino permite la incorporación de sensores, luces y motores, lo que ha posibilitado que a partir de su diseño se hayan construido robots de múltiples usos. 

Gonzalo Zabala, investigador del Centro de Altos Estudios de la Facultad de Tecnología Informática de la Universidad Abierta Interamericana y experto en robótica, cree que “el hardware libre tendrá inclusive más impacto que el software libre, porque tiene ámbitos de aplicación todavía más amplios”. Y también genera cambios en los fabricantes, apunta. “Pasó con Lego, que le hicieron ingeniería reversa de una versión anterior y entonces ellos mismos decidieron liberar las especificaciones de los componentes de su línea de robots”, dice Zabala.

Pero el hardware libre ha sobrepasado las aplicaciones en robótica y desembocó en productos como un smartphone (Neo FreeRunner), una netbook (NanoNote) y hasta una impresora 3D bautizada RepRap (acrónimo en inglés de Prototipo de “Replicación Rápida”), capaz de imprimir las partes que la componen, por lo que a partir de una se pueden construir otras similares. 

Para Brengi, “el impacto se da en dos vetas: por un lado, el hardware concreto (también llamado ‘estático’), como puede ser un placa. Y, por otro, en la descripción del hardware (o ‘reconfigurable’). En este último caso es algo que se difunde mucho más rápido, ya que se trata de información que está disponible en Internet, que circula por e-mail. En el INTI venimos impulsando el desarrollo con dispositivos FPGA (circuitos electrónicos reconfigurables), que si bien es una tecnología que tiene sus años, en la Argentina no se conseguían kits de desarrollo y nosotros arrancamos con una iniciativa para tener uno disponible junto a herramientas de software libre”.

Más allá de las aplicaciones puramente prácticas, el especialista del INTI destaca el potencial del hardware libre en la docencia: “Es muy útil porque a los alumnos no se les presenta una caja negra, sino que con el hardware abierto uno puede investigar, analizar los archivos de diseño y trabajar sobre ellos”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar