Google vs. Microsoft por la privacidad

La empresa de Mountain View anunció que cambiará sus políticas de privacidad y la compañía fundada por Bill Gates atacó, sosteniendo que perjudicaba a los usuarios. Las claves del confrontamiento que tiene en su foco a dos de los proveedores más influyentes del mercado argentino. 10 de Febrero 2012
Google vs. Microsoft por la privacidad
Google cambiará sus políticas de privacidad a partir del 1 de marzo, por la que se unifican bajo una sola cuenta todos los usuarios que se tengan para los diversos servicios de la empresa. De esta manera, unen todos sus productos bajo una sola política y la información que generamos en una plataforma puede ser compartida entre las otras.

Microsoft atacó a la empresa, sosteniendo que estos cambios solo dificultan el control de la información por parte de los usuarios y
pidió utilizar los servicios de la empresa y no los de Google.

En YouTube, producto del famoso buscador, la compañía de Bill Gates subió en su cuenta oficial un video en donde ataca al correo de Google a través de un sketch protagonizado por Gmail Man, un cartero que revisa la correspondencia de la gente con tal de insertar ads.

Para octubre de 2011, Hotmail tenía más de 360 millones de usuarios activos, mientras que Gmail tenía cerca de 260 millones. Hace semanas, Google anunció que alcanzó las 350 millones de usuarios activos quedando muy cerca de las últimas cifras conocidas del correo de Microsoft.

“La información se mantiene en Google, no está al acceso de terceros. Siempre alguien va a generar confusión para llevar usuarios fuera de uno para que usen lo suyo”, afirma Ana Paula Blanco Sierra, Gerente de Asuntos Públicos de Latinoamérica de Google.

Blanco sostiene que “no deberíamos estar en contra de las políticas de privacidad, al contrario debería servir para que estemos al tanto de esa información”.  También aseguró que desde el Dashboard de Google, se podrá eliminar nuestra información de la empresa en caso de no acordar con las nuevas políticas de privacidad.

Pablo Tedesco, analista y director de TBI Unit, sostiene que “la generación de las redes sociales tiene poco pudor en ese sentido y tiene poca conciencia de este trackeo y del riesgo de estar haciendo pública toda su vida”.

“Si uno hiciera una encuesta sobre cuántas persona leen las condiciones de privacidad y ponen acepto, no habría ni un 5 por ciento”, sostiene.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar