*

Game over: Nintendo cierra el trimestre con pérdidas

La compañía de entretenimiento reportó una caída en sus ganancias del 23 por ciento. La disminución de las ventas del software para su consola portátil y el recorte del precio de la Wii fueron los principales factores que afectaron al último tramo de 2009. 28 de Enero 2010
Game over: Nintendo cierra el trimestre con pérdidas
Durante 2008 el auge de las consolas parecía no tener fin. Desde la aparición de la primera Wii, en 2006 en los Estados Unidos y Japón, el éxito de Nintendo se reflejaba en una nueva generación de consolas que lideraban los rankings de los “game lovers”.

Hoy, tres años después, la fortaleza de los productos se fue perdiendo y la crisis internacional que se vivió el año pasado trajo estragos en el sector tecnológico. Los últimos informes de la compañía, que analizan el periodo que se extiende entre abril y diciembre de 2009, reflejaron que la compañía cayó un 23 por ciento.

Las razones: una merma en las ventas de la versión SD, la consola de Nintendo portátil, y el recorte en el precio de la Wii en un quinto durante la segunda mitad del último año, según informa la agencia de noticias Reuters.

Los analistas aseguran que el buen andar de la DS comenzó a apagarse al entrar en el quinto año de su ciclo de vida el año pasado, y el iPhone y otros smartphones emergieron como máquinas de videojuegos portátiles alternativas.

Nintendo mantuvo su previsión de beneficio operativo de 370.000 millones de yenes (2.920 millones de euros) para el año fiscal que concluye en marzo.

“Las acciones de Nintendo fueron vendidas severamente hace un tiempo dado que los jugadores del mercado tenían dudas serias sobre el futuro de su hardware. Pero el resultado hoy debería reforzar la confianza del inversor sobre Nintendo’’, dijo Kazutaka Oshima, presidente de Rakuten Investment Management.

Entre octubre y diciembre, Nintendo vendió 11,3 millones de unidades de Wii, un alza interanual del 8 por ciento. El beneficio operacional entre octubre y diciembre fue de 192.300 millones de yenes, una reducción con respecto a los 249.100 del año anterior.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar