"Está clarísimo que es delito", dice el fiscal de la denuncia a Cuevana

Ricardo Sáenz, quién presentó el documento para iniciar la causa penal contra Cuevana, le dijo a Infotechnology.com "que en términos de derecho procesal penal sobra para indagarlo". 16 de Marzo 2012
"Está clarísimo que es delito", dice el fiscal de la denuncia a Cuevana

“La libertad de expresión tiene que ver con que te abras un blog y digas lo que quieras, no con ver películas”. La frase proviene de Ricardo Sáenz, fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, quién realizó una denuncia para iniciar una causa penal a Cuevana.

Ayer el fiscal realizó esta presentación contra Tomás Escobar, Mario Cardosio y David Fernández, responsables del sitio de streaming de películas, por infringir la ley de propiedad intelectual. "Está clarísimo que es delito, por más que el dice que no. Se está violando la propiedad intelectual", subrayó Sáenz.

La causa comenzó a raíz de las presentaciones realizadas por 20th Century Fox, Disney, Paramount Pictures, Columbia, Unviersal, Warner Bros, Turner, HBO y la local Telefe. Las firmas reclaman que se bloquee el ingreso a los productos cuyos derechos son de estos estudios. “El 50 por ciento del contenido de Cuevana es de estas compañías y el 98 por ciento es ilícito, ya que no pagan por lo que esta protegido”, sostuvo Sáenz.

Para Tomás Escobar, Cuevana no es un negocio. Por el contrario, Sáenz no duda en afirmar que sí lo es. “Por tener publicidad es negocio. El mismo admitió que tuvieron publicidad de Google en su sitio”, relata el fiscal. “El juez tiene que investigar el camino del dinero de PayPal y Dinero Mail. Yo no tengo esas facultades. Le pido al juez que le ordene a estas empresas saber cuáles son las cuentas bancarias asociadas a estas para ver que monto posee. Yo no puedo descartar lavado de dinero. Si le donan US$ 1 millón, ¿de dónde salió ese dinero?”, se pregunta.

“Él va a decir que está perdiendo plata, que lo hace para mostrarle a las productoras que tienen que cambiar su formato de negocio. Salvando las distancias, es como que salgas a robar un coche de noche pero que digas que lo hacés para que los que tienen auto se se den cuenta que no lo tienen que dejar en la calle”, dijo el fiscal a Infotechnology.com.

También cree que es difícil que se detenga a algún colaborador del sitio, como pasó
en Chile con Christian Álvarez, quién sostuvo que no es el administrador de Cuevana en ese país. "La Justicia no persigue al usuario que sube una película, persigue a los que lucran con esto".

Además asegura que “ellos suben el contenido” y que “en términos de derecho procesal penal sobra para indagarlo. El código te habla de estado de sospecha y acá hay más”.

- ¿Si fuese Tomás Escobar que haría?
- Yo creo que él tendría que buscarse un abogado y presentarse en la causa. Me parece a mí que eso sería lo más sensato.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar