Entrevista a Evan Henshaw-Plath: cómo fue la creación de Twitter desde adentro

Fue parte del equipo desarrollador de Twitter y actualmente vive en Uruguay, donde tiene su propia empresa de software. Cómo el fracaso de una startup fue el puntapié inicial de la creación de una de las principales redes sociales del mundo. 23 de Mayo 2012
Entrevista a Evan Henshaw-Plath: cómo fue la creación de Twitter desde adentro

Evan Henshaw-Plath (@rabble) nunca pensó que uno de los desarrollos de los que fue parte se convertiría en un gigante con más de 140 millones de usuarios. Menos que existan celebridades exclusivas de esa plataforma.  Ni que las acciones que vendió por US$ 7000 terminarían valiendo millones. Estamos hablando de Twitter. Y Henshaw fue parte de su creación.

La historia de la red social tiene su génesis en Odeo, una plataforma de radio online, en donde Henshaw fue uno de los principales desarrolladores del sistema. “Yo comencé a desarrollar en
Ruby On Rails, un lenguaje de código abierto que nadie utilizaba en Silicon Valley. Odeo estaba mirando esta tecnología y pensé que podía ser una buena plataforma para desarrollar en el futuro”, comentó Henshaw a Infotechnology.com, tras brindar una conferencia en el marco de la Flip-Thinking Session organizada por Globant.

Pero como sucede con la mayoría de las startups, el emprendimiento fracasó. “Cuando lanzamos la plataforma creíamos que iba a ser un éxito total, pero vimos que no logramos competir contra Apple (por el sistema de podcast de iTunes)”, comenta. Fue ese el momento en donde decidieron empezar de nuevo e iniciaron una serie de hackatons, maratones de desarrollo, en donde trabajaban "desde las nueve de la mañana hasta la noche sin parar”.

De una de estas sesiones interminables entre bits y café, surgió un proyecto que terminaría siendo una de las principales redes sociales del mundo. “La idea era inventar nuevas formas de interacción. Vimos que había algo en el SMS que era interesante, queríamos aprovechar esto y desarrollar algo diferente. Con uno de los equipos hicimos un sistema de mensajería que fue TxtMob, y de otro grupo surgió la idea de lo que hoy es Twitter”, relató.

Sin embargo, no todo fue color de rosa. Cuando salió la red social, los inversores de la compañía no vieron con buenos ojos al producto y decidieron vender la empresa. Cuando parecía que otra vez se complicaba el rumbo, Evan Williams, Biz Stone, Jack Dorsey (fundadores de Twitter) y otros empleados de Odeo, pudieron comprar las acciones y recuperar su creación. Henshaw también decidió vender sus acciones por uS$ 7000. “En ese entonces pensé que era un buen momento para sacar la plata y comprar un auto usado”, sostuvo.

- ¿Si fuese CEO de Twitter hoy que haría?
-Le daría la posibilidad de agregar información fuera de los tweets, que no esté dentro de los 140 caracteres, como qué música están escuchando, por ejemplo. También buscaría un balance mejor entre los developers y la plataforma de Twitter. Igual no sería muy buen CEO de una empresa tan grande. Del equipo creador solo quedan tres en el directorio, la mayoría tiene empresas de desarrollo de productos como yo.

Más allá de los 140 caracteres
Luego de su experiencia en Odeo, Henshaw se desempeñó en Yahoo! y creó varias startups, entre ellas Cubox, una empresa de software libre radicada en Uruguay, en donde vive actualmente impulsado por su mujer de esa nacionalidad.  “Estamos abriendo una ONG para datos abiertos y cómo usar la transferencia para mejorar la comunicación y diferentes momentos sociales”, comentó.

El aspecto social juega un papel importante dentro de los desarrollos de Henshaw y por eso también repudia completamente proyectos de ley que pretenden regular Internet como SOPA o ACTA, ya que cree que “son desastres”. Las define como “pretensiones del gobierno de EEUU y de empresas de Hollywood que están tratando de controlar y matar a Internet”.

“Estas  empresas  prefieren matar a Internet antes que abrir la cultura a todos. La solución está en nuevos modelos de negocios. Pero son vagos, prefieren matar algo tan bueno como Internet antes que pensar nuevas formas de monetizar. Estamos perdiendo mucha creatividad por los viejos modelos de negocio”, sostiene.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar