*

Google desmiente su salida de China

Mientras la compañía niega que se irá del país, blogs y portales locales aseguran que sufre de hackers internos y que planea su retirada. A nivel gubernamental, la pelea entre la compañía y el gobierno chino traería consecuencias negativas a la relación comercial que mantienen los países. 18 de Enero 2010
Google desmiente su salida de China

Las voces contrapuestas cobran cada vez más fuerza. Internet se plaga de sitios que cuentan historias de “traidores” en la compañía que están saboteando la versión china de Google. Por otro lado, la firma asegura que no tiene planes de abandonar sus tareas en el país. Según informa la agencia de noticias Reuters, Google entró en la segunda semana de una disputa con el Gobierno chino en medio de especulaciones sobre el futuro de la compañía en país por preocupaciones sobre ciberespionaje.

Google, dijo la semana pasada que estaba considerando dejar el mercado chino - el mayor del mundo con 360 millones de usuarios- tras sufrir un sofisticado ciberataque en su red que resultó en el robo de su propiedad intelectual, según informan medios locales. La firma aseguró que ya no tenía la intención de seguir filtrando el contenido de su buscador en chino google.cn, y que intentaría negociar un buscador legal sin filtros, o dejar el mercado.

El anuncio de Google capturó la atención de los millones de usuarios de Internet de China, mientras blogs y medios locales citaban a fuentes anónimas de la empresa que decían que la compañía y había decidido cerrar sus oficinas en China. La compañía negó esos comentarios y dijo que todavía estaba en el proceso de escaneo de sus redes internas desde el ciberataque ocurrido a mediados de diciembre, indica Reuters. El ataque, que tenía como objetivo a personal  con acceso a partes específicas de los servicios de Google, podría haber sido facilitado por empleados en la oficina de Google China.

Los medios locales, citando fuentes anónimas, informaron que algunos empleados de Google China tuvieron acceso denegado a los servicios internos después del 13 de enero, mientras algunos miembros del personal fueron despedidos y otros trasladados a diferentes oficinas en las operaciones de Google en Asia.

Por el momento, Google no quiso hacer más comentarios sobre la situación, pero los medios estadounidenses analizan cómo este problema afectará a las relaciones comerciales entre estos países. Desde Washington dijeron que enviarán una nota diplomática a China para solicitar una explicación sobre los ataques. Por su parte, el gobierno chino dijo que había muchas formas de resolver el tema pero insistió en que las empresas extranjeras, incluida Google, debían responder siempre a las leyes chinas. El caso amenaza con convertirse en otro obstáculo en las relaciones entre China y Estados Unidos, las cuales ya se encuentran golpeadas por posiciones encontradas sobre el tipo de cambio de la moneda china, el proteccionismo comercial y la venta de armas de Estados Unidos a Taiwán, dice la agencia Reuters.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar