El tamaño sí importa en el área de IT

Dimensionar el área de IT es complejo: los recursos calificados son escasos y las necesidades, cambiantes. Datos de consultoras, tomados de las principales 500 empresas en facturación de la Argentina, fijan el promedio total de empleados en 1350 personas, de las que entre un 2,5 y 3 por ciento corresponden al área de ITCómo aplicar una estrategia adecuada. 12 de Marzo 2010
El tamaño sí importa en el área de IT
Cualquiera que conozca a alguien que trabaje en el área de Sistemas de una organización lo sabe: esa gente está superada de actividad, al borde del colapso, instalando herramientas contrarreloj durante los fines de semana y arreglando errores del sistema en la mitad de la madrugada. ¿Cómo dimensionan las empresas sus sectores de IT? ¿Se hace un planteo profundo y un análisis pormenorizado o se contrata gente a medida que la que está ya no aguanta más y se la echa cuando la tormenta se acalla? ¿Cómo hacer para que el sector, cada vez más vital para la empresa, no quede subdimensionado o sobredimensionado?

Al parecer, sólo parte de la última pregunta ya está resuelta. “En general, es difícil encontrar que una empresa tenga algo sobredimensionado”, indica Alejandro Prince, director de la consultora de mercado Prince & Cooke, quien agrega: “Se trabaja con el recurso exacto, o incluso con menos, debido a que los vaivenes económicos y políticos, sumado a las cargas e impuestos laborales, no ofrecen otra alternativa”. Para el consultor, “la sobreprotección legal del empleado y las cargas impositivas atentan paradojalmente contra una mayor demanda de trabajo”, debido a que “esto fortalece la tendencia a tercerizar por proyecto o por tema bajo diferentes modalidades contractuales”.

Según datos de dicha consultora, tomados de las principales 500 empresas en facturación de la Argentina, el promedio total de empleados es de 1350 personas, de las que entre un 2,5 y 3 por ciento corresponden al área de IT. 
Cómo hacer para empezar
A la hora de establecer estrategias para un correcto dimensionamiento del área de IT, Adrián Mascheroni, director de Tecnología de Accenture y responsable de la práctica de Consultoría de Infraestructura para la Argentina, cuenta que “la forma sugerida para el diseño de un staff de IT requiere, primero, declarar cuáles son las capacidades clave que el área que la compañía necesita y que dependen del posicionamiento buscado para tener una adecuada relación con las áreas de negocio”. Luego de detectar los servicios y las capacidades prioritarias, se procede a estimar cuántos recursos son necesarios para satisfacer las exigencias. “Una estrategia de sourcing permite establecer cuántas personas internas harán falta y qué tareas se delegarán en proveedores externos, siempre en línea con la estrategia de negocio”, agrega Mascheroni.

Martín Bardaró, especializado en soluciones de recursos humanos y organizaciones de la consultora BDO, sostiene por su parte que “la estrategia general para planificar un staff de IT que pueda dar respuesta a los vaivenes del mercado, es pensar en un área flexible y adaptable, con mucho foco en el desarrollo y manejo de proveedores”. Para Bardaró, si bien el área de IT tiene sus particularidades, su construcción debe seguir los criterios de cualquier otro sector de la organización: “un equilibrio entre el aporte que esta área brinda al negocio, las necesidades operativas que el sector resuelve y la disponibilidad en el mercado de los perfiles necesarios”. 

De aciertos y errores
El modelo de “prueba y error” tal vez no sea el óptimo, pero sí ha sido a lo largo de la historia uno de los más utilizados. Para Pablo Aschieri, Country Services Head de SAP Argentina, el staffing de IT de las empresas en la actualidad “es consecuencia de años de crecimiento en tecnología y sistemas de una forma no tan estructurada, por lo que existe un gran potencial de mejora”. 

En épocas en las que los presupuestos de IT son flacos y tienen muchos ítems por satisfacer, pagar sueldos innecesarios parece un contrasentido. Aunque no son pocas las empresas que pasan por esa experiencia. “Cuando aparece una brecha entre lo que hay y lo que se necesita, se suele caer en el error de considerar que el problema se soluciona incorporando mucha gente, cuando en realidad se resuelve sumando menos recursos, pero más calificados”, afirma Gustavo Guaragna, CEO de Snoop Consulting, para quien otra equivocación común es “armar equipos compuestos sólo por ‘genios’, en lugar de combinar capacidades”.

Muchos dirán que precisamente para esto están las consultoras de recursos humanos, para ayudar en estos momentos aciagos de decisión. Sin embargo, Prince & Cooke muestra que menos de una de cada cuatro empresas que necesita reformular su área de IT apela a este tipo de prestador de servicios. “Las empresas argentinas en general no son muy permeables a recibir una ayuda estratégica en el tema”, afirma Damián Szulman, socio de Crystalis Consulting, especialista en implementaciones SAP. “Se sienten más cómodas buscando una solución al problema coyuntural que deben resolver, sea una aplicación de negocios para determinado proceso o un outsourcing o soporte a determinada problemática”. 

De chiquilín te miraba...
El tamaño del staff de IT no está relacionado directamente con el de la compañía. Telespazio, por caso, es una empresa especializada en soluciones satelitales que brinda servicios a las principales compañías y gobiernos del mundo, cuya área de sistemas cuenta con... una sola persona. “Es lo más adecuado para la actividad que desarrollamos”, explica Mariano Cardano, administrador de red de la compañía, quien luego aclara que “por la naturaleza de nuestra empresa, disponemos de ingenieros que están en tema y que aportan permanente ayuda cuando se la necesita”.

Del mismo modo, Diego Maradéi, gerente de Sistemas de Información del hotel Hilton, cuenta cómo se las arreglan él y un assistant manager para cubrir todas las necesidades de IT de la empresa a nivel local. “Hilton Worldwide cuenta con una sólida infraestructura internacional de profesionales en IT que mantienen estándares de servicios y productos, que posibilita tener una estructura pequeña en las propiedades alrededor del mundo”, detalla. Por otra parte, la empresa terceriza necesidades operativas. 

En LoJack el número de empleados de IT asciende a ocho. Luis Lonardi, gerente de Sistemas de la empresa especializada en recupero de vehículos, cuenta que utilizan herramientas open source para “dimensionar el área, administrar los tiempos con los clientes y evaluar los recursos del departamento respecto del nivel de servicio y respuesta”. Entre las soluciones elegidas están Dot Project (para medir proyectos), GLPI (para evaluar incidentes) y Open NMS (para obtener métricas del desempeño). 

Salir a buscar
En el otro extremo, hay compañías muy “consumidoras” de recursos IT. Como Sabre Holdings, firma de tecnología aplicada a la industria de viajes, que cuenta con un staff de 280 personas en el área, a las que se suman 61 contratados externos. “Desde 2007 contamos con un centro de desarrollo de software en la Argentina, que motivó este crecimiento”, explica Carla Fassi, gerente de Recursos Humanos de la compañía, para quien “son los planes estratégicos y las necesidades de negocio los que establecen el incremento del número de empleados de IT”. La empresa utiliza servicios de consultoría en recursos humanos de ITCom, Akamai, Acciona IT, Waragon e Innova.

Para Prince, uno de los problemas para armar el staff de IT es que “no sobra gente, y menos, con la calificación buscada”. Durante los últimos cinco años, el crecimiento del mercado laboral de tecnología y comunicaciones fue del 30 por ciento anual, que provocó una alta rotación y sueldos muy altos para posiciones como programador Java o .Net. La crisis mundial y la inestabilidad local calmaron las aguas en 2009, pero el problema no está resuelto. “Por más acciones que se realizaron, el sistema educativo no puede producir a corto plazo tantos profesionales de calidad”, asegura Prince, quien agrega que “es un problema estructural al que hay que sumarle que, en los últimos años, la preferencia de los jóvenes se inclinó hacia carreras cortas y creativas, como turismo, gastronomía y diseño”. 
Recomendación interna
La especializada en soluciones de tecnología Capgemini destaca como estrategia clave “tener un programa de referidos internos”, de acuerdo a lo comentado por Nicolás Zabrana, gerente de Recursos Humanos de la compañía, quien afirma, además, que el 25 por ciento de los empleados de la organización ingresó recomendado por otro que ya trabajaba allí. “Ese modelo, sumado a un equipo propio de reclutadores, que conocen a la empresa desde adentro, nos permitió ser más eficientes que si hubiéramos tercerizado la búsqueda en consultoras”. La empresa cuenta con más de 500 empleados y la mayoría tiene habilidades y herramientas de IT.

Lonardi asegura que en la mayoría de los casos, “los perfiles buscados se obtienen de la base de datos propia de la compañía”, que, a su vez, se alimenta a través de las bolsas de trabajo de las universidades, programas de referidos internos y ofertas publicadas su sitio web.

Necesidades cambiantes, recursos escasos, sueldos todavía exagerados... Son muchas las variables que hacen que establecer un área de IT dimensionada acorde a las necesidades y la estrategia global de la compañía sea muy difícil. Los gerentes de Sistemas que lo logran, trabajando mancomunadamente con las áreas de Recursos Humanos, no abundan. Los que no consiguen el éxito, siguen gastando grandes sumas de dinero en llamadas telefónicas urgentes para avisar a sus subordinados , en pleno descanso dominical, que hay que resolver ese problemita de la red antes de las 9 de la mañana del lunes.
 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar