*

Ericsson presentó resultados negativos y culpó a la crisis

La compañía anunció una reducción en su beneficio neto del 65 por ciento en 2009. La situación de inestabilidad económica a nivel internacional hizo que llegarán a una cifra estimada en 1.800 millones de euros. 25 de Enero 2010
Ericsson presentó resultados negativos y culpó a la crisis
La firma sueca hizo su primer anuncio del año. Ericsson, al igual que otras empresas del sector decidió comenzar evaluando el año que terminó con cifras negativas. El fabricante de equipos de telecomunicaciones obtuvo un beneficio neto de 4.100 millones de coronas suecas (401 millones de euros) en 2009, un 65 por ciento menos que en 2008, debido a la crisis. El beneficio bruto en ese período cayó un 24 por ciento con respecto a 2008 hasta los 18.800 millones (1.838 millones de euros). El beneficio operativo, excluyendo gastos de reestructuración, fue de 24.600 millones (2.405 millones de euros), un 5 por ciento más, y las ventas ascendieron a 206.500 millones (20.184 millones de euros), lo que equivale a una bajada del 1 por ciento.

En el cuarto trimestre del año la ganancia neta bajó un 82 por ciento hasta los 700 millones de coronas (68 millones de euros). El beneficio bruto de Ericsson en ese periodo fue de 6.700 millones (655 millones de euros), un 30 por ciento peor. El ingreso operativo, sin contar gastos de reestructuración, se situó en 7.500 millones (733 millones de euros), un 16 por ciento menos, y las ventas cayeron un 13 por ciento hasta los 58.300 millones (5.699 millones de euros). Sin embargo, el cash flow en ese período fue de 13.600 millones (1.329 millones de euros), un 72 por ciento mejor.

El presidente y director ejecutivo del fabricante, Hans Vestberg, señaló en un comunicado que el descenso de las ventas en la segunda mitad del año, sobre todo, en la división Networks, se debió a la reducción del gasto por parte de los operadores. “Mantenemos nuestras cuotas de mercado en todos los segmentos, el cash flow fue bueno y nuestra posición financiera es fuerte”, destacó Vestberg.

Ericsson cuenta con que su programa de ahorro esté realizado para el segundo trimestre de 2010 y que permitirá salvar, a partir del segundo semestre de este año, entre 15.000 y 16.000 millones de coronas suecas (entre 1.466 y 1.564 millones de euros) anuales. La aplicación del plan de ahorro implicaba inicialmente el despido de 5.000 trabajadores, una cifra que ha sido reajustada por la empresa y que ahora ascenderá a 6.500 empleos.  Las acciones del fabricante en la bolsa de Estocolmo habían bajado un 3,2 por ciento desde el anuncio, informa EFE.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar